Tag Archives: coronavirus

El COVID-19 llegó para quedarse; debemos acostumbrarnos a estar a la defensiva

El uso de cubrebocas debe ser una práctica permanente en nuestra sociedad, insiste la UNAM

Por: Redacción

La mayoría de los mexicanos no hemos estados expuestos al nuevo coronavirus y no tenemos defensas para enfrentarlo, por lo que no habrá un momento  apropiado para regresar a nuestras actividades cotidianas, aseguró Samuel Ponce de León, coordinador del Programa Universitario de Investigación en Salud (PUIS) de la UNAM.

“Nuestro futuro estará asociado a la COVID-19 indefinidamente, y lo mejor que tenemos en el horizonte es una vacuna”, expuso.

Ante esta situación, añadió, el uso de cubrebocas en lugares públicos debe ser una práctica permanente en nuestra sociedad.

La biología viral y su fisiopatogenia hacen perfectamente lógica la utilidad del uso del cubrebocas como herramienta de protección que todos debemos incorporar a nuestra vida práctica. Si salimos es necesario hacerlo con una mascarilla bien colocada para evitar expeler y recibir gotas, y como parte de mi responsabilidad hacia los demás y conmigo mismo”, dijo Ponce, al participar en el ciclo de conferencias virtuales ‘La ciudad y la pandemia’, organizado por el Programa Universitario de Estudios sobre la Ciudad (PUIC).

“En el sitio web del PUIS (http://www.puis.unam.mx/) y de UNAM Global (http://www.unamglobal.unam.mx/) tenemos un micrositio con instructivos para elaborar nuestros propios cubrebocas; son muy efectivos y cómodos. Debemos aprender a usarlos correctamente y acostumbrarnos para tener buenos resultados”, informó Ponce de León.

Pero el uso de cubrebocas no es la única medida para evitar contagios, aclaró. También se debe mantener la sana distancia, el estornudo de etiqueta y el lavado frecuente de manos, entre otros recursos.

Para esta historia, añadió, “no hay final feliz, la responsabilidad es de todos, no sólo del Estado”. Este año y el próximo habrá una sucesión de epidemias, a manera de olas, que debemos enfrentar.

El también coordinador de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia del Coronavirus manifestó que tenemos por delante un camino largo y complicado, con una sucesión de brotes epidémicos; además, la mayoría no hemos estado infectados con el virus y no tenemos ninguna defensa, así que estaremos expuestos.

La apuesta, agregó, es desarrollar medicamentos efectivos y, eventualmente, contar con una vacuna “que será nuestra mejor herramienta para un futuro menos complicado”.

Analizan declarar al turismo actividad esencial para acelerar reapertura

Ha sido una de las industrias más afectadas por la crisis del COVID-19 y significa 11 millones de empleos directos e indirectos para México, advierte Sectur.

Por: REDACCIÓN

El secretario de Turismo, Miguel Torruco Marqués pidió a la Secretaría de Salud que el turismo sea considerado como una actividad esencial y prioritaria para la economía nacional.

“Le solicito, de la manera más respetuosa, al titular de la Secretaría de Salud, Jorge Alcocer Varela, y al subsecretario Hugo López-Gatell, vocero en materia de la emergencia sanitaria, que se reconsidere a la actividad turística como esencial, por el bien de la economía del país y por el bien de tantos empleos que están en riesgo”, dijo.

Añadió que la industria turística es una actividad que hay que cuidar, proteger y sobre todo revalorar, para poder salir adelante de toda la problemática provocada por la pandemia que vivimos a nivel mundial.

En reunión virtual de miembros del gabinete federal e integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores, Torruco expuso que la actividad turística, una de las más dañadas por la pandemia de COVID-19, representa 8.7 por ciento del Producto Interno Bruto y 11 millones de empleos directos e indirectos.

Precisó que el año pasado México recibió la visita de 45 millones de turistas internacionales, lo que significó un incremento de 9 por ciento con respecto al año previo, y una derrama económica de 24 mil 563 millones de dólares.

Añadió que el turismo fue la actividad con el mayor saldo positivo en su balanza comercial, con 14 mil 715 millones de dólares, además de que el consumo turístico en el país asciende a 142 mil millones de dólares, de los cuales el 83 por ciento lo aporta el turismo interno.  

En la reunión se acordó que cada estado instrumentará los protocolos sanitarios para la reapertura, con la guía conjunta tanto de la Secretaría de Turismo como de la Secretaría de Salud y el Instituto Mexicano del Seguro Social.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, dijo que el turismo debe ser retomado, pero debe adecuarse a una serie de cambios que permitan que sea de la manera más segura posible.

“El sector turístico debe encontrar maneras de ofrecer servicios que brinden seguridad a los usuarios y transmitir la idea de que es posible realizar estas actividades recreativas y turísticas cuando se siguen los lineamientos y protocolos para que sigamos cuidándonos a todos”.

En la reunión virtual participaron los gobernadores de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis; Colima, José Ignacio Peralta; Chihuahua, Javier Corral; Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez; Hidalgo, Omar Fayad; Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez; Morelos, Cuauhtémoc Blanco; Nayarit, Antonio Echevarría García; Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón; Oaxaca, Alejandro Murat; Puebla, Miguel Barbosa; Querétaro, Francisco Domínguez Servién; Quintana Roo, Carlos Joaquín; San Luis Potosí, Juan Manuel Carrera; Sinaloa, Quirino Ordaz;  Sonora, Claudia Pavlovich Arellano; Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca; Tlaxcala, Marco Antonio Mena; Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez;. Zacatecas, Alejandro Tello y la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

Iztapalapa, la localidad con más casos activos de COVID-19 en el país

De acuerdo con el monitoreo de casos por municipio de COVID-19 de la UNAM, que retoma la base de datos abiertos de la Secretaría de Salud, Iztapalapa, Culiacán y Mexicali son las localidades con mayor número de casos activos.

Culiacán es el municipio del país que mayor número de defunciones registra hasta la fecha, un total de 27, de acuerdo con la plataforma informativa de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), basada en datos de la Secretaría de Salud.

Le siguen Ciudad Juárez (Chihuahua), con 22; Iztapalapa (Ciudad de México) y la capital de Puebla, ambas con 19, y Tijuana, con 17.

Los municipios con mayor número de casos confirmados, acumulados desde el principio de la epidemia, son Tijuana, Culiacán, Iztapalapa, Benito Juárez (Cancún) y Mexicali, con 280, 247, 212, 201 y 200, respectivamente.

En ciudades como Jiménez y Múzquiz, en Coahuila, así como Tonalá, Chiapas; Cocula, Guerrero; Mineral del Monte, Hidalgo; Tonalá, Jalisco y Pátzcuaro, la letalidad del COVID-19, reportada por las autoridades, ha sido del 100 por ciento, esto es, todos los casos han resultado fatales.

La alcaldía de Iztapalapa, en la Ciudad de México, es la que más casos activos tiene del nuevo coronavirus. Le siguen Culiacán, Mexicali, Tijuana y la Alcaldía Gustavo A. Madero, con 106, 92, 87 y 83, respectivamente.

Respecto a la tasa de incidencia, esto es, el número de casos acumulados por cada 100 mil habitantes, Cuautla (Jalisco) es que tiene el dato más alto, con 434.4. Le sigue Saric, Sonora; Atizapán, México; Tulcingo, Puebla y Sacramento, Coahuila.

Los datos de municipios de todo el país están disponibles en la plataforma de la UNAM: https://www.arcgis.com/apps/opsdashboard/index.html#/f0f10e692a814fd8aa8afc7f8575f5d2

Por estado, el mayor número de casos se registra en la Ciudad de México, donde además se reportan ya 102 decesos. Le sigue el Estado de México, con 347 casos activos y 55 muertes. En tercer sitio, Baja California, seguido de Sinaloa y Tabasco.

En total, hasta este 16 de abril, autoridades de salud registraban en el país 2 mil 368 casos activos, de un total de 6,297 acumulados. Suman ya 486 defunciones.

Presentan protocolo para la industria hotelera en tiempos de coronavirus

POR: REDACCIÓN

Cortesía: Hilton.

Las secretarías de Turismo y Salud dieron a conocer los lineamientos que deben seguir los centros de hospedaje en el país durante la emergencia sanitaria por el COVID-19.

El “Protocolo de atención para personas de nacionalidad mexicana y extranjera que se encuentran en territorio nacional mexicano en centros de hospedaje durante la cuarentena obligatoria por COVID-19”, determina que durante el periodo de “sana distancia” la industria hotelera está obligada a no recibir reservaciones y reprogramar las que ya tenga.

Esto aplica a todo tipo de centros de hospedaje, servicios de plataformas de alojamiento y las agencias de viajes por internet.

La única excepción son los huéspedes por actividades económicas esenciales, como los viajes de negocios, que podrán ser recibidos con un máximo de ocupación de 15 por ciento de su capacidad.

Estos viajeros de negocios deberán presentar un comprobante de la empresa especificando su actividad, para que el centro de hospedaje pueda comprobar que se trata de una de las ramas definidas como de las actividades esenciales descritas en el Diario Oficial de la federación.

Por su parte, las secretarías estatales de Turismo, en coordinación con las asociaciones nacionales de la industria hotelera, elaborarán un listado de centros de hospedaje destinados a concentrar a todos los huéspedes nacionales y extranjeros que presenten síntomas respiratorios, y otro para huéspedes extranjeros sin síntomas respiratorios, en tanto éstos esperan el apoyo de sus respectivos gobiernos para su trámite de repatriación.

El documento precisa que los centros de hospedaje habilitados para la atención de la contingencia serán preferentemente aquellos que cuenten con servicio médico, y deberán mantener comunicación estrecha con los servicios estatales de salud.

Asimismo, se autoriza a los miembros de las asociaciones nacionales de la industria hotelera a que, por razones humanitarias, permitan a ciudadanos extranjeros hospedarse, de manera restringida, en las instalaciones de los centros de hospedaje definidos.

Pero aclara que la movilidad de las persona en dichos centros de hospedaje se limitará estrictamente a sus habitaciones, ya que los hoteles cerrarán instalaciones deportivas y sociales, como albercas, gimnasio, Spa, restaurantes y centros de entretenimiento.

Además, los extranjeros hospedados estarán obligados a comunicarse con sus representaciones diplomáticas para iniciar los trámites de regreso a casa; en tanto que los centros de hospedaje deben aplicar tarifas preferenciales a ciudadanos extranjeros con síntomas respiratorios, que estén obligados a un aislamiento mínimo de catorce días, o hasta nuevo aviso de las autoridades sanitarias.

Protección del personal

El Protocolo también señala que todo el personal que continúe laborando en estos centros de hospedaje se sujetará a diversas disposiciones de precaución, comenzando con que no podrán trabajar aquellos que pertenezcan a alguno de los grupos considerados de mayor riesgo para complicaciones por COVID-19.

Por tanto, todo el personal se sujetará al filtro laboral sanitario descrito en el “Lineamiento general para la mitigación y prevención de COVID-19 en espacios públicos cerrados”, publicado en www.gob.mx/coronavirus.

Los que sí estén en posibilidades de laborar y sean designados para la atención de las habitaciones con personas sospechosas o confirmadas de COVID-19 deberán tomar las siguientes medidas de precaución personal: lavado frecuente de manos, etiqueta respiratoria, filtro laboral sanitario y uso estricto del equipo de protección personal.

Para esta disposición, el centro de hospedaje deberá proporcionar a su personal el equipo de protección necesario para brindar el servicio de manera segura, lo cual incluye mascarilla quirúrgica desechable o de tela, guantes desechables de látex, gorro desechable o de tela, uniforme y servicio de lavandería para los uniformes, mascarillas y gorros de tela utilizados durante su jornada laboral.

El documento especifica que los alimentos serán definidos previamente por el hotel, de acuerdo con sus capacidades y abastecimiento; además de que el centro de hospedaje se encargará de proporcionar los insumos básicos para la higiene de los huéspedes, como agua potable, jabón, shampoo, pañuelos desechables, papel higiénico, toallas y blancos, por lo menos una vez a la semana.

Otra medida es que las personas que presenten síntomas respiratorios se aislarán de forma preventiva en una habitación por separado, con excepción de aquéllas que requieran acompañamiento.

Y en caso de que alguno de los huéspedes comience con síntomas respiratorios, el personal deberá notificar al servicio médico y las autoridades sanitarias estatales.

El protocolo estipula que al desocuparse una habitación que haya albergado a personas con sospecha o confirmación de COVID-19, se deberá realizar una limpieza y desinfección profunda, antes de que vuelva a ser ocupada por otra persona.

Finalmente, puntualiza que los hoteles de la República Mexicana, en acatamiento a la medida sanitaria de “Quédate en casa”, únicamente autorizarán el alojamiento de la tripulación de aeronaves y barcos que arriben a México, que así lo requieran.

¿Cómo desinfectar una habitación de caso sospechoso o confirmado de COVID-19?

a) Las superficies más altas deben limpiarse con un paño/tela/franela/toalla/jerga impregnada con agua con detergente, evitando dispersar el polvo.

  • Las paredes, ventanas y puertas que incluyen las manijas deben limpiarse en forma regular, además de cuando estén visiblemente sucias.
  • Las superficies horizontales que incluyen mesas, sillas, camas, repisas u otras instalaciones adheridas a la pared deben limpiarse con un paño con agua con detergente, enjuagarse con agua limpia y desinfectarse con solución clorada (ver más adelante técnica de los tres baldes).
  • En las habitaciones de pacientes en aislamiento se utilizará la misma metodología de limpieza, teniendo el personal que seguir las precauciones requeridas (aislamiento de contacto y gotas).
  • En caso de derrames de fluidos corporales sobre las superficies, se deberá proceder de la siguiente forma:

 Colocarse guantes y cubrir la superficie con papel/material absorbente.
 Retirar la mayor cantidad de suciedad.
 Tirar el papel/lavar otro material.
 Por último, continuar con la limpieza en forma habitual.

b) Desinfección con solución clorada

  • Se llenará un balde con agua tibia y detergente en cantidad suficiente para que haga espuma, otro con agua limpia y un tercero con solución clorada.
  • En principio, se limpiarán con la solución de detergente el equipamiento, paredes, aberturas y todos aquellos elementos que sea necesario limpiar.
  • Se enjuagará luego con el agua limpia y se secará.
  • Finalmente, se realizará la desinfección por contacto directo aplicando sobre las superficies, solución clorada y se dejará secar.
  • Los pisos se limpiarán aplicando la misma técnica anteriormente descrita.

c) Desinfección rutinaria

  • En cada habitación del paciente hay que identificar las superficies de contacto frecuente (perillas, barandales de cama, teclados, teléfonos, superficies de mesas, lámparas de mesa).
  • Estas superficies deben desinfectarse diariamente mínimo una vez por día, idealmente una vez por turno.
  • Se puede utilizar para la desinfección un paño impregnado con solución desinfectante o con alcohol al 70%.
    Para un litro de solución desinfectante es necesario:
  • Llenar una botella con un litro de agua limpia.
  • Agregar una cucharada cafetera de cloro comercial.
  • Tapar la botella y agitar.
  • Etiquetar la botella indicando que contiene agua clorada.
  • Dejar reposar 30 minutos antes de utilizarla.
  • Guardar el recipiente en un lugar oscuro y fuera del alcance de los niños.
  • Esta solución podrá ser utilizada durante un mes para realizar la limpieza de superficies.

Estafas en tiempo de pandemia… ¡no des click!

POR REDACCIÓN

El ambiente de incertidumbre que se vive por el COVID-19 es para muchos delincuentes una oportunidad para hacer dinero a costa de las personas que requieren de productos o información.

Por eso es hora de extremar precauciones y poner el alto a las estafas por la red. Mastercard compartió una lista de las más frecuentes:

Estafas por organizaciones benéficas falsas: Operan solicitando donaciones a empresas desconocidas para “ayudar a conseguir una vacuna contra el COVID-19”. Muchas de estas organizaciones ilegítimas proliferan en internet últimamente, para  aprovecharse de la sensibilidad del público hacia una cura contra el coronavirus.

Este tipo de estafa tiene dos objetivos principales: apoderarse de tu dinero y robar tu información personal y de tarjeta de crédito, para hacer mal uso de ella. Investiga cualquier plataforma antes de hacer una donación. Existen organizaciones legitimas donde podemos contribuir y es importante apoyar si está en tus posibilidades. Pero hazlo sólo a través de las plataformas y empresas con las que estás familiarizado.

Noticias falsas y desinformación: En medio de las últimas noticias, mensajes de Whatsapp, o cadenas de correos electrónicos, no es difícil encontrar titulares alarmistas que llaman la atención y que prometen nueva información y ofrecen consejos casi milagrosos, pero realmente están tratando de introducir malware en tu máquina o incluso desencadenar una reacción social, que no obedece al bien común. 

Para evitar esto, sólo utiliza tus medios de comunicación de confianza para obtener información. 

Falsos comerciantes: Durante las crisis, la reserva de algunos bienes, como mascarillas y desinfectantes de manos, escasean en parte debido a las compras masivas. En algunas páginas web o redes sociales, falsos comerciantes afirman tener en su inventario los productos más buscados. Quizás veas anuncios diciendo que sus máscaras faciales tienen 100% de efectividad contra el COVID-19, pero sólo es un engaño. La verdad es que estas páginas son anzuelos para recopilar tu información de pago.

Falsas aplicaciones de seguimiento: A medida que la situación del coronavirus se intensifica y buscamos mantenernos informados, aparece una ola de fuentes peligrosas. Varias aplicaciones que rastrean o hacen el seguimiento de la pandemia y se instalan en tu teléfono móvil están circulando, con el propósito de robar el historial de tu navegador, tus redes sociales o información de tu cuenta bancaria. En algunos casos estos peligrosos rastreadores pueden incluso obtener acceso al dispositivo infectado de manera remota, es decir que pueden controlar tu teléfono a distancia, sin que te des cuenta. Mantente alerta cuando elijas las aplicaciones que descargas.

Estafas de asistencia al consumidor: El ciberdelincuente te hace una oferta por correo electrónico o anuncios en Internet, ofreciéndote ayuda financiera debido a eventos recientes —A menudo, estas ofertas son intentos por inscribir a los consumidores en contratos de préstamos abusivos y de alto costo o para robar su identidad. Sospecha de aquellas empresas que se acercan durante estos momentos difíciles para ofrecerte algo que suena demasiado conveniente y no des tus datos personales a nadie que te llame o mande mensaje.

Mastercard informó que trabaja con sus clientes para evitar comportamientos inusuales y sospechosos que surjan dentro de su tráfico en estos momentos de emergencia sanitaria, para así cerrar el paso a estas estafas.

5 consejos para ‘sobrevivir’ al home office en tiempos de coronavirus

Para muchos es una novedad trabajar desde casa; otros ya lo hacen desde hace tiempo, pero a todos les pueden resultar útiles estas recomendaciones.

POR: REDACCIÓN

El aislamiento recomendado para hacer frente a la pandemia del coronavirus COVID-19 ha llevado a las casas el trabajo de oficinas.

Esto no resulta fácil, ni para las empresas ni para los empleados. Trabajar de manera remota desde casa impone diversos retos a ambas partes.

 “El home office puede ser el mejor aliado para enfrentar el estancamiento de operaciones originado por crisis sanitarias como la que está el viviendo el planeta. El home office nos orilla a trabajar de modo diferente, aunque no queramos”, dice Saskia de Winter, directora de Saskia de Winter Training, firma de capacitación empresarial.

Cifras de la bolsa de trabajo Workana señalan que alrededor de tres millones de profesionales trabajan desde casa en América Latina, y la tendencia apunta a ir en aumento, ya que para 2035 se prevé que cerca de mil millones de personas laborarán de manera remota.

“El trabajo en casa realizado de manera eficiente ofrece muchas ventajas para las empresas y empleados. Las primeras optimizan sus procesos, se adaptan a estrategias nuevas y exploran nuevas tecnologías, mientras que los trabajadores reducen sus niveles de estrés al eliminar factores como la distancia, tráfico y tiempo de traslado, lo que hace que su productividad aumente”, comenta De Winter.

Asimismo, enlista cinco consejos para lograr que el home office sea altamente productivo en una emergencia sanitaria como al que se vive en la actualidad.

1.- Manejo de horarios. El home office debe respetar los tiempos establecidos del trabajo de un día normal en una oficina. El estar en nuestro hogar no significa que tenemos que permanecer todo el día pegado al ordenador o teléfono celular. También es importante comunicar las pausas que tomemos, como ir a comer.

“Uno de los temas del home office es que todo se desarrolla más lento, el tiempo de respuesta en un mensaje de Whatsapp no es tan ágil como una plática presencial entre dos colaboradores, mientras que estar en casa puede significar distracciones. Si no se terminan los objetivos diarios, debemos analizar lo que estamos haciendo durante la jornada, ya que nos podemos estar estar distrayendo de más”, apunta Saskia.

2.- Separar lo doméstico de lo laboral. Uno de los problemas a los que cotidianamente se enfrentan las personas que trabajan de manera remota es la falta de respeto a su espacio por parte de sus familiares o compañeros de casa. Hablar con nuestra pareja, padres, hijos y amigos, según sea el caso, es importante para hacerles saber que durante cierto horario estaremos dedicados a nuestras labores profesionales y que no podemos ser interrumpidos, al menos que sea algo importante. En caso de tener niños en casa, es recomendable diseñar actividades para que ellos también se mantengan ocupados mientras estemos trabajando.

3.- Habilitar equipo y espacio para trabajar. Abandonar la oficina puede significar tener que lidiar con otros grandes obstáculos como una mala conexión de WiFi, la falta de motivación y hasta la soledad. Ante esto, debemos acondicionar un área en el hogar, de preferencia fija, para realizar nuestras labores cotidianas y evitar que factores externos pueden afectar nuestro rendimiento y concentración. También es crítico mantenerse conectado con el resto de los compañeros y contar una buena conexión de WiFi.

4.- Apoyarse de la tecnología. Desde teléfonos fijos o celulares, hasta servicios de videoconferencias donde se pueda conectar todo el equipo de trabajo, son factores vitales para el home office. Existen múltiples plataformas en línea como Asana, Trello, Slack o Monday que nos permiten establecer asignaciones y fijar fechas con recordatorios. Google cuenta con diversas herramientas que permiten trabajar en un mismo documento, hoja de cálculo o presentación, además, cuenta con calendario sincronizado al correo electrónico, por lo que genera recordatorios de nuestros eventos, citas o fechas límite que tenemos en la agenda.

5.- Determinar objetivos. En estos tiempos de adversidad es fundamental tener claridad sobre lo que se espera de cada equipo y en qué tiempo deben resolverse las tareas asignadas. Por ello es recomendable que se organicen juntas al inicio y final de cada semana. La primera para fijar pasos a seguir y la segunda para tener una actualización en la que se fijen pendientes y el progreso de las metas. La conexión diaria uno a uno es crítica para mantener el enfoque y la motivación, tanto individual como grupal.

Destinos turísticos de México piden: ‘No canceles, reprograma tu viaje’

El sector turístico es uno de los más afectados con la pandemia del coronavirus COVID-19. En México, hoteles y restaurantes siguen trabajando a medias, pero el panorama luce desolador.

Secretaría de Turismo de Nayarit.

Estados y ciudades de México, así como integrantes del sector turismo nacional, se han unido a la campaña que realizan diferentes destinos del mundo para invitar a las personas a no cancelar viajes por la epidemia del COVID-19, sino reprogramarlos para fechas futuras.

La pandemia del coronavirus plantea un desafío importante al sector, y a México lo toma particularmente debilitado, tras la cancelación de recursos para la promoción internacional por parte del actual gobierno y la eliminación de apoyos mediante el programa Pueblos Mágicos, así como una economía estancada y sin posibilidad de crecimiento, aun antes del COVID-19.

Zurab Pololikashvili, secretario general de la Organización Mundial de Turismo (OMT), señala que el 80 por ciento del sector turismo en el mundo está integrado por pequeñas y medianas empresas, lo que significa que hoy son millones las personas cuyos medios de vida están en situación vulnerable.

El Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) dijo que la cancelación de puestos de trabajo afecta a todos los niveles de la industria y aumenta su ritmo en la medida en que los países cierran sus fronteras para combatir el virus.

Según este organismo, el COVID-19 podría costarle a la industria del turismo 50 millones de empleos, esto es alrededor de 16 por ciento de los 319 millones de personas que emplea el sector, y afectará hasta 25 por ciento de los viajes estimados para 2020.

» El gran cierre de hoteles, la suspensión de la mayoría de los vuelos, el cese de las líneas de cruceros y las crecientes prohibiciones de viajes globales, están teniendo un catastrófico ‘efecto dominó’ que impacta a un gran número de proveedores en todo el mundo», expuso el WTTC.

La OMT estima que en 2020 las llegadas de turistas internacionales podrían disminuir entre un 1 y un 3 por ciento, en comparación con el crecimiento de entre un 3 y un 4 por ciento previsto a principios de enero de 2020. Sin embargo, dependiendo del avance de la pandemia, el daño podría ser mucho mayor.

El secretario de Turismo de México, Miguel Torruco Marqués, señaló que sectores como la hotelería, líneas aéreas, agencias de viajes, restaurantes y cruceros, entre otros, ya sufren los estragos de esta pandemia, que día a día produce significativas pérdidas económicas y pone en riesgo el empleo de muchos trabajadores y, con ello, el bienestar de sus familias.

“El superávit de la industria turística es de 14 mil 500 millones de dólares, mientras que el déficit de la industria petrolera es de 14 mil millones de dólares. Por ello, es prioritario salvar al sector turístico”, afirmó.

Por tanto, añadió, es fundamental que los sectores público, privado y social trabajen unidos para afrontar y mitigar los efectos del Covid-19, como se hizo recientemente con la decisión consensuada de posponer para septiembre la 45 edición del Tianguis Turístico.

Mientras tanto, estados como San Luis Potosí, Querétaro, Guanajuato, Chihuahua, Puebla, Nayarit y Sonora, así como diversos municipios, se unen a la campaña No Canceles, Reprográmalo, con la que se busca recuperar al sector una vez terminada la etapa crítica de la pandemia.

20 recomendaciones a empresas en tiempos de coronavirus

La Cámara Internacional de Comercio (ICC) dio a conocer una serie de recomendaciones para los empleadores, con el fin de minimizar los contagios de COVID-19 en sus empresas.

Por: Redacción

Foto: Pixabay.

Emprender acciones tempranas, audaces y efectivas reducirá los riesgos a corto plazo para los empleados y costos a largo plazo para las empresas y la economía global, indicó la International Chamber of Commerce (ICC), al dar a conocer recomendaciones para afrontar la amenaza del nuevo coronavirus.

La ICC exhorta a todas las compañías a estar bien informadas a través de los canales oficiales como las páginas web de la Organización Mundial de la Salud (OMS) [ https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019 ] o cada uno de sus gobiernos ([en México, https://coronavirus.gob.mx/] .

Es necesaria, añade, la comprensión de la emergencia, prevención y organización empresarial para determinar los grados de riesgo frente al virus, así como desarrollar e implementar métodos de no contacto para hacer negocios.

La ICC, fundada en 1919 e integrada por 45 millones de empresas en el mundo, tuvo el apoyo del New England Complex Systems Institute en la integración de las recomendaciones para atajar el paso a la pandemia.

La prevención, indica la Cámara de Comercio Internacional es más fácil y más rentable para un proceso de crecimiento exponencial. En este momento, añade, las empresas deberían estar desarrollando planes de continuidad de negocio (donde no existan casos reportados), leyéndolos (donde ha habido pocos casos ya sean importados o adquiridos localmente) o implementándolos (donde hay transmisión local o una gran cantidad de casos).

Las medidas que adopten las empresas deben ser comunicadas claramente a todos los que trabajan en ella. Entre las más importante, se encuentran las siguientes:

  • 1.- Promover la comprensión entre los empleados y sus familias de la transmisión y prevención del coronavirus, dirigiéndolos a los sitios web de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de las autoridades nacionales de salud.
  • 2.- Asegurarse de que los empleados comprendan, que aun cuando detecten síntomas leves, no deben presentarse al trabajo, sostener reuniones presenciales y que no serán penalizados por ausentarse por enfermedad.
  • 3.- Establecer un sistema de reporte para cualquier caso de transmisión dentro de la organización.
  • 4.- Prepare artículos esenciales (gel anti-bacterial, mascarillas, alcohol, termómetros para medir temperatura corporal sin contacto) en caso de que las condiciones se deterioren y los empleados no tengan acceso a esos artículos.
  • 5.-  Reemplace las reuniones en persona con reuniones virtuales.
  • 6.-  Realice los arreglos necesarios, para que los empleados trabajen desde casa, cuando sea posible.
  • 7.- Establezca políticas claras que prohíban todos los viajes de trabajo que se consideren no esenciales.
  • 8.-  Limite visitas y establezca políticas para consultar y descartar visitantes en función de su zona residencial, estatus y políticas de prevención del coronavirus.  Verifique los síntomas del visitante a su llegada.
  • 9.- Promover horarios de trabajo flexibles, horarios escalonados y turnos para disminuir la densidad en el lugar de trabajo.
  • 10.- Solicitar a los empleados que regresen de lugares con casos confirmados o que tengan dudas sobre sus contactos durante el viaje, mantener cuarentena por 14 días antes de regresar a la oficina. Los empleadores deben realizar un seguimiento cercano del estado de salud del empleado e informar y buscar atención médica.
  • 11.- Los empleadores deben tener termómetros a la mano. Si un empleado tiene fiebre (37.3 Celcius1 o superior), inmediatamente se les debe dar una mascarilla y enviarlos a casa.
  • 12.–Los empleados cuyo trabajo implica una proximidad inevitable con los demás deben recibir mascarillas.
  • 13.- Desvíe el tráfico hacia el edificio para promover el lavado de manos en la entrada y coloque desinfectante para manos en múltiples ubicaciones para facilitar su uso.
  • 14.- Organice a los empleados para evitar agruparse en los ascensores. Los ascensores no deben tomar más de la mitad de su capacidad de carga.
  • 15.- El espacio de trabajo debe reorganizarse para garantizar la máxima distancia entre los empleados.
  • 16.- Desinfecte las áreas públicas con mucho tráfico y superficies frecuentemente tocadas.
  • 17.- Si se debe utilizar aire acondicionado, desactive la recirculación de aire interno. Limpie / desinfecte / reemplace componentes clave, así como los filtros, semanalmente.
  • 18.- Coma disperso, mantenga un metro de distancia mientras se come y evite sentarse cara a cara. Separar utensilios y desinfectar con frecuencia.
  • 19.-  En áreas muy afectadas, promueva la entrega de comida en lugar de salir a comer. Identifique un lugar de entrega o recolección de comida, de poco contacto y libre de líneas.
  • 20.- Considere cómo los empleados llegan a los lugares de trabajo y desarrolle recomendaciones que incluyan evitar transporte público o higiene cuidadosa, incluyendo evitar tocar superficies, lavarse las manos y usar máscaras en áreas de mayor riesgo.