Tag Archives: COVID-19

Roads To Innovate busca ¡otra vez! emprendedores en México

¿Eres innovador en tiempos de pandemia? Puedes ganar un lugar en un programa internacional de emprendedurismo, conseguir el respaldo de expertos y tener la oportunidad de llevar tu negocio al “siguiente” nivel.

Valeria Ruiz, representante de la oficina de Proyecto México de la Fundación Friederich Neumann.

¿La pandemia te obligó a convertirte en emprendedor? ¿Tienes una empresa en formación que tiene como “apellido” innovación? Entonces tú puedes ganar un sitio en el Innovate Entrepreneurship Programme, organizado por la Fundación Friedrich Naumann para la Libertad y La Alianza para Centroamérica, que ofrece mentorías, un diplomado y la oportunidad de “conectarte” para llevar tu a negocio a otros países.

La convocatoria se lanzó el 6 de abril y tienes hasta el próximo 14 de mayo para inscribirte. Para motivarte, puedes participar en los talleres abiertos al público que se están ofreciendo desde el 7 de abril en diversas plataformas y que puedes seguir en bitly.com/PasionPorCrear o en la página  https://www.facebook.com/watch/FNFMexico/. Forman parte de la dinámica de activación ideada por los organizadores para animar a los emprendedores a registrar su proyecto.

La primera edición de Roads to Innovate, en 2020, quedó atrapada por la pandemia, se retrasó y tuvo que realizarse en línea. Por eso este año los ganadores de 2020 de México se unirán a los que surjan del concurso en 2021, para participar de manera conjunta en el programa de emprendedurismo y tener la oportunidad de ser ganador en el Innovate Entrepreneurship Summit, que reunirá a los ganadores de todos los países participantes: Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y México.

Las categorías en que se dividen los premios son:

  • Emprendiendo en Tiempos de Pandemia: negocios creados o adaptados durante la pandemia -bases cambian en cuanto a tiempo de existencia del emprendimiento
  • Salud
  • Smart Cities
  • Energía
  • General. Emprendimientos innovadores, tecnológicos, excluyendo emprendimientos de subsistencia (por ejemplo, producción de alimentos)

Valeria Ruiz, representante de la oficina de Proyecto México de la Fundación Friederich Neumann, dice que para este año se esperaba organizar el Innovate Entrepreneurship Summit en Guatemala de forma presencial, pero “probablemente será en línea” debido a la pandemia.

La realización del Roads to Innovate fue muy complicada el año pasado debido a la pandemia. La convocatoria no duró tanto y no se registraron más de 45 proyectos.  Este año se espera superar la cifra, aunque al final lo importante es la calidad de los proyectos.

“Los finalistas van a tener la mentoría, sean ganadores o no. Los ganadores van a tener acceso completo a todo el programa de Innovate y también acceso a participar en la final regional”, detalla Valeria Ruiz en entrevista.

La inscripción es por emprendimiento, independientemente de si está formado por una o más personas. En la página de http://bit.ly/InnovateMex los emprendedores pueden inscribirse. El registro es gratuito, así como los talleres.

“Al finalizar la convocatoria vamos a analizar todo con expertos que nos van a ayudar a deliberar y elegir a los finalistas. V vamos a contactar a todos para darles el resultado sea que fueran elegidos o no y darles una pequeña explicación de lo que vimos en su proyecto y en qué pueden mejorar. Esto será más personalizado para los finalistas, a quienes se ayudará a mejorar su pitch de negocio para que lo puedan presentar en el concurso regional”, indica Ruiz.

Los ganadores en México el año pasado fueron:

  • Regina Zavaleta Aragón, de la empresa Healthy Plants, que se dedica a la producción y comercialización de plantas medicinales y productos derivados.
  • Eduardo Cu, de Alternet, que busca proveer de internet vía fibra óptica a las regiones que carecen de acceso a la red.
  • Tomás Iglesias, con Osiris Healtech Sistemas, empresa desarrolladora de plataformas digitales para el manejo y análisis de información clínica de la salud.
  • Rafael López, de Diagnostikare, una plataforma de atención digital dentro del primer nivel de salud.
  • Salvador Alfaro, con Ayure, una aplicación digital que facilita la comunicación con centros de reciclaje.

Predomina pesimismo sobre futuro de la economía mexicana

Encuesta global muestra que 64% de los mexicanos no espera ver una recuperación completa tras la pandemia y 65% cree que se profundizará la desigualdad en los ingresos.

Entre los mexicanos, como entre la mayoría de los latinoamericanos, predomina una actitud pesimista respecto al futuro inmediato en el aspecto económico y social.

De acuerdo con una encuesta global, aplicada por Ipsos en diciembre de 2020, el 64 por ciento de los mexicanos no espera ver una recuperación económica completa tras los efectos de la pandemia en 2021.

El 65 por ciento cree que se profundizará la desigualdad en los ingresos y 62 por ciento no cree que sus compatriotas se vuelvan más tolerantes o solidarios tras la crisis sanitaria.

El informe Latam Outlook 2021, elaborado el think-tank británico Canning House con la colaboración de la empresa Control Risks, indica que hay razones para el pesimismo de los mexicanos en el terreno económico.

La economía de México ya mostraba un débil desempeño antes de que estallara la pandemia y ésta no hizo sino empeorar las cosas. “El brote de COVID-19 afectó drásticamente a la economía en 2020, en medio de una respuesta limitada de políticas de estímulo fiscal por parte de la autoridad”. En este escenario, la incertidumbre que existe respecto a las estrategias gubernamentales podría frenar la recuperación.

«El escenario más probable para México durante el resto del mandato de López Obrador hasta 2024 es un deterioro continuo y constante en el clima de negocios e inversión y el estado de derecho, mitigado de alguna manera por las oportunidades comerciales creadas por la política ‘Buy America’ del presidente Biden y el acceso al vasto mercado norteamericano».

La falta de una agenda de reformas estructurales para aumentar la productividad económica y medidas efectivas para enfrentar los problemas de criminalidad, inseguridad e impunidad son desafíos clave para la economía mexicana que no pueden dejarse sin atender, añade el informe.

Como en la mayoría de los lugares del mundo, 9 de cada 10 personas en América Latina cree que 2020 fue un mal año para su país y México no es la excepción. Para los mexicanos, los principales problemas que encara su sociedad son la pandemia, el crimen y la violencia, y el desempleo.

Sólo 29 por ciento de los latinoamericanos siente que la economía en su país se habrá recuperado completamente de los efectos de la pandemia a finales de 2021, en comparación con el promedio mundial de 32 por ciento.

Canadá suspende viajes a México por COVID-19

El primer ministro, Justin Trudeau, informó que las aerolíneas canadienses dejarán de volar hacia territorio mexicano del domingo 31 de enero hasta el viernes 30 de abril; Air Canadá anuncia que habrá reembolso íntegro para clientes afectados.

El gobierno de Canadá anunció que se suspenderán vuelos hacia México y el Caribe, los principales destinos internacionales de los turistas de su país.

Asimismo, anunció que los únicos aeropuertos que recibirán vuelos internacionales serán los de Vancouver, Calgary, Toronto y Montreal.

Estas medidas forman parte de la estrategia de Canadá para combatir la pandemia y tienen el objetivo de desalentar los viajes internacionales ante el acelerado número de contagios que se reportan en el país, donde ya se registran casi 20 mil muertes por COVID-19.

El primer ministro, Justin Trudeu, dijo que su gobierno alcanzó un acuerdo con cuatro aerolíneas de ese país (Air Canada, Air Transat, Sunwing y WestJet), para suspender los vuelos. “Debido a los desafíos que enfrentamos actualmente con la pandemia, tanto aquí en casa como en el extranjero, todos estamos de acuerdo en que ahora no es el momento de volar”, dijo en conferencia de prensa.

Asimismo, Trudeau anunció que en fecha próxima todos los pasajeros que arriben a Canadá deberán someterse a una prueba obligatoria de Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR) en el aeropuerto de arribo y esperar en uno de los hoteles previamente seleccionados por el gobierno federal hasta que obtengan sus resultados.

Los gastos por 72 horas de estancia en el hotel seleccionado deberán ser cubiertos por cada viajero y la tarifa puede alcanzar los 2,000 dólares canadienses. Todo aquel que presente un resultado positivo a la prueba PCR deberá permanecer en resguardo durante 14 días en una instalación gubernamental.

Es importante recordar que, para viajar a Canadá, también es necesario presentar un resultado negativo en la prueba de COVID-19 antes de abordar su vuelo hacia ese país. La documentación del resultado negativo a la prueba PCR, realizada dentro de las 72 horas anteriores a la salida programada hacia Canadá, debe presentarse ante la aerolínea correspondiente.

De igual forma, todos los pasajeros aéreos deben completar el periodo de cuarentena (14 días) requerido por las autoridades canadienses. El plan de cuarentena de todos los pasajeros continuará siendo revisado por un funcionario del gobierno de Canadá y, de no ser adecuado, les será exigido cumplir con dicho requerimiento en una instalación de cuarentena federal.

El gobierno de Canadá advirtió que continúa intensificando sus esfuerzos de vigilancia para garantizar que los viajeros cumplan con el período obligatorio de cuarentena. Por tal razón, es necesario que todos los viajeros utilicen la herramienta ArriveCAN: https://www.canada.ca/en/public-health/services/diseases/coronavirus-disease-covid-19/arrivecan.html

La violación de cualquier requisito establecido por el gobierno canadiense para evitar la cadena de contagios por COVID-19 se demarca como un delito y las sanciones son de hasta seis meses de prisión y/o el pago de 750 mil dólares canadienses de multa.

Por su parte, el gobierno de México hizo votos para que la suspensión de viajes a México pueda ser retirada lo más pronto posible, a fin de prevenir una crisis económica profunda en la región de América del Norte.

Air Canada, en tanto, informó que la aerolínea tiene previsto operar algunos vuelos comerciales de ida desde los destinos de México y el Caribe para regresar a los clientes de los destinos suspendidos a Canadá. Añadió que se dará reembolso íntegro a los afectados por esta medida.

Prevén difícil recuperación del sector turismo en 2021

La Sectur dio a conocer estimaciones de lo que se espera para 2021, de acuerdo con distintos escenarios. El optimista prevé una caída en la ocupación hotelera de 3.6 puntos respecto a 2019; el pesimista, de 11.4 puntos.

Para la Secretaría de Turismo (Sectur) de México, no hay duda de que el sector tendrá una recuperación este 2021, pero también tiene claro que no será del tamaño suficiente como para acercarse a los números registrados en 2019.

En todo caso, los resultados dependerán de cómo evolucione la crisis ocasionada por la pandemia, pero nunca serán tan terribles como los registrados en este año.

En el mejor de los casos, prevé que se podría alcanzar en 2021 una ocupación  hotelera de 57.5 por ciento, lo que significa una caída de 3.6 puntos porcentuales respecto a lo registrado en 2019. Esta visión optimista prevé un consumo por hospedaje de 294 mil millones de pesos, cifra menor en 17 mil millones a lo reportado en 2019.

Del otro lado, un escenario pesimista significaría un desplome en la ocupación hotelera de 11.4 puntos, para ubicarse en 49.9 por ciento, y un consumo de 254 mil millones de pesos, esto es, 57 mil millones menos que en 2019.

El escenario conservador, en tanto, ubica la ocupación en 53.1 por ciento, 8.2 puntos porcentuales por debajo de 2019; y un consumo de poco más de 270 mil millones de pesos, 41 mil millones menos.

De acuerdo con las estimaciones de la Secretaría de turismo,  el porcentaje anual de ocupación hotelera este 2020 será de 28.1 por ciento, 33.2 puntos porcentuales por debajo de 2019; el consumo turístico registrará los dos billones 141 mil 773 millones de pesos, 35.5 por ciento menos que en 2019; y el consumo por hospedaje cerrará en 201 mil 460 millones de pesos.

El 2020 concluirá con la llegada de 25.9 millones de turistas internacionales, 42.4 por ciento menos que en 2019; y una captación de divisas de 11 mil 821 millones de dólares, 51.9 por ciento por debajo de 2019; así como con el arribo aéreo de cinco millones 182 mil turistas provenientes de la Unión Americana, 50.7 por ciento menos que en 2019; y 996 mil 395 turistas procedentes de Canadá en avión, 56.9 por ciento por debajo de lo registrado el año previo.

Pandemia arrasa con más de un millón de Mipymes en México

La mayor mortandad de empresas se registró en las entidades más fuertemente ancladas en el sector turístico: Quintana Roo y Baja California Sur.

Foto: Coparmex Nuevo León

El efecto del COVID-19 sobre las micros, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) ha sido devastador. Las tomó por sorpresa en el peor momento, ya debilitadas por la falta de crecimiento económico.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), de los 4.9 millones de establecimientos que había en mayo de 2019, sobrevivieron 3.9 millones (79.19 por ciento). Esto significa que poco más de un millón (20.81 por ciento) cerró sus puertas definitivamente

De mayo de 2019 a septiembre de este año, dejaron de operar 21.17 por ciento de las pequeñas y medianas empresas y 20.8 por ciento de las micro.

La mayor mortandad se registró en los sectores de servicios privados no financieros (24.92 por ciento), comercio (18.98) y manufacturas (15 por ciento).

Las entidades más afectadas por el cierre de empresas fueron las más fuertemente ancladas en el sector turístico: Quintana Roo y Baja California Sur, con 31.8 y 28.1 por ciento de establecimientos perdidos respecto a 2019.

Otros estados en que la mortandad superó el 25 por ciento de los negocios establecidos fueron Campeche, Colima, Nuevo León, Sinaloa y Tamaulipas. La entidad menos afectada fue Oaxaca, con un cierre de empresas de 13.70 por ciento del total.

El Estudio sobre la Demografía de los Negocios 2020 (EDN) indica que, sin embargo, en esos 17 meses nacieron 619 mil 443 negocios, principalmente en el sector comercio.

La mayor proporción de nacimientos de unidades económicas se dio en Tlaxcala, con 19.31 por ciento de establecimientos nuevos respecto al número de negocios existentes en 2019, mientras que en Quintana Roo se dio la menor proporción, con 7.67.

En los establecimientos que dejaron de operar de manera definitiva laboraban casi 3 millones de personas y en los que iniciaron operaciones trabaja 1.23 millones de personas, mientras que los establecimientos sobrevivientes tuvieron una disminución en su plantilla laboral de 1.14 millones de personas.

De esta manera, se pasó de 14.66 a 11.77 millones de personas ocupadas, lo que representa una disminución de 19.68 por ciento con respecto a la población ocupada en mayo de 2019.

La Encuesta sobre el Impacto Generado por COVID-19 en las Empresas 2020, también realizada por INEGI, indica que 86.6 por ciento de las Mipymes en México ha tenido alguna afectación a causa de la pandemia.

La disminución de los ingresos, baja en la demanda y escasez de insumos son sus principales problemas. El 79.2 por ciento de las empresas reporta disminución de ingresos, 51.2 reportó baja en la demanda y 22.8 dificultades con la adquisición de materias primas.

La encuesta estima que el porcentaje de empresas que aplicaron cierres temporales o paros técnicos se ubica en 23.1, lo que indica una mejora respecto a los primeros meses de la pandemia (abril y mayo) en que 59.6 por ciento de las empresas los realizaron.

En agosto, sólo 5.9 por ciento de las empresas había recibido algún tipo de apoyo, mientras que el 94.1 restante no recibió nada.

La encuesta arroja que 61.3 por ciento de las empresas considera que la política de apoyo que más se requiere para hacer frente a la pandemia es aquella relacionada con los apoyos fiscales.

Al preguntarles cuánto tiempo estiman que podrán seguir operando con su nivel actual de ingresos, 37.6 por ciento de las empresas a nivel nacional considera que podrán continuar operando de 12 meses o más, 46.6 por ciento de 3 a menos de 12 meses y 15.8 por ciento menos de 3 meses.

El 47.9 por ciento de las Pymes y 46.6 de las microempresas opina que sólo continuarán sus operaciones de 3 a menos de 12 meses con su nivel actual de ingresos.

Vöet busca ‘contagiar’ a emprendedores con su pastelería saludable

La empresa, dedicada a la producción y comercialización de postres sin azúcar, gluten ni lactosa, ofrece un kit para micro distribuidores con una mínima inversión

“Tienes dos opciones: o dejas que la ola te caiga encima o te subes a ver dónde te lleva”

Ana Lucía Alonso, cofundadora y directora general de Vöet

“El mundo es de quien se adapta, no del más fuerte ni del más veloz”

Óscar Rosas, cofundador de Vöet
Por: Perla Oropeza

Un día Ana Lucía Alonso, doctora en biotecnología, amaneció sin empleo. Como muchos mexicanos, vio cómo se iba a pique la empresa para la que trabajaba, una fábrica de materiales e insumos para labores de investigación y diagnóstico.

Apenas un mes antes, su esposo, Óscar Rosas, había decidido dejar su empleo como profesor e investigador universitario en el área de modelos matemáticos, para consolidar el sueño emprendedor que habían construido juntos.

Era noviembre de 2019, cuando aún nadie imaginaba que se acercaba una pandemia.

Vöet, Bizcochería Virtuosa, se volvió entonces tarea de tiempo completo para esta pareja, que aprovechó sus conocimientos para crear pastelería saludable, dirigida a la población en general, pero principalmente para personas con necesidades alimenticias especiales como diabéticos e individuos con intolerancia al gluten o a la lactosa.

“En su elaboración no se utiliza azúcar ni gluten, tampoco harina ni lácteos, pero el resultado final posee un elevado contenido de fibra y una pequeña porción de fruta natural, lo que lo convierte en un producto artesanal, delicioso y saludable”, explica Alonso, quien es la directora general de la empresa.

La idea de este negocio fue de Lucía. Sus conocimientos como biotecnóloga y su propia intolerancia a los carbohidratos la motivaron a crear los postres. Su primer experimento lo realizó en 2017 y empezó a vender sus pastelitos entre conocidos y amigos.

Vöet tuvo un inicio accidentado, su primera inversión fue de 2,500 pesos, y cuando parecía que todo iba en ascenso, la pandemia detuvo todo de tajo. A estos empresarios les obligó a recomponer su camino. La microcafetería que habían acondicionado tuvo que cerrar debido a las restricciones sanitarias por COVID-19.

“Nos pusimos a aprender cómo vender en línea, a hacer marketing, a entender cuáles son las estrategias de ventas por internet. A nosotros nos quedaba claro que reiniciar una cafetería implicaba costos que no íbamos a poder cubrir y que el mundo estaba transformándose, entonces tienes dos opciones, o dejas que la ola te caiga encima o te subes a ver dónde te lleva. Empezamos a buscar enlaces, a contactar gente”, expone Lucía en entrevista con www.grandesempresas.mx.

Óscar acota: “si me permiten volver un poco a lo académico, ahí está Darwin diciéndonos que el mundo es de quien se adapta, no del más fuerte o del más veloz. Si las cosas cambian entonces tienes que adaptarte y tener un doctorado no nos vuelve tan especiales; hay temas que no conocemos, en los que somos completamente ignorantes y hay gente que sí sabe hacerlo. Tenemos que estudiar y aprender, no para volvernos los nuevos expertos, pero sí para saber de qué nos están hablando.”

Así llegaron a otra línea de negocio, con la que buscan compartir su modelo de operación y permitir que otras personas fabriquen y vendan los pastelitos. De acuerdo con Óscar Rosas, sólo es necesario contar con una licuadora y un horno de microondas y realizar una inversión de 2,500 pesos para adquirir un kit de moldes y mezcla en polvo.

“La idea, explica Ana Lucía Alonso, es que cualquier persona con un mínimo de capacitación, prácticamente nada, pueda reproducir la receta. Lo que ya tenemos como pastelería lo desarrollamos en mezclas de polvo, que permiten la preparación del pastel en tu casa en menos de cinco minutos. Quiero que cada persona que necesite este tipo de pastelería, tenga acceso a ella, pero además que permita a mucha gente tener un ingreso extra o alcanzar su libertad económica”.

Los distribuidores tienen un costo de producción de alrededor de 25 pesos por cada porción, que se vende al público en 35 pesos. “Cien pasteles los hace una sola persona en 4 a 5 horas y de ahí le sacas diez pesos a cada pastel”, dice la directora de la empresa.

El nombre de Vöet, comenta Ana Lucía Alonso, surge del autor de su libro de bioquímica de cabecera. “Me ha acompañado la mitad de mi vida, ahí están las rutas metabólicas y las estructuras moleculares que hacen entender qué pasa con lo que te comes”.

“Estamos programados para sentir ansiedad por el azúcar”, añade Lucía. “Tenemos una guerra constante entre lo que tu cuerpo necesita y tu cerebro ansía, y de lo que se trata con los diseños de las mezclas de Vöet es poder alcanzar un equilibrio entre ambas cosas”.

Los empresarios aseguran que sus pasteles y postrecitos no utilizan edulcorantes ni sabores artificiales. Contienen sólo el azúcar natural de la fruta con que se elabora. Además, se ha eliminado el gluten y la lactosa así como otros derivados de la leche y se ha enriquecido con fibra.

El objetivo, indican, es conseguir el menor índice glucémico, eliminando al máximo cualquier fuente de carbohidratos (azúcares y almidones).

Las características de los productos Vöet van dirigidas no sólo al muy amplio grupo de personas diagnosticadas como diabéticas, sino a las personas celiacas, intolerantes a la lactosa y las de estilo de vida fitness.

La empresa se ubica en la Ciudad de México y realiza ventas por Canasta Rosa, Mercado Libre y redes sociales con entrega a domicilio en la zona metropolitana y áreas conurbadas.

Para mayor información sobre su modelo de negocio visite https://www.facebook.com/bizcocheriavirtuosa o su página web https://www.voet.com.mx/.

La pandemia ‘castigó’ ingresos y dejó deudas a más de 50% de empresas de moda

Más del 50% de las empresas del sector moda en el estado de Jalisco ha perdido al menos la mitad de sus ingresos y no todas se encuentran aplicando ya alguna estrategia comercial, administrativa o financiera para hacer frente a dicho entorno.

Imagen de Markus Spiske en Pixabay

La pandemia de COVID-19 ha dejado a la industria de la moda de Jalisco ante un futuro incierto, debido a que 87 por ciento de las empresas que la conforman carecen de recursos para hacer frente a sus deudas y compromisos comerciales.

Angélica Basulto, catedrática de la Universidad de Guadalajara, dijo que de acuerdo con resultados de una investigación sobre el sector, éste vive en el estado una situación inédita, con una demanda que se ha reducido en más de 50 por ciento en la entidad.

En su conferencia dentro del llamado IM Talks de Intermoda, Basulto informó que más de la mitad de las empresas de moda de Jalisco (que incluye a los sectores vestido, textil, joyería y calzado) han reducido sus ingresos en más de 50 por ciento y no todas se encuentran aplicando ya alguna estrategia comercial, administrativa o financiera para hacer frente a dicho entorno.

Abarroteros ven la luz al final del túnel

En las tienditas de la esquina se observa que los clientes continúan adquiriendo productos en menor volumen.

Al iniciar el segundo semestre del año se observa una recuperación del sector abarrotero mayorista, aunque la tendencia de las compras es hacia productos de menor valor.

“Después de tres meses de altibajos en ventas, como consecuencia de la cuarentena, con números descontrolados a la alza y a la baja, en junio parece haberse estabilizado el mercado”, aseguró Iñaki Landáburu, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Abarroteros Mayoristas.

En junio, indicó, se registró un crecimiento en valor de 10.2 por ciento en las ventas de abarrotes, al alcanzar alrededor de 18 mil millones pesos.

Sin embargo, añadió, identificamos que los clientes que acuden a la tiendita de la esquina continúan comprando productos en menor volumen.

Por regiones, sólo la Noroeste y Valle de México reportan caídas en sus ventas de 25.5 y 6.5 por ciento, respectivamente, mientras que en el resto se registra crecimiento.

Las marcas con mayor participación en ventas son: Gamesa, con 4.9 por ciento del total; Nescafé, de Nestlé, con 2.6; Kleen Bebé y Vogue, de Kimberly-Clark, con 1.9 y 1.7 por ciento, respectivamente; y McCormick 1.5.

Reactivación del turismo, por segmentos y más pronto que otros sectores: NKF

Los grandes ganadores en la reactivación de la industria serán los que puedan transmitir valores de seguridad, libertad, autenticidad, confianza y respeto.

En medio de la contingencia sanitaria, se presentan atractivas oportunidades de inversión en la industria de la hospitalidad.

Tras la catástrofe ocasionada por la pandemia de COVID19, la recuperación del sector turismo se irá dando por segmentos y en la medida en que los actores de la industria sean capaces de desarrollar estrategias para adaptarse a los nuevos tiempos.

De acuerdo con el equipo de Hospitality para México y América Latina de la empresa Newmark Knight Frank (NKF), Integrado por Pedro Delgado, César Castro y Juan Antonio Martínez, la situación de contingencia sanitaria cambió los hábitos y tendencias entre los viajeros, que hoy utilizan más tecnología, prefieren vacaciones de menor duración, realizan turismo carretero y buscan lugares en los que pueda tener contacto con la naturaleza.

Para salir adelante, los hoteles y otros servicios turísticos deberán poner interés en generar mensajes de credibilidad y seguridad, recobrar la confianza del turista, crear experiencias de viaje y aumentar protocolos de limpieza.

“Los grandes ganadores en la reactivación turística serán las empresas del sector que puedan transmitir valores de seguridad, libertad, autenticidad, confianza y respeto hacia la vida y el planeta”, aseguró Delgado.

Entre los segmentos turísticos que más tardarán en reactivarse está el de reuniones, congresos y convenciones, por el tema de distanciamiento social, sana distancia, no aglutinamiento de personas. El segmento de viajes de negocios está en la media de reactivación, ya que la tecnología ha permitido que este tipo de viajes se posterguen.

La experiencia ha demostrado que si bien el turismo es uno de los sectores más afectados después de eventos como el 11 de septiembre en Estados Unidos, el 11 de marzo en Madrid, el SARS, la influenza o gripe porcina AH1N1, también es uno de los que más pronto se recupera.

“En el caso del mercado mexicano de hospitalidad un factor importante en la reactivación es generar estrategias enfocadas en los destinos que permitan el desarrollo del mercado nacional, ya que se están modificando los hábitos en la industria», apuntó Castro.

Otro factor fundamental para la reactivación de la actividad turística en México es el uso de tecnologías, algoritmos y plataformas que determinan las ideas y hábitos del nuevo viajero y que se modificaron a partir del distanciamiento social.

Hay herramientas y apps que están leyendo y oyendo las redes sociales y que permiten conocer de qué país, estado o localidad se trata; que están buscando las personas en su intención de viaje. Por ejemplo, si un turista está interesado en ir a Cancún, durante los meses de pandemia ha empezado a ver a través de las redes sociales posibilidades de viaje, anticipando que la fecha probable de éste será en el mes de noviembre; para este caso, los prestadores de servicios tendrán esos parámetros para satisfacer los hábitos del viajero.

Por ello y ante estos cambios de hábitos en la industria turística, los proyectos inmobiliarios se readecuarán a los nuevos estilos de los viajeros y las especificaciones que establezca la autoridad en materia de salud. Los lobbies de los hoteles serán más amplios, habrá tecnologías touchless a través de apps, menos contacto humano, habitaciones más amplias y espacios más abiertos. Los hoteles tendrán que brindar nuevas experiencias a sus huéspedes con acuerdos comerciales con operadores para incrementar el ticket promedio.

Para el equipo de la empresa de bienes raíces Newmark Knight Frank, se presentan nuevas oportunidades de inversión en la industria de la hospitalidad. Los hoteles de cadena están implementando protocolos de reacción rápida de sanidad que le brinden confianza al huésped, lo que da como resultado la lealtad a la marca y una recuperación más pronta, mejorando su ocupación y por tanto su contabilidad. Esta condición replanteará los periodos de recuperación de la inversión en las infraestructuras y equipamientos, ajustándose a nuevos escenarios de más competencia.

Los inversionistas institucionales que tengan fondos líquidos podrán adquirir instalaciones hoteleras y de otros servicios turísticos que estén redireccionando esfuerzos, o que se quieran salir del negocio de la hospitalidad.

“Habrá un antes y un después de la vacuna para hablar de reactivar el turismo, el cual está todavía lejos por los rebrotes. Y lejos de estar lista la industria, estamos a expensas de lo que indique la autoridad en materia de salud, para poder arrancar, por lo que la recuperación se irá dando por segmentos”, indicó Juan Antonio Martínez.

Actualmente las afectaciones económicas pueden verse en líneas aéreas que han reducido la conectividad, que es uno de los actores que proveen servicios para llevar turistas a los diversos destinos, y algunas de estas estiman que la recuperación en las frecuencias y el número de asientos que se tenían antes de la presente coyuntura, no se dará sino hasta el 2022.

Pequeños comercios, en jaque por COVID-19

Encuesta de ANPEC ofrece radiografía de los establecimientos en México

Por: Redacción

La mayoría de los pequeños comerciantes en México no ha recibido ningún apoyo del gobierno para sortear los estragos de la emergencia sanitaria por COVID-19.

Según encuesta realizada por la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) durante la primera quincena de julio en el Valle de México, Veracruz y Oaxaca, apenas 11% de los entrevistados manifestó que recibió algún tipo de ayuda gubernamental o de sus proveedores, en medio de la pandemia.

Siete de cada 10 comerciantes consideran que se ha hecho un mal manejo de la emergencia sanitaria por parte del gobierno al mandar mensajes contradictorios, que desorientan a la población. Por ejemplo: No se terminan de poner de acuerdo si es necesario o no el uso del cubrebocas.

Asimismo, 60 por ciento no cree en el gobierno cuando habla sobre las medidas que deben seguir o aplicarse para la reactivación económica.

En general, se declaran bajo presión máxima por la caída de las ventas, el elevado costo de los servicios públicos (energía eléctrica y gasolinas); falta de capital de trabajo y plazos reducidos para pago a proveedores, factores que según la ANPEC han obligado al cierre de más de 150 mil pequeños comercios en el país.

A esto se agrega la inseguridad (asalto a mano armada y robo hormiga) y el pago de rentas y salarios.

El 91 por ciento de los entrevistados manifestó una tendencia a la baja en sus ventas, de entre 20 y 50 por ciento, al mismo tiempo que la contingencia ha obligado a invertir para implantar protocolos preventivos (cubrebocas, gel antibacgerial, sanitización y atención uno a uno) y entrega a domicilio.

De acuerdo con la encuesta, 78 por ciento se opone al aumento de impuestos y a que se incremente el IEPS a los productos de alta demanda por ser una medida meramente recaudatoria que terminan pagando los consumidores, empobreciéndolos aún más.

La duodécima encuesta ‘Impacto Covid-19 en el Pequeño Comercio’ mostró que la mayor parte de los pequeños comerciantes, 64 por ciento, son mujeres, y que este tipo de negocios poco a poco adopta aplicaciones de internet, como Whatsapp, pero se resisten al cobro electrónico.