Category Archives: Moda

Marcas de moda en México, reprobadas en transparencia

De acuerdo con el índice presentado por Fashion Revolution y Arlenica, se observa poca disposición de las marcas que operan en el país a publicar detalles de sus prácticas, políticas e impactos sociales.

Te has preguntado: ¿Quién hizo mi ropa, dónde se fabrica y con qué materiales? ¿Bajo qué condiciones laborales y medio ambientales? En México la industria de las prendas de vestir genera alrededor de 500 mil empleos —6 de cada 10 son mujeres— y tiene un impacto directo en más de 174 actividades económicas.

Fashion Revolution y Arlenica

En materia de transparencia, las marcas de moda en México aún tienen un largo camino por recorrer.

Así lo concluye el análisis realizado por Fashion Revolution y Arlenica, entre 20 empresas establecidas en el país, a las que se evaluó con 219 indicadores que incluyen cuestiones sociales y ambientales, como emisiones de carbono, desarrollo y bienestar de los empleados, igualdad de género, salarios dignos y condiciones de trabajo.

Con esas variables se conformó por primera vez el índice de Transparencia de la Moda en México 2020, en el que las marcas evaluadas obtuvieron un promedio general de 7 por ciento de una escala de 100. Esto es, muy por debajo de los resultados del índice mundial de 20 por ciento.

Las primeras 5 posiciones fueron ocupadas por: C&A (68%); Levi ‘s (48%); El Palacio de Hierro (9%), Liverpool y Suburbia (ambas con 7%); y en quinta posición la marca de zapatos Flexi (6%).

El resto de las examinadas, Aldo Conti, Andrea, Charly, Cklass, Coppel, Julio, Long Beach Polo Club, Mariscal, Milano, Oggi, Price Shoes, Sears, Verochi y Yale de México, tuvieron un promedio de 0%, lo que significa que no divulgan información de acuerdo con la metodología.

Llama la atención la amplia diferencia entre los puntajes más altos, obtenidos por dos marcas  internacionales, y la marca mexicana mejor posicionada, que fue El Palacio de Hierro.

“Una de las posibles razones por las que las marcas internacionales presentan puntuaciones considerablemente más altas, responde a que las primeras han recibido más presión internacional en relación con sus impactos sociales y ambientales, a diferencia de las nacionales, que aún no han enfrentado un escrutinio similar”, indica el estudio.

En políticas y compromisos se observa una tendencia a publicar información sobre actividades o programas en beneficio de la comunidad, y la lucha contra el soborno, la corrupción y la presentación de información falsa. El Palacio de Hierro destacó una vez más, con 26%, al hacer una divulgación de sus políticas sociales para empleados directos y proveedores, sobre discriminación, acoso y violencia, salud y seguridad. y biodiversidad y conservación. Otras empresas destacadas fueron Liverpool y Suburbia.

Por otra parte, sólo las marcas internacionales hacen públicos los nombres de sus proveedores más allá del primer nivel, y Flexi la única firma mexicana que muestra algo de información sobre su lista de fabricantes de primer nivel, alcanzando una puntuación del 16%. Las 17 marcas restantes (85%) no publican información alguna en esta sección. 

Ninguna de las marcas evaluadas publica una política de pago a sus proveedores en un plazo de 60 días, tampoco transparentan datos del porcentaje de pedidos pagados a tiempo y conforme a los términos acordados ni sobre el porcentaje de cambios realizados en los pedidos o en las condiciones de pago después de que se haya realizado el acuerdo de pedido.

Respecto a temas laborales, como las condiciones en que trabajan sus propios empleados y los de empresas proveedoras, la información es prácticamente inexistente. Sólo Levi ‘s divulga las medidas que está tomando para garantizar la igualdad de remuneración entre su personal y sus proveedores.

Ninguna de las marcas incluidas en el índice publica la cantidad de productos que elabora al año, mientras que sólo dos marcas, C&A y Levi’s, revelan alguna evidencia del desarrollo de soluciones circulares para permitir el reciclaje de textiles; no obstante, la información es vaga y los resultados  de estas innovaciones aún no se han divulgado.

En lo que respecta a los objetivos medioambientales sobre energía y emisiones de carbono, más firmas están divulgando esta información: cinco marcas (25%), tres mexicanas: Suburbia, Liverpool y Milano publican una política sobre energía y emisiones de carbono para sus propias operaciones. Sin embargo, sólo dos marcas (10%) muestran cómo ponen en práctica esta política y sólo dos publican una huella de carbono anual de propias operaciones y de su cadena de suministro.

El Palacio de Hierro hace público el porcentaje de energía que proviene de fuentes renovables en las instalaciones propias y operadas por la empresa. Ninguna marca revela información relacionada con su cadena de suministro.

“Es muy difícil hacer que las empresas y los gobiernos rindan cuentas si no se puede ver lo que realmente está sucediendo”. En ello radica la importancia de un ejercicio como el Índice de Transparencia de la Moda en México, aseguró Carry Somers, fundadora y directora de Operaciones Mundiales de Fashion Revolution.

Sin embargo, aclaran en el estudio, el índice «no evalúa qué marcas y qué minoristas son los más sostenibles, sino quién revela la mayor cantidad
de información. No recomendamos ni respaldamos ninguna de las marcas o de los comercios minoristas evaluados, independientemente de sus puntajes».

En México, la industria de la moda contribuye aproximadamente con el
2.4% del PIB del sector manufacturero, equivalente a $73,632 millones de pesos. Sólo en 2018, el sector del vestido empleó a más de medio millón de personas, en su mayoría mujeres.

En cuanto al sector calzado, México es el noveno productor mundial, encabezado por el estado de Guanajuato, donde se fabrican 7 de cada 10
pares de zapatos en el país. La industria de la moda en el país contribuye sustancialmente al crecimiento y la estabilidad económica y genera
millones de empleos, de los cuales 6 de cada 10 están ocupados por mujeres.

Diseñadores crean moda para un futuro con escasos recursos

Más de 700 creadores de 16 países presentaron sus propuestas en el concurso guanajuatense Creáre

Ilustración de Rita Cristina Zarco

Guanajuato cerró el Mes de la Moda con la entrega de premios del concurso internacional Creáre, en el que participaron más de 700 creadores de 16 países, entre ellos Argentina, Bélgica, Brasil, España, Guatemala, Estados Unidos, Uruguay, Venezuela y México.

La ceremonia se realizó en la ciudad de León, una de las capitales de la moda de México, donde se repartió una bolsa de más de 600 mil pesos entre los ganadores de la competencia. Los premios se dividieron en nueve categorías y un gran primer lugar, de cien mil pesos, que se otorga al más destacado de todos los participantes galardonados.

El concurso giró alrededor del tema ‘Consumidores sustentables, un futuro de escasos recursos’, donde la importancia de la materia prima fue la clave y el reto era desarrollar moda que extrajera el mayor valor de sus recursos y creara productos duraderos, con calidad y estilo.

Durante la entrega de premios, el secretario de Desarrollo Económico Sustentable del estado de Guanajuato, Mauricio Usabiaga, dijo que con actividades como Creáre se trabaja para impulsar al estado como el referente de moda a nivel nacional e internacional, aprovechando la vocación natural que tiene gracias a la fuerte presencia de los sectores y la industria relacionados con la moda.

1er lugar. Calzado.

Creado en 2007 como estrategia para fortalecer e impulsar la competitividad de las cadenas cuero-calzado-proveeduría y textil-confección-moda, el concurso Creáre se ha consolidado como importante plataforma para la moda y el diseño.

La ganadora del primer lugar en prendas de vestir y del primer gran lugar en todas las categorías fue la michoacana Rita Cristina Zarco Luna.

Los primeros lugares en el resto de las categorías fueron:
1er lugar bolsa /backpack
  • Técnica Artesanal a la Innovación de Producto: Najjat Guerra Campuzano (España).
  • Accesorio:  Sara Elizabet Pinet Cruz (Guanajuato).
  • Bolsa/Backpack: David Adrián Esparza Tapia (Guanajuato).
  • Ilustración de moda: Sandra Michelle Carrillo Mompala (Aguascalientes).
  • Fotografía de moda: Brenda Abner Barrera Alcaraz (Guanajuato).
  • Calzado: Alejandro Aguilar Aguilar  (Guanajuato).
  • Mobiliario: Leslie Montserrat San Vicente Medina  (Guanajuato).
  • Branding de producto: Diana Isabel Ortega Puerta (Ciudad de México).
1er lugar fotografía de moda.

‘Noviembre, mes de la Moda’ que se presentó este año con el eslogan ‘Guanajuato, inspiración que viste’, incluyó tres grandes eventos en formato digital: el sexto Foro Empresarial y de Negocios de la Moda ‘Fimoda Virtual 2020’, el Festival de Diseño Artesanal (Fesdiart) y el Concurso Internacional de Moda y Diseño (Creáre). Se busca con esto proyectar a los sectores que forman parte del Clúster Moda de Guanajuato, integrándolos en un concepto outfit.

Zapateros de Guanajuato alargarán a 2021 el Buen Fin

Del 9 de noviembre al 6 de enero se llevará a cabo el Calza Fest León MX, donde los consumidores podrán encontrar ofertas en calzado y artículos de piel.

A la industria del calzado de Guanajuato la pandemia no le «corta» el paso. A partir del 9 de noviembre, con una estrategia tanto presencial como online, arrancará el Calza Fest León MX, con el que autoridades estatales, municipales y organizaciones empresariales buscan atraer a consumidores de todo el país.

Para ello se implementará una campaña publicitaria masiva regional y alianzas en la difusión en canales de comunicación de los participantes: Municipio de León, Cámara de la Industria del Calzado de Guanajuato (CICEG) y las secretarías de Turismo y de Desarrollo Económico Sustentable del estado (SDES).

Se busca construir un producto comercial y turístico para la ciudad de León que desde el 9 de noviembre y hasta el 6 de enero del 2021 permita activar el consumo de calzado y artículos de piel, además de los servicios turísticos y generar la atracción de compradores B2B al municipio.

Ulises Cuéllar, gerente de Comunicación de la Cámara de la Industria del Calzado de Guanajuato, explicó que en los próximos días se conformará el directorio de empresas y marcas participantes. Todos los comercios (hoteles, restaurantes, centros comerciales, zapaterías, talabarterías y otros servicios), añadió, podrán inscribirse sin costo al portal www.calzafest.com, en donde podrán conocer todos sus beneficios y promociones al consumidor final, a través de sitio y RRSS.

De esta manera los negocios tendrán acceso al material promocional (logotipos, post, videos, contenido), una vez confirmada su participación en el directorio digital www.calzafest.com. Adicionalmente podrán hacer retargeting y crear sus contenidos, sumándose a los hashtags oficiales: #CalzaFestLeonMx #LaCapitalDeLaPiel #DeComprasEnLeónMx #ViveGrandesHistorias.

Alfredo Padilla Villalpando, presidente de CICEG, aseguró que a través del CalzaFest se pondrá a la venta una enorme cantidad de producto de calzado y marroquinería a precio muy económico y con ofertas reales que permitirá a las empresas vender el producto que se quedó en bodega por la pandemia de COVID-19.

Diego de Anda, subsecretario para el Desarrollo de Pymes de la Secretaría de Desarrollo Sustentable de Guanajuato, dijo que esta estrategia podrá realizarse también en el 2021 ya que está dirigida a impulsar la actividad económica en la entidad y en León, ciudad que tiene una total vocación zapatera reconocida dentro y fuera del país.

De esta manera, dijo, se prolonga la duración de las ofertas y se facilita la programación de las visitas y el consumo de los compradores a la ciudad, lo que ayudará a no fomentar aglomeraciones en centros comerciales y lugares de compra.

Julieta García, coordinadora de Centros Comerciales de la Cámara de Comercio de León, afirmó que otra de las ventajas del CalzaFest  es la “conexión” que hará con El Buen Fin y con la Feria de la ciudad de León, lo que ayudará a prolongar los tiempos de las ofertas y el mayor consumo del calzado en beneficio del sector comercial y de servicios.

Dijo que los centros comerciales de la ciudad se encuentran totalmente listos para recibir en un semáforo amarillo al 50% de su aforo y comentó que han trabajado de forma constante en la capacitación a los encargados de la seguridad en dichos centros, para promover el adecuado comportamiento de los visitantes y la correcta aplicación de los protocolos de seguridad satinaria que dictan las autoridades especializadas.

León, Guanajuato.

Altura Siete, calzado de Guanajuato que pisa fuerte en NY

“Siempre he pensado que si alguien más puede, tú también. De repente decía: ya voy a cerrar el telón, aquí me quedo ya, qué necesidad de estar sufriendo, pero siempre he sido de la idea de que si algún día voy a renunciar a algo, voy a renunciar en el mejor momento, nunca en el peor”.

Paola Ramírez

Hace 12 años Paola Ramírez fundó Altura Siete, con la ilusión de hacerse un lugar en la industria.

Hoy su calzado y accesorios se venden en Estados Unidos y Canadá, y este 2020 su colección llegó a la Fashion Week de Nueva York, invitada por Flying Solo, una concept store ubicada en el Soho .

Meses atrás la tienda la contactó para conocer sus productos y luego de revisar su propuesta la invitó a venderlos en su plataforma. No tardó en llegar la invitación a la Fashion Week.

“Para este edición me hablaron y me dijeron que si quería participar, que si mandaba mi colección y podía colaborar con otros diseñadores; entonces mandé mi colección y otra colaboración y así fue”, dijo emocionada Paola Ramírez.

Desde que inició su carrera profesional, la fundadora de Altura Siete estuvo presente en el mundo del calzado, trabajando en organismos del sector y en varias empresas, como Trista y Malafacha.

Como parte de sus actividades laborales, tuvo la oportunidad de viajar, desarrollarse como conferencista y trend hunter, además de relacionarse con fabricantes y proveedores. Todo lo aprendido la motivó a crear e iniciar su marca.

“Siempre fue un sueño tener mi línea y hacerme mis zapatos porque ya lo había hecho, ya había visto que funcionaba, nada más no tenía quién lo fabricara. Porque los fabricantes decían ¡Paola está muy bonito!, pero no se aventaban porque su mercado era otro”.

Paola Ramírez

Paola se mudó de León a Monterrey para trabajar en una empresa como compradora y fue en esa época cuando decidió invertir para presentar su primera colección, la cual nunca vio la luz porque sus diseños fueron robados.

Todos sus ahorros se esfumaron; con lo poco que le quedó decidió hacer un muestrario para presentarlo a un vendedor de calzado muy conocido en esa época, aunque nuevamente fue rechazada, argumentando que sus productos estaban elaborados con materiales distintos a los tradicionales además de ser muy caros.

Ante esa situación, empezó a ofrecérselos a amigas y pronto los pedidos fueron creciendo, a tal punto que el siguiente paso fue abrir una primera tienda en Monterrey y la segunda en León. Más tarde abrió otra en Culiacán, además de que ofrece sus productos en su tienda en línea.

Paola Ramírez reconoce que en su camino hacia los escaparates internacionales fue muy importante el apoyo que obtuvo de la Coordinadora de Fomento al Comercio Exterior del estado de Guanajuato (Cofoce) y en su momento de ProMéxico.

“Siempre todo ha estado de la mano de Cofoce y de ProMéxico, eso sí lo tengo que reconocer. Desde el día uno “Paola aquí hay un apoyo para la página web, tu primer página web, aquí está, ¡aplica! “Eso me obligó a ser muy ordenada en todos mis papeles, en todos mis procesos. Y luego las ferias internacionales, sabes que apóyame, yo quiero ir, ah bueno tienes que tener un producto al 100, tienes que poder surtir aunque sea a tu nicho, entonces me apoyaron y empecé a ir a la primera feria a Las Vegas, a la de Japón, vendimos, tenemos todavía clientes que son de allá y así fue como empezamos la exportación”.

La fundadora de Altura Siete señaló que la orientación de Cofoce la motivó incluso a cambiar radicalmente su estrategia de venta: si bien cuenta con tiendas físicas para posicionar su marca, decidió apostarle a la reinvención de su página web y exponenciar su e-commerce.

Durante esta contingencia sanitaria se dio cuenta del gran potencial que tenía su producto y lo que podía lograr si enfocaban todos sus esfuerzos a la venta en línea.

“Con la pandemia la gente que no compraba en línea ya se tuvo que obligar a hacerlo, eso fue una súper ayuda. A mí me dicen, oye ¿lejos de afectarte la pandemia a ti te ayudó? ¡Sí! porque mi nicho es un zapato muy novedoso, pero me lo compran personas de 60 años también, entonces esas señoras no compraban en línea, pero ahorita ya tienen que comprar, ya no les quedó de otra”.

Incluso durante estos meses de pandemia, han vendido 3 veces más que el año pasado, por lo que era importante profesionalizarse y mejorar su plataforma de venta.

“Yo quiero que la página web tengan lo más similar a experiencia de compra a si estuviera físicamente, entonces tenemos que meter una muy buena fotografía, contraté a un fotógrafo para nosotros, todo lo que le puedan poner para el cliente se imagine; tenemos gente que está contestando todo el día, que si no saben usar la página web les enseñan, entonces mucho servicio al cliente, pero si tenemos que tener una página que no ocupe tanta gente, que le piques y ya te diga comprar”.

En este momento la tienda en línea supera a su mejor tienda física, sus gastos son mucho menores y es más controlable. “Yo sugiero tener ambas cosas, tener todo en un canal de ventas al tener la página web, a lo mejor una tienda y mayoreo. Por eso le pedí el recurso a Cofoce para que me ayudaran a la página web, a hacerla más fregona y también me ayudaron para lo de Flying Solo para lo de la renta, porque le dije oye está esto, como ves, en vez de que ya no vaya yo a las ferias me ayudan con parte de la renta en Flying Solo y me dijeron vamos a ver si se puede y si, y gracias a Dios si se pudo, porque ahorita no hay ferias”.

Cofoce ha dado apoyo económico a Altura Siete para el showroom y tienda en línea en Flying Solo, así como en material digital para el nuevo desarrollo de su página de venta en línea. Además la empresa recibió del organismo asesoría en logística para sus envíos a Estados Unidos, en material digital para rediseño de su página de venta en línea y para el registro de marca en EU.

La pandemia ‘castigó’ ingresos y dejó deudas a más de 50% de empresas de moda

Más del 50% de las empresas del sector moda en el estado de Jalisco ha perdido al menos la mitad de sus ingresos y no todas se encuentran aplicando ya alguna estrategia comercial, administrativa o financiera para hacer frente a dicho entorno.

Imagen de Markus Spiske en Pixabay

La pandemia de COVID-19 ha dejado a la industria de la moda de Jalisco ante un futuro incierto, debido a que 87 por ciento de las empresas que la conforman carecen de recursos para hacer frente a sus deudas y compromisos comerciales.

Angélica Basulto, catedrática de la Universidad de Guadalajara, dijo que de acuerdo con resultados de una investigación sobre el sector, éste vive en el estado una situación inédita, con una demanda que se ha reducido en más de 50 por ciento en la entidad.

En su conferencia dentro del llamado IM Talks de Intermoda, Basulto informó que más de la mitad de las empresas de moda de Jalisco (que incluye a los sectores vestido, textil, joyería y calzado) han reducido sus ingresos en más de 50 por ciento y no todas se encuentran aplicando ya alguna estrategia comercial, administrativa o financiera para hacer frente a dicho entorno.

Moda mexicana, lista para ‘vestir’ las vitrinas europeas: Jehsel Lau

La pandemia trastoca al mundo del diseño, pero abre oportunidades para la innovación, el uso de materiales inteligentes y la filosofía del cero desperdicio, dice la diseñadora sinaloense.

Por Perla Oropeza

«Veo a México más preparado para enfrentar a monstruos como Zara, a estas grandes casas de producción, y veo diseñadores con una propuesta clara de comercio»

Jehsel Lau

La diseñadora sinaloense Jehsel Lau, que en los últimos diez años desarrolló su carrera en el epicentro de la alta moda mundial, está de regreso en México, lista para lanzar su nueva colección, experimentar con nuevos materiales y formar parte del grupo de diseñadores mexicanos que desde su país visten las vitrinas europeas.

Esta pandemia, dice en entrevista, “le ha dado un mensaje al mundo de que nada tiene que ser de prisa, que todo lo que vale la pena lleva su tiempo y eso abre la puerta a los diseñadores que, como yo, buscamos crear diseño responsable, de calidad, bajo el concepto de slow fashion”.

A ella, mientras tanto, la contingencia la ha encontrado en su mejor momento como creadora y empresaria. “He madurado y aprendido. Para mí es sin duda el punto de regreso a mi carrera, con todo su esplendor” dice Lau, quien en los últimos cuatro años se alejó un poco de los reflectores, cerró su Atelier en Milán y se mudó a Versalles, Francia, para dedicar el mayor tiempo posible a su primer hijo.

“Justamente en este periodo me he sentido más con el compromiso de generar un ‘Hecho en México’».

Bailarina desde los cuatro años de edad, fue precisamente la danza la que llevó a Jehsel Lau a convertirse en diseñadora. “Tenía la necesidad del vestuario y una vez dije: voy a estudiar eso para hacerlo yo misma porque nadie entiende mis ideas”.

Obtuvo una beca de diseño de vestuario en Arizona y al terminar se mudó a Italia, donde más adelante fundó su empresa y comenzó a producir prendas para bailarines. En 2014 fue finalista de “Elle México Diseña”, donde por primera vez tuvo contacto con la “moda fashionista”. Su última colección fue vista en 2016 en Alta Roma, en Italia.

La pandemia la puso de nuevo en su casa, en Culiacán, Sinaloa, desde donde habla de su nueva colección y reflexiona acerca de los cambios que ha traído esta contingencia al mundo, a la moda y su propia vida.

Se ve a sí misma como una artista que crea mientras juega con las telas, que no se queda estancada en una sola versión, y le gusta investigar nuevas técnicas, acabados y textiles.

Su nueva colección mantiene el modelo de producción uno a uno, slow fashion. “Tenemos una filosofía de cero desperdicio, de no producir algo que va a quedar en el almacén o luego se tiene que poner a un precio más bajo; la idea siempre es producir conforme se va pidiendo. Lo que ha cambiado con esta pandemia es que al ya tener un mercado más consciente se ha podido anticipar algunas piezas que no son completamente terminadas pero que se ajustan al cuerpo según la talla que se pida. Eso nos da posibilidad de responder con menos tiempo”.

Su producción es de máximo 20 réplicas por diseño, con la “ideología de una moda responsable sin el afán de saturar el mercado”.

En sus piezas, Lau utiliza telas de alta tecnología, impermeables y protectoras del frío extremo.

―¿Qué viene después de la pandemia? ¿Cuáles son tus sueños?

Seguramente tendré que viajar de regreso a Europa porque ahí está también mi casa. Pero con todo el tiempo que llevo aquí ya le encontré todo el amor a mi país y quiero quedarme. Mi sueño es ser siempre fiel a mi diseño y al mismo tiempo tener una empresa estable. Justamente en este periodo me he sentido más con el compromiso de generar un ‘Hecho en México’ que vista esas vitrinas a nivel internacional. Me siento ya con un compromiso de ser parte de estos diseñadores mexicanos que están haciendo un muy buen trabajo y ser uno de estos ejemplos donde no sólo se da el diseño sino también en un negocio rentable. Ya México en estos últimos años ha preparado la industria de la moda y estamos justo en el momento para lograr que las marcas mexicanas se impulsen más allá.

En Alta Roma pude presentar mi trabajo como diseñadora mexicana, ese era uno de mis sueños y lo viví. Ahora mi objetivo número uno es impulsar la industria aquí en México, desde mi lugar de nacimiento, desde Culiacán, sobre todo en el prêt-à-porter. De las pasarelas europeas vienen todas estas influencias que bajan a tiendas de producción masiva como Zara o Forever 21. Veo a México más preparado para enfrentar estos monstruos, estas grandes casas de producción, y veo diseñadores con una propuesta clara de comercio, lo cual ha sido una de las desventajas que siempre han tenido los diseñadores. Había diseñador pero no una parte de comercio junto con él. Ahora lo veo más conectado y por ello pienso que ya teniendo este modelo de negocio bien definido se puede competir de mejor forma a nivel internacional.

—La nueva colección está inspirada en tus ancestros chinos. Esa parte de tu biografía ¿qué ha significado para ti?

―Mi bisabuelo vino de China, seguimos teniendo familiares allá y desde pequeña tuve contacto con esa cultura. Creo que eso de algún modo está en mi equipaje de experiencias y se ve siempre reflejado. Con este periodo de resguardo, de estar en casa, de meditación, me dio esta furia de crear y empezó a darse esta colección de forma muy sencilla y natural con unos textiles que ya tenía. Fueron momentos de entender todo lo que te han dado las experiencias de generación en generación, que siempre son parte importante del porqué tomas decisiones en la vida.

¿Cómo te ves en este momento como empresaria?

―Me veo mejor que antes. Espero no hablar muy anticipadamente, pero he madurado, he aprendido y esta pandemia le ha abierto un espacio a diseñadores como yo que buscamos. Desde el 2018, cuando nació mi hijo, me dediqué a atender clientas privadas, a quienes les realizaba su guardarropa bajo el modelo de slow fashion. No hay prototipo, toma su tiempo de calidad y es valorado precisamente por eso. Este modelo de negocio es muy indicado para un momento donde se reduce la producción global.

―¿Cuáles son tus planes para la siguiente colección?

Hay algo en puerta que hemos venido trabajando desde abril. Una colección que se va a manejar un material especial que es resistente al cloro, esto con el afán de que la persona que invierta en la moda hoy en día obtenga una pieza que no sólo sea formal para ella, sino que le dé seguridad de que la pueda desinfectar si ese es su propósito, y que le vaya a durar más tiempo que una pieza normal, que normalmente no puede soportar el cloro.

Ya en 2016, en mi última colección al público que presenté en Alta Roma era de materiales inteligentes y ahora una tecnología aplicada que se llama  Ecorepel, significa que no se le generan bacterias ni hongos en la superficie que no se genera grasa y también que son fáciles de lavar, que son waterproof, muy ligeras, cambian según la temperatura.

Son materiales muy caros, esa es una realidad, pero lo que sí se está logrando para esta colección es poder atender un mercado con un rango de compra de entre 1,200 a 2,500 pesos, para personas que puedan permitirse obtener una pieza de alto rendimiento y al mismo tiempo se vea oportuna para ir a trabajar o cumplir sus funciones del día al día.

―Tu nueva colección habla de introspección y resiliencia, ¿me puedes hablar más sobre ella, sus imágenes y colores?

En esta colección me parece que surgió el color sinaloense; los colores brillantes son muy de mi tierra, como el azul, el rojo, un amarillo mostaza, lila o tinto. Son piezas muy lineales, minimalistas. Están hechas con la filosofía del cero desperdicio, llevan una especie de parches, que no suena muy glamoroso, pero básicamente significa que hay un pedazo que viene de otra tela, de otra colección. Son bien cuidados porque me gusta que el diseño se vea elegante. Esta técnica del slow fashion se está utilizando mucho, pero no me gusta abusar de ella.

Es minimalista por la idea de que la belleza se puede encontrar en la simplicidad o en lo genuino que tenemos como personas. Utilicé seda strech para mantenerme en costos que fueran más accesibles.

Jehsel Lau es originaria de Culiacán, Sinaloa y estudió Comercio Internacional en el Tecnológico de Monterrey. Ganó una beca para realizar una maestría en diseño de vestuario y tecnología en la Universidad de Arizona. También fue finalista en el Concurso de Diseño Elle México en 2013 y ganadora del Premio Downy Fashion. Tiene su propia marca ‘Jehsel Lau ® Outlier Fashion’, y es representante del slow-fashion, que busca la personalización y la innovación constante en la moda. Ha colaborado con compañías como Balletto di Roma y el Festival de Ópera Amazonas en Brasil. En 2014, recibió el premio “Sinaloa Ejemplar en el Mundo”