Category Archives: Finanzas personales

Lo que no debes hacer en tus compras en línea

POR: REDACCIÓN

 La contingencia por el COVID-19 ha disparado las compras en línea en México, tanto de artículos necesarios para enfrentar la pandemia —medicinas, geles, mascarillas y caretas— como de productos de supermercado, comida a domicilio, moda y mascotas.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) ocho de cada diez consumidores mexicanos está siguiendo las recomendaciones de quedarse en casa y al menos la mitad realiza pagos digitales por adquisiciones en comercios o servicios bancarios, telefonía móvil y sitios de entretenimiento.

Lo cierto es que muchos de los consumidores mexicanos que no realizaban compras en línea, ahora se han «convertido» y cada vez realizan más operaciones en sitios web.

Sin embargo, hay errores que el consumidor podría evitar al realizar compras por la vía digital, y que enumeramos en seguida:

  1. Comprar por impulso. Antes de dar click, define prioridades, adquiere y paga sólo aquellos artículos y servicios que realmente requieres y estén dentro de tu presupuesto. No rebases tu capacidad de pago, menos en esta época de destrucción masiva de empleo.
  2. Ignorar las condiciones de compra. Muchas de las «ofertas» no incluyen devoluciones o no difieren a meses los pagos. No compres con prisa, lee a detalle lo que ofrecen. En muchos de los sitios puedes preguntar este tipo de condiciones.
  3. Ignorar las opiniones de otros usuarios. En sitios como Amazon, los usuarios suelen dejar sus opiniones, principalmente si están enojados. Tómate tu tiempo para revisar las opiniones y comentarios. La empresa Broxel, recomienda que, si vas a comprar de un marketplace, revises la cantidad de compras realizadas y la antigüedad del vendedor, ya que a veces se falsifican las calificaciones. Por otra parte, asegúrate que el portal de compras tenga habilitada la opción de compras seguras, para garantizar devoluciones en caso de fraude.
  4. Comprar sin verificar autenticidad. Asegúrate de realizar tu compra en sitios oficiales, revisa que la dirección aparezca como https://, que tenga la  inclusión de un candado cerrado o una llave en la página, así como el lema SSL.
  5. No revisar las cuentas. Debes estar atento y revisar cuidadosamente los movimientos en tus cuentas bancarias. Hay fraudes «hormiga», en los que te descuentan cantidades menores a 100 pesos por servicios o productos que no adquieres, de tal forma que podrías no detectarlos.

Estafas en tiempo de pandemia… ¡no des click!

POR REDACCIÓN

El ambiente de incertidumbre que se vive por el COVID-19 es para muchos delincuentes una oportunidad para hacer dinero a costa de las personas que requieren de productos o información.

Por eso es hora de extremar precauciones y poner el alto a las estafas por la red. Mastercard compartió una lista de las más frecuentes:

Estafas por organizaciones benéficas falsas: Operan solicitando donaciones a empresas desconocidas para “ayudar a conseguir una vacuna contra el COVID-19”. Muchas de estas organizaciones ilegítimas proliferan en internet últimamente, para  aprovecharse de la sensibilidad del público hacia una cura contra el coronavirus.

Este tipo de estafa tiene dos objetivos principales: apoderarse de tu dinero y robar tu información personal y de tarjeta de crédito, para hacer mal uso de ella. Investiga cualquier plataforma antes de hacer una donación. Existen organizaciones legitimas donde podemos contribuir y es importante apoyar si está en tus posibilidades. Pero hazlo sólo a través de las plataformas y empresas con las que estás familiarizado.

Noticias falsas y desinformación: En medio de las últimas noticias, mensajes de Whatsapp, o cadenas de correos electrónicos, no es difícil encontrar titulares alarmistas que llaman la atención y que prometen nueva información y ofrecen consejos casi milagrosos, pero realmente están tratando de introducir malware en tu máquina o incluso desencadenar una reacción social, que no obedece al bien común. 

Para evitar esto, sólo utiliza tus medios de comunicación de confianza para obtener información. 

Falsos comerciantes: Durante las crisis, la reserva de algunos bienes, como mascarillas y desinfectantes de manos, escasean en parte debido a las compras masivas. En algunas páginas web o redes sociales, falsos comerciantes afirman tener en su inventario los productos más buscados. Quizás veas anuncios diciendo que sus máscaras faciales tienen 100% de efectividad contra el COVID-19, pero sólo es un engaño. La verdad es que estas páginas son anzuelos para recopilar tu información de pago.

Falsas aplicaciones de seguimiento: A medida que la situación del coronavirus se intensifica y buscamos mantenernos informados, aparece una ola de fuentes peligrosas. Varias aplicaciones que rastrean o hacen el seguimiento de la pandemia y se instalan en tu teléfono móvil están circulando, con el propósito de robar el historial de tu navegador, tus redes sociales o información de tu cuenta bancaria. En algunos casos estos peligrosos rastreadores pueden incluso obtener acceso al dispositivo infectado de manera remota, es decir que pueden controlar tu teléfono a distancia, sin que te des cuenta. Mantente alerta cuando elijas las aplicaciones que descargas.

Estafas de asistencia al consumidor: El ciberdelincuente te hace una oferta por correo electrónico o anuncios en Internet, ofreciéndote ayuda financiera debido a eventos recientes —A menudo, estas ofertas son intentos por inscribir a los consumidores en contratos de préstamos abusivos y de alto costo o para robar su identidad. Sospecha de aquellas empresas que se acercan durante estos momentos difíciles para ofrecerte algo que suena demasiado conveniente y no des tus datos personales a nadie que te llame o mande mensaje.

Mastercard informó que trabaja con sus clientes para evitar comportamientos inusuales y sospechosos que surjan dentro de su tráfico en estos momentos de emergencia sanitaria, para así cerrar el paso a estas estafas.

Comprar casa, entre las prioridades millennials

¿No les preocupa el futuro? ¿No tienen posibilidades de obtener un crédito? Eso se dice de ellos, pero datos hipotecarios cuentan otra historia.

Por: Redacción

El sueño de tener una casa no es exclusivo de los baby boomers. Los millennials también tienen entre sus prioridades adquirir una vivienda.

En la actualidad, de acuerdo con Scotiabank, más de la mitad de sus clientes hipotecarios nacieron entre 1980 y 1999.

En 2018, según el reporte de la Comisión Nacional de Vivienda, más de la tercera parte de los créditos hipotecarios del país fueron otorgados a personas de esa generación.

“Creemos que con frecuencia se juzga a los millennials como una generación despreocupada por su futuro, que no desea asentarse de manera permanente en un lugar, pero nosotros sabemos que también ven una casa propia como una necesidad para su desarrollo”, destaca Paulina Prieto, VP de Créditos Hipotecario y Automotriz en Scotiabank.

Datos del Estudio Global Nielsen sobre los Estilos de Vida Generacionales indican que tener una casa es prioridad para casi una cuarta parte de los millennials.

Las necesidades de vivienda cambian de acuerdo con la región del país; en grandes ciudades como CDMX, Guadalajara y Monterrey prevalece la demanda de departamentos, mientras que, en otras, la oferta de casa sola incrementa su proporción.

.

Cinco señales de que vives en estrés financiero

¿Lo tuyo es falta de dinero, quincena tras quincena? Aquí te damos algunas recomendaciones para recomponer tus finanzas.

Rilsonav en Pixabay 

Por: Redacción

Tienes la sensación de que tus ingresos son insuficientes, pero ¿hasta qué punto esto es un verdadero problema?

Credifiel nos comparte cinco señales de alerta de que lo tuyo no es falta de dinero, sino verdadero estrés financiero.

Restricción de gastos: es normal que una fracción de los ingresos se destine a los pagos de la cuenta corriente como la renta, luz, agua, entre otros y ese dinero sea intocable; sin embargo, es preocupante cuando los gastos se restringen de forma total, es decir, ya no se quiere gastar ni en un desayuno modesto o una salir ocasionalmente con un ser querido.

Contar hasta los centavos: se llega al punto de contar hasta las monedas de 50 centavos para completar los pasajes, porque ya se llegó a un punto que no está alcanzado el presupuesto.

¡No sé qué hice con mi quincena!: seguramente esta frase es muy familiar porque pasa que se realizó el depósito de la quincena, pero en cuestión de tres o cuatro días el dinero se ha agotado, ¿qué está pasando? Evidentemente hay una muy mala administración financiera y esto generará estrés y preocupación, ya que el sueldo se está destinando al pago de deudas y a otros gastos no planeados.

De ahorro ni hablamos: de la mano de lo anterior, si los gastos no permiten el ahorro, ese es el semáforo en rojo que se necesitaba para afirmar que hay estrés financiero. Ahorrar va más allá de ser una actividad, es un hábito que traerá más beneficios a la larga, autonomía y solvencia económica.

Las casas de empeño hacen “ojitos”: si las casas de empeño ya se consideran como opción, es el momento de que pensarlo dos veces y mejor acudir a una institución que pueda brindarte apoyo económico como un préstamo vía nómina, adelanto de la quincena o alguna otra opción que se ajuste a la situación de estrés financiero que se esté padeciend o.

Si presentas una o más de estas señales, Pequeñas Grandes Empresas (PGE) te recomienda:

  • Utiliza tu aguinaldo o ingresos extra en esta época para pagar tus deudas.
  • No adquieras productos a crédito o a meses sin intereses.
  • Da regalos que no comprometan más tu situación financiera (galletas hechas en casa, bufandas o prendas que no requieran un gran presupuesto).
  • Acude a tu banco a renegociar tu deuda.
  • Cancela tarjetas de tiendas. De TODAS. Son la peor manera de que se se te escape el dinero.
  • Recuerda: el dinero en las tarjetas de crédito no es en realidad TU DINERO. Es dinero prestado que tienes que pagar y si no lo haces a tiempo significará el pago de intereses.
  • Ten cuidado con instituciones o empresas que ofrecen préstamos. En PGE no recomendamos ninguna. Es mejor no tomar un préstamo, pero si lo contratas, analiza si puedes pagarlo y haz cuentas. ¿De qué intereses estamos hablando? ¿Cuánto habrás pagado al final? ¿Tienes otras opciones?
  • Aprovecha esta situación crítica para replantear tus finanzas.

Finanzas en pareja

¿Vives en pareja? Aquí te damos diez consejos para que tu vida financiera no se vuelva una tragedia.

Por Perla Oropeza

Cuando decides vivir en pareja, hay un aspecto que no se debe evitar o dar por entendido. La forma en que se resuelva podría significar una larga relación o iniciar una cadena de errores que lleve a una catástrofe. Sí, me refiero el tema financiero.

Con mis más de tres décadas en una relación, que superó las reiteradas crisis del país y se enfrenta al actual estancamiento económico, creo que puedo dar al menos diez consejos para las parejas que apenas empiezan:

  • 1.- No guarden secretos. En esto de las finanzas no se vale ocultar información. Lo ideal es que cada uno sepa lo que gana su pareja y cuáles son sus deudas. De otra manera se da pie a suposiciones que pueden terminar mal.
  • 2.- Establezcan un presupuesto. Anoten los gastos que obligatoriamente tienen que realizar cada mes. Gas, luz, agua, renta o pago de hipoteca, mantenimiento, despensa, diversión (por ejemplo, cine o salida a comer). Si hay auto, tenencia o derechos.
  • 3.- Diseñen un plan de gasto. Procuren que el nivel de gasto sea equitativo. No puede ser igual, porque dependerá del ingreso. El porcentaje podría ser similar. Si uno gana 40 mil pesos y el otro 30 mil, ambos podrían aportar poco más de 50 por ciento de sus ingresos para el presupuesto global, suponiendo que éste se encuentre en alrededor de 30 mil pesos.
  • 4.- Ahorren. Por separado, mantenga cada uno un ahorro para eventuales gastos, planes o emergencias.
  • 5.- Asignénse dinero de libre disposición, esto es, del que no deben informar a nadie su destino. Lo que queda a cada uno después de aportar su parte al presupuesto global y al ahorro individual, debe aplicarse libremente a gastos personales (transporte, ropa, discos, libros)
  • 6.- Mantengan comunicación. Cuando uno de los dos decida utilizar sus ahorros, debe comunicarlo a su pareja. Ojo, no se trata de pedir permiso, sino de que la otra persona esté enterada de ese tipo de movimientos y dé su punto de vista.
  • 7.- Eviten adquirir deuda, realizar compras a plazos o meses sin intereses, a menos que sea un bien duradero e indispensable. (Por ejemplo, el departamento, un auto, un refrigerador o lavadora, nunca prendas de vestir o adornos.)
  • 8.- Conviértanse en totaleros. Paguen el total de sus tarjetas de crédito mes con mes, para evitar el pago de intereses. Dejar de pagar las tarjetas puede convertirse en una bola de nieve que no sólo aplaste sus finanzas, sino que provoque la ruina de la relación.
  • 9.- Sean solidarios y generosos uno con otro. El que tiene mayores ingresos podría adoptar un gasto de los integrados al presupuesto global, para hacer menor la carga en quien gana menos.
  • 10.- De preferencia no presten ni pidan prestado dinero. Muchos pleitos de familia y muerte de amistades empiezan con un préstamo no pagado. Es mejor no prestar o si se realiza un préstamo que sea por una suma que no comprometa el presupuesto familiar ni individual.

¿Cómo funciona eso del CoDi?

Ya está aquí el Cobro Digital. Te compartimos algunas claves para entenderlo.

El 30 de septiembre se oficializó el inicio de operaciones del Cobro Digital (CoDi) en México, una plataforma de pagos y cobros  por medio de teléfonos móviles, desarrollada por el Banco de México, con la que se pretende reducir el uso de efectivo en las transacciones.

CoDi utiliza la tecnología de los códigos QR y NFC, para facilitar que tanto comercios como usuarios puedan realizar operaciones sin dinero en efectivo, hasta por ocho mil pesos sin pagar comisiones.

Para empezar a realizar transacciones con CoDi se necesita:

  • Un dispositivo móvil con Internet.
  • Una cuenta con alguna institución financiera
  • Una aplicación para generar mensajes de cobro.

Desde la aplicación, los vendedores podrán completar importe, concepto de pago y referencia para generar un código QR para el cobro.

Para los consumidores, al seleccionar la opción CoDi para realizar un pago, se abrirá la cámara para escanear el QR, que es un código de barras como los que aparecen en los artículos del supermercado.

El funcionamiento para cobrar con CoDi es el siguiente:

  • El cobrador que va recibir el dinero genera un mensaje a través de su dispositivo móvil.
  • El pagador recibe y acepta el mensaje de cobro, lo que se traduce en una transferencia electrónica, interbancaria o mismo banco.

Una vez que se completa la transferencia, CoDi notifica al instante, tanto al cobrador como al pagador, la confirmación del pago.

La app para generar mensajes de cobro puede proporcionártela tu institución bancaria o Banxico, aunque en este último caso sólo está disponible para Android.

En todo caso, indica Banco de México, lo recomendable es acercarse a la institución financiera con la que tienes tu cuenta para conocer algún requerimiento adicional que cumplir.

Una vez que se completa la transferencia, CoDi notifica al instante, tanto al cobrador como al pagador, la confirmación del pago.

La expectativa de Banxico es que al cierre del año haya 1.3 millones de usuarios de CoDi en el país y que se alcancen 1.8 millones de operaciones.

EJEMPLO

Prácticamente todas las instituciones bancarias tienen disponible esta modalidad de pagos y cobros. BanBajío compartió con sus clientes un video con una guía práctica para explicar cómo funciona.

Adicionalmente a los factores que aportan seguridad al sistema CoDi, como la autenticación a través de la huella digital y el envío de una clave dinámica, BanBajío incluye notificaciones push que permiten confirmar la intención de pago y cobro de los usuarios.

Para la implementación de esta funcionalidad en su aplicación de banca móvil, BanBajío contó con la colaboración de VeriTran, compañía especializada en la transformación digital y desarrollo de aplicaciones de negocios para canales digitales, con más de 10 años de experiencia en la industria financiera.

Errores financieros que «matan» el amor

¿Quieres tener una buena relación con tu pareja? El manejo de las finanzas es un tema que no puedes dejar de lado. Si no se aborda oportunamente no sólo será fuente de confilctos, sino que podría llevar a uno o a los dos a la ruina. 

De acuerdo con un estudio de Kansas State University, las parejas que discuten desde el comienzo de su relación por temas de dinero, ocultando deudas o patrimonio total, entre otros comportamientos, tienen un 30 por ciento más de riesgo de separarse.

Aunque creamos que el amor todo lo puede, hay mucho de cierto en el viejo dicho de que «cuando el dinero sale por la puerta, el amor salta por la ventana», sobre todo si en lugar de intentar resolver la crisis financiera, la pareja se dedica a culparse mutuamente de la situación.

Los cuatro errores financieros más comunes que se cometen en pareja, según la empresa de préstamos Provident, son los siguientes:

No establecer metas: Formar un hogar amerita estar consciente de los proyectos y necesidades que podrían surgir en el corto y largo plazo, como comprar una casa y amueblarla, adquirir un  automóvil o viajar. Para lograr estos u otros objetivos, se requiere primero establecerlos claramente y hacerlo en conjunto. Si aún no lo has hecho, platica con tu pareja al respecto y dediquen un tiempo para hablar de sus objetivos y establecer en qué tiempos desean conseguirlos.

No ahorrar: Es muy importante saber cuánto gana y gasta cada uno, con el fin de que juntos puedan hacer un plan de ahorro en pareja que funcione. Lo recomendable es destinar alrededor del 10 por ciento del ingreso mensual de ambos en una cuenta de ahorro conjunta. De esta forma podrán contar con esos recursos para materializar sus planes en común: salir de vacaciones, renovar la cocina, mejorar el automóvil o solventar alguna otra necesidad.

Mentir sobre las decisiones financieras: En cualquier etapa de una relación, ocultar gastos, ingresos extras, inversiones o deudas a la pareja suele ocurrir por miedo a que nuestra pareja se moleste o no esté de acuerdo en cómo usamos el dinero. Sin embargo, la falta de confianza y comunicación sobre nuestros ingresos y cómo los gastamos puede afectar la relación de manera muy importante. Para evitar esta situación lo mejor es ser honesto sobre la situación financiera de cada uno y platicar abiertamente de los ingresos, deudas y gastos a fin de que juntos puedan acordar las prioridades en pareja y delinear objetivos concretos para lograr sus metas en común.

No equilibrar gastos: Si los dos trabajan, compartir los gastos mensuales o establecer qué gastos deberá pagar cada quién puede ayudar a ser más organizados y responsables con las necesidades del hogar.

Recuerda que lo más importante cuando hablamos de las finanzas en pareja es mantener la confianza y la comunicación, pues son indispensables para poder afrontar los compromisos económicos y apoyarse mutuamente.

A un lado, millennials, la generación Z se apodera de la economía

Perla Oropeza / EL FINANCIERO

La generación Z empieza a irrumpir en el mundo laboral y a dejar claro que no seguirá los pasos de los millennials.

Estos jóvenes, nacidos a partir de 1995, nacieron sin la aversión al riesgo que tienen sus antecesores, poseen mejor cultura financiera y son mucho más emprendedores, asegura Roberto Castro, entrenador de potencial humano de LC Coaching & Consulting.

“Esa generación va a comenzar a apoderarse de la economía; manejan muy fácilmente el nuevo estilo de comercio, sin miedo, son más arriesgados, mientras que 35 a 40 por ciento de los millennials teme mucho a esta nueva forma de vender o comprar.”

En el aspecto laboral, quienes están en los albores de sus veinte tienden a un mayor arraigo en el empleo. Los seducen las empresas donde hay innovación y crecimiento. En cambio, sus antecesores tienen una cultura laboral nómada, van de un lado a otro en busca sobre todo de reconocimiento.

“Incluso la forma en que se relacionan en las redes sociales es una búsqueda de reconocimiento, y por eso las empresas tienen que buscar mecanismos para hacerlos sentir apreciados”, consideró Castro.

“La generación Z apuesta mucho a experimentar, a experiencias vivenciales, aprenden y después ejecutan. Los millennials, en cambio, quieren aprender pero no ejecutan, no llevan a la práctica. Es una generación un poco asustada por los cambios que ha visto, todavía le tocó la transición de lo mecánico a lo digital, mientras que la generación Z ya nació con esta revolución tecnológica”

De acuerdo con el experto, los millennials fueron testigos de las crisis económicas del país y eso los ha hecho mucho más inseguros en su forma de relacionarse y de invertir. Es, dice, una generación muy endeudada, por compras que a veces tienden más a cubrir un aspecto emocional que uno real.

Por otra parte, es gente que se ha preparado mucho, que invierte en educación, en parte porque ese fue el mensaje de sus padres, que la educación les abriría las puertas al éxito.

En cambio, la generación Z prefiere los tutoriales y los diplomados, o entrenamientos para aprender un fin de semana.

¿Buscas casa? Siete tips para evitar caer en un fraude inmobiliario

Los daños por prácticas fraudulentas en el sector inmobiliario han ocasionado la pérdida de 600 millones de pesos a compradores mexicanos, de acuerdo con datos difundidos por la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios.

La mayor parte de estas prácticas tienen que ver con anuncios falsos, operaciones desde el extranjero, remates inmobiliarios o defectos ocultos. Los estados de Michoacán, Guanajuato y Querétaro son los más afectados.

De acuerdo con el portal inmobiliario Lamudi, existen muchos comportamientos nocivos que uno debe tener en cuenta cuando emprende el camino de comprar o rentar un inmueble, y cuando uno de ellos aparece en el escenario, lo más aconsejable es alejarse.

Por eso, les compartimos estas 7 recomendaciones:
  1. Si suena demasiado bueno para ser real, posiblemente no lo sea. Muchos de los fraudes que operan hoy en día suelen ofrecer precios muy por debajo de los precios que maneja determinada zona.
  2. Evita aquellas propiedades en que la persona que arrienda o vende el inmueble no se encuentra en el país. Es un fraude que cobra cada vez más víctimas.
  3. Si te piden realizar un depósito antes de conocer el inmueble, aléjate.
  4. Usa portales inmobiliarios reconocidos, investiga a la inmobiliaria o profesional inmobiliario en buscadores online e inclusive en la Profeco.
  5. Corrobora la información de la propiedad y sus condiciones legales en el Registro Único de Vivienda y en el Registro Único de Propiedad, este paso es todavía más importante si estás pensando en comprar una propiedad en remate.
  6. Investiga también la notaria en donde se efectuarán los trámites requeridos.
  7. Busca la asesoría de un profesional o persona de confianza.

¿Cuánto gastan los mexicanos en adornos navideños?

1132977963-120180

Este año los mexicanos destinarán entre 1,800 y 3,100 pesos para los adornos y decoración de sus casas con motivo de la navidad, de acuerdo con estimaciones del portal inmobiliario Lamudi.

Kalina  Hadzhitodorova,  CEO  y  fundadora  de  Lamudi Latinoamérica, indicó que  «Navidad y Fin de año son celebraciones muy significativas para los mexicanos y la gran mayoría hace reuniones y eventos en casa con sus seres más queridos, es por ello que, junto con los regalos -a los que se destinan alrededor de tres mil pesos, según la consultora TNS-, los adornos para el hogar son uno de los gastos más fuertes de la temporada».

Para estimar el gasto que aplican los mexicanos en adornos navideños, Lamudi consideró opciones promedio o asequibles. Sin embargo, puede ser más elevado en la misma proporción en que sean mayores los niveles de ingreso. También hay que considerar que en muchas ocasiones las decoraciones se reutilizan. 

Estas son de acuerdo con Lamudi, las principales áreas y estimado de gasto en cuanto a adornos navideños, que realizan los mexicanos:

1.-Árbol de navidad –  $800-$1,200 pesos

Un árbol artificial cuesta $200 pesos como mínimo, pero esta cifra aumenta dependiendo del tamaño y el material, que puede superar los $2,500 pesos; también existe la opción del árbol natural que puede estar entre $400 y $2,000, siendo esta última opción un gasto que se realiza cada año. Para los adornos, lo más común son las esferas y luces, el costo promedio por caja con 9 esferas oscila entre los $50 5 $120 pesos, mientras que las series de luces están entre $120 y $400 pesos.

2.-Nacimiento – Rango estimado: $200- $400 pesos

Sin duda una de las tradiciones más arraigadas entre los mexicanos junto con el árbol de Navidad, es poner el nacimiento, también conocido como pesebre. Es común que las piezas que lo componen pasen a través de generaciones y se vayan sustituyendo poco a poco o agregando nuevos elementos. Existen opciones muy económicas hechas de yeso y sin pintar que van desde los $120, de un mayor tamaño $250; pero el material y fabricación puede llevarlos hasta $2,000 para los elementos básicos. Adicional a ello se utiliza musgo o heno como parte de la decoración, que representan un gasto de entre $50 y $100.

3.-Adornos para el interior de la casa – Rango estimado: $400- $500 pesos

Los mexicanos están acostumbrados a adornar sus hogares en las diferentes celebraciones del año, y en Navidad es mucho más común encontrar en el interior de las casas artículos representativos en las puertas, ventanales, y hasta en los rincones del baño, donde las amas de casa y madres comúnmente tienen sus juegos de baño con temática navideña, los cuales varían en el costo, pues los pueden encontrar desde $60 a  $300 pesos, así como los manteles de sus mesas principales y cortinas, mismas que pueden ser adquiridas desde $30 pesos el metro en tiendas de telas. Estos productos pueden ser reutilizados por varios años.

4.-Adornos para el  exterior de la casa –  Rango estimado: $400- $1000 pesos

Muchas personas gustan de llevar su espíritu navideño al exterior de la casa, y son parte del ambiente de la época las fachadas de hogares adornados con series y cascadas de luces, así como el uso de figuras inflables y luminosas. Estos productos no bajan de los $400 pesos pero son reutilizados por varias temporadas; de igual forma, es común comprar nochebuenas, una planta tradicional de estas fechas, la cual tiene un costo aproximado de $30 pesos la más pequeña.