Category Archives: Bienes Raíces

Pandemia impulsa arrendamiento residencial

A la par que crece el mercado de renta, aumenta la contratación de pólizas de protección jurídica para los propietarios de los inmuebles: José Antonio Valle, presidente de Segurenta.

Por: Perla Oropeza

La pandemia en México y los efectos en su población han dado un importante impulso al mercado de arrendamiento de inmuebles para uso residencial, que se prevé continuará ya superada la contingencia.

José Antonio Valle Aguilar, presidente de Segurenta, dice en entrevista que el alquiler de vivienda tuvo en el último año un crecimiento de 18 por ciento en México. “Antes de la pandemia significaba 1.4 por ciento en el PIB nacional y ahora es 1.8 por ciento».

A la par que la actividad, creció también la demanda de servicios de protección jurídica para los arrendadores, preocupados por la incertidumbre económica generada por la pandemia.

José Antonio Valle Aguilar, presidente de Segurenta.

«En nuestra empresa tuvimos un crecimiento de 27 por ciento en 2020, que es altísimo, pues nosotros veníamos con cifras de crecimiento de 9, 11 y ya rompiendo récord, 15 por ciento. Al irnos arriba de los 20 algo grande está sucediendo”, comenta.

Segurenta, añade, busca garantizar que para el propietario sea un excelente negocio arrendar sus propiedades.

“Lo que nosotros hacemos es buscar al inquilino ideal y conseguir un excelente contrato. Realizamos toda la búsqueda financiera, moral y jurídica de la persona a la que se va a rentar y le quitamos muchos dolores de cabeza al propietario».

Valle explica que las personas que contratan sus servicios pagan alrededor de 30 por ciento de un mes de renta por año de protección.

Con la póliza, Segurenta está obligada a llevar a cabo cualquier procedimiento que sea necesario en relación con el inquilino. “El dueño no tiene que hacer nada, puede estar tranquilo, mientras nosotros hacemos todo el análisis y determinamos qué hacer; somos abogados y estamos obligados a llevar sin ningún costo adicional cualquier procedimiento que se requiera”.

Prueba de su éxito es que de 11,900 pólizas en el mercado de la República Mexicana, sólo se han tenido que atender 3 juicios.

Entre sus objetivos para este año, añade, está integrarse al mercado estadounidense. Por lo pronto, ya operan en Guatemala y tienen planes de continuar la expansión hacia otros países de Centroamérica.

Fundada hace 14 años, Segurenta, ha tenido que remar contra corriente ante una pobre cultura de seguros en México. Pero la pandemia y la incertidumbre que generó hizo un gran cambio.

Dio a los propietarios el interés de obtener “una certeza jurídica sobre interrogantes como quién me paga o no me paga la renta, qué hago si un inquilino se niega a entregar mi inmueble, quién los puede desalojar, cuánto cuesta un abogado especialista en materia de arrendamiento inmobiliario y más», puntualiza Valle.

PANDEMIA IMPUSO CAMBIOS

El incremento de la demanda tiene diversas causas. Valle Aguilar explica: “Por un lado, no sólo en la República Mexicana sino a nivel mundial, la pandemia ha llevado a mucha gente a cambiarse de una ciudad a otra, por la pérdida de empleo y la búsqueda de oportunidades”.

Además, con el home office muchas personas que vivían en departamentos reducidos buscaron opciones de un mayor espacio de vivienda, lo que disparó precios en diversas ciudades. Por ejemplo, indica Valle, la ciudad de Mérida era “muy económica” en cuanto a compra y arrendamiento, y a partir de la pandemia el incremento de la renta es de 27 a 28 por ciento.

Por otra parte, las nuevas generaciones ya no tienen el mismo sentido de arraigo. “Yo tengo 46 años y a nosotros nos enseñaron que el hacerte de una propiedad era reducir tu pobreza. Mi abuela decía: ‘la casa no te hace más rico pero sí menos pobre’ y actualmente a las nuevas generaciones les gusta rentar, porque pueden alquilar hoy en Santa Fe, mañana en Coyoacán, el próximo año en Barcelona. Por eso también se ha incrementado muchísimo el tema de coliving.

Se ha incrementado en algunas ciudades el costo a causa de la misma demanda, y esto también ha impulsado la compra de propiedades con el objetivo de rentar. En otros casos, personas que antes no lo hacían, han decidido rentar sus propiedades de forma total o parcial, para tener un ingreso más para la familia.

En los siguientes tres años, se espera la estabilización en los precios de alquiler de las viviendas, que aún se encuentran «un poco bajos».

Explica el presidente de Segurenta: «Normalmente el rendimiento mínimo esperado de una propiedad es del .5 por ciento mensual, pero en el caso de México estamos debajo de este número, por eso las rentas del país son más bajas en comparación con, por ejemplo, Guatemala donde las propiedades generan un rendimiento mensual del .75 por ciento.

«En Guatemala, una propiedad que cuesta 200 mil dólares, se renta en un aproximado de 1,500 dólares mensuales. Y en la CDMX, una propiedad con el mismo precio difícilmente se logra rentar en más de 1,000 dólares al mes.

De cualquier manera, aclara, es un buen negocio. “La gente lo que busca es la certeza en su patrimonio, al momento en que tú compras una propiedad en México, a pesar de que no te esté dando la rentabilidad que buscas, sí te esta dando plusvalía. Por ejemplo, si compras un departamento en 4 millones en Polanco, en un año va a subir 22 por ciento. Entonces sí es muy buen negocio y bien estructurado es un excelente negocio”.

ARRENDAMIENTO COMERCIAL

La otra cara de la moneda se observa en el arrendamiento de tipo comercial. “Lamentablemente al día de hoy el 60 por ciento de las empresas no ha regresado a laborar en forma presencial y yo creo que el 50 por ciento va a ser muy difícil que regrese en su totalidad”.

En los próximos meses, estima el presidente de Segurenta, muchas oficinas permanecerán vacías. “El panorama que viene para el tema comercial no es nada alentador y lo puedes ver en inversiones comerciales. Un tema muy lastimado es el área restaurantera, es muy difícil que se llegue a ocupar el número de locales que tenían los restaurantes».

Pandemia no detiene construcción de oficinas en el Bajío

Querétaro se posiciona como uno de los mercados más importantes del país para inversionistas inmobiliarios: Newmark.

Los estados del Bajío mexicano mantienen un gran atractivo para las inversiones inmobiliarias del segmento corporativo.

Pese a la pandemia, no se detiene el crecimiento de inventario ni se reduce el ritmo con que la superficie pasa de su etapa de planeación a construcción, según reporte de Newmark.

En Querétaro, por ejemplo, se anunció en diciembre uno de los proyectos más importantes para el mercado de oficinas del Bajío: Distrito Querétaro, que contará con una inversión superior a los 2 mil 500 millones de pesos y será el más grande desarrollo de su tipo en la entidad.

Samuel Campos, director ejecutivo de la zona Bajío de Newmark, dijo que una vez que termine la pandemia, Querétaro se posicionará como uno de los mercados más importantes del país, «a pesar de que en el último periodo del 2020 el mercado de oficinas en el estado se mostró prácticamente estático en todos sus indicadores”.

El inventario de la capital queretana se mantuvo sin cambios, apenas por encima de los 500 mil metros cuadrados, y con una tasa de disponibilidad de 19.7 por ciento Esto equivale a poco más de cien mil metros cuadrados no ocupados, cifra que evidencia una sobreoferta en el mercado.

En el cuarto trimestre de 2020, se destaca que la absorción neta en el mercado corporativo de Querétaro presentó un nivel bastante bajo, pero tuvo una mejora respecto al trimestre anterior. En términos de actividad de mercado, tampoco se observaron grandes movimientos durante el período, ya que únicamente se ocuparon 1,189 metros cuadrados en toda la ciudad.

A pesar de la baja actividad del mercado durante el trimestre, la superficie en construcción aumentó en casi 30 por ciento, pasando de 80 mil 953 metros cuadrados a 105 mil 51.

En tanto, el mercado corporativo de Guadalajara reportó incremento en el inventario y crecimientos en la construcción de oficinas.

“De 2019 al cierre de 2020, el inventario ha crecido más de cien mil metros cuadrados, lo que significa que ha tenido un incremento del 17.7 por ciento. A pesar de este notable aumento en el inventario, la superficie en construcción no ha disminuido considerablemente, lo que significa que hay nuevos desarrollos detonándose en la ciudad de Guadalajara y que en los próximos años continuaremos viendo un alza en la superficie rentable en este mercado”, afirmó el director ejecutivo de la zona Bajío de Newmark.

Añadió que esto ha traído consigo un alza en la superficie disponible y en la tasa de disponibilidad, que continúa en aumento desde hace más de un año y que, desde el trimestre pasado, había llegado a niveles notorios.

Durante este trimestre, el submercado Zona Financiera presentó muy buenos indicadores pues, a pesar de haber ingresado más de ocho mil metros nuevos a su inventario, la actividad reportada fue de casi 15 mil metros cuadrados, muy por encima de Vallarta, el segundo corredor más grande del mercado y que registró más metros cuadrados desplazados.

“La economía en la región Bajío se está recuperando y el empleo y las actividades económicas seguirán en constante crecimiento los siguientes meses gracias a que es una de las regiones con un entorno más favorable para la inversión”, consideró Samuel Campos.

Mercado de oficinas en CDMX, en caída libre

La desocupación ha alcanzado niveles históricos y a futuro se prevén cambios importantes en la forma de operar de las empresas. Para Newmark, la recuperación dependerá de la rapidez con que el gobierno aplique la vacuna.

El mercado de oficinas de la Ciudad de México se encuentra en caída libre, lo que ha provocado que desarrolladores prefieran detener proyectos antes de comenzar su construcción.

“Entrar a competir con un producto nuevo en un mercado tan incierto representa un riesgo muy elevado”, comenta Giovanni D´Agostino, presidente en México y director regional para América Latina de Newmark.

Desafortunadamente, añade, estas decisiones tienen repercusiones negativas en la industria de la construcción, motor importante para la economía mexicana”.

Desde el principio de la emergencia sanitaria por COVID-19, la empresa de servicios inmobiliarios observó una desaceleración importante en la absorción de espacios de oficinas, lo que ha llevado al mercado a cifras importantes de disponibilidad.

D’Agostino Informó que un inmueble corporativo, localizado en el submercado Polanco- Anzures, es el único que se incorporó al inventario de la Ciudad de México durante el cuarto trimestre del año pasado, agregando 27 mil metros cuadrados al área rentable total de oficinas en la ciudad.

Los niveles de disponibilidad de espacios en el mercado de oficinas de la Ciudad de México han alcanzado cifras con altos históricos durante 2020 y, particularmente, durante este último período del año.

Iván González, director de la división de oficinas de Newmark, expone: “Hemos llegado una tasa de desocupación de 18.6%, que representa más de 1.3 millones de metros cuadrados. Estos se encuentran repartidos principalmente en los corredores Norte y Santa Fe, que representan 23 y 20 por ciento de la disponibilidad total del mercado, respectivamente; seguidos por Insurgentes y Polanco, cada uno con 13 por ciento del total. Estos cuatro submercados contienen cerca de 1 millón de metros cuadrados disponibles, que representan el 69 por ciento de la disponibilidad total de los espacios corporativos en la Ciudad de México”, afirmó

Durante todo 2020, se ocuparon 396 mil 006 metros cuadrados, de los cuales 24 mil 862 fueron durante el cuarto trimestre, cifras bastante bajas si se comparan con 2019, en el que se ocuparon 762 mil 774 metros cuadrados durante todo el año y 256 mil 760 durante el 4T19.

“Si bien 2020 fue un año con fuerte impacto en el mercado de oficinas en la Ciudad de México, estimamos que para 2021 comenzará a recuperarse. Será un proceso largo, pues depende de la rapidez con la que el gobierno administre la vacuna, así como de la eficacia de la misma”, aseguró González, quien confía en que esto represente una señal positiva.

YA NO SERÁ COMO ANTES

Lo cierto es que, según analistas del sector, el mercado de oficinas nunca volverá a ser como entes. La pandemia ha traído muchos cambios en el trabajo de oficina, que ahora se ha trasladado a casa y ya muchas empresas empiezan a ver el home office como parte esencial en su operación futura.

De acuerdo con Daniel Narváez, Marketing VP de la plataforma inmobiliaria Lamudi, en el diseño de los nuevos desarrollos inmobiliarios se empieza a considerar que el objetivo del usuario final será adquirir una vivienda que cuente con un pequeño espacio para trabajar desde casa en condiciones propias de una pequeña oficina o estudio, además de la necesidad de disponga de áreas verdes y espacios públicos cerca de las viviendas.

Dentro del segmento residencial plus (propiedades con un costo de entre 7 y 15 millones de pesos) siempre se ha considerado, dentro de los espacios arquitectónicos, la inclusión de una oficina o estudio, sin embargo, esas áreas no estaban pensadas para pasar jornadas de 8, 10 o más horas de trabajo diarias.  

Además los proyectos arquitectónicos pensados para la gama alta ofrecían una serie de amenidades como gimnasios, salones de reuniones y albercas, todos ellos diseñados en lugares cerrados. Este es un concepto que podría experimentar cambios importantes en el futuro porque como todo virus, aunque tenga vacuna, llegó para quedarse.

“Ya casi vamos a cumplir un año en confinamiento, y en Lamudi nos hemos dado cuenta de que las terrazas, los balcones, grandes jardines y zonas abiertas en donde la vida transcurra de manera segura, sin que ello implique el contacto con personas que no formen parte de nuestro círculo cercano, están dejando de ser vistas como amenidades premium para convertirse en un asunto de primera necesidad” explica  Narváez.

Aún no toca fondo el cierre de comercios en la Ciudad de México

Al término de 2020 sólo en Masaryk habían cerrado 32 tiendas, entre boutiques y joyerías. Se reportó que, de abril a septiembre, 335 locales fueron desocupados en plazas de la capital del país.

Corredores comerciales de Polanco, el Centro Histórico, Altavista y Santa Fe inician este año con un alto nivel de desocupación y en algunos casos reducciones de hasta 20 por ciento en las rentas, como consecuencia de las restricciones derivadas de la pandemia.

“Las tiendas de lujo han sido las más afectadas porque son bienes que no son de primera necesidad e incluso se puede hacer las compras a través de internet, que es un modelo de negocios que aceleró su crecimiento por la pandemia”, indicó Daniel Narváez, Marketing VP de Lamudi.

El escenario en el que han transitado los locales comerciales durante 2020 parece continuar en este inicio de año.

De acuerdo con el Reporte Inmobiliario 2020 de Lamudi, la demanda total en sitios on line de inmuebles comerciales en México disminuyó 34 por ciento.

Sólo en Masaryk, en la alcaldía Miguel Hidalgo, se había reportado a diciembre el cierre de 32 comercios que incluyen boutiques, tiendas de vestidos de novia y  joyerías.

Durante el segundo trimestre del año, meses en los que comenzó la emergencia sanitaria, se calculaba el cierre de al menos unos 2 mil 500 locales dentro de centros comerciales del país; en la CDMX se reportó que de abril a septiembre cerraron 335 locales dentro de plazas.

Expertos han comentado que se ha visto una tendencia de algunas marcas de lujo a dejar sus tiendas como las ubicadas en Polanco, a diferencia de las marcas que todavía permanecen en el corredor comercial del Centro Histórico, donde el flujo se ha tratado de mantener, ya que el comercio se estaba reactivando más rápido gracias la economía local, al menos en los días previos al nuevo confinamiento.

De acuerdo con datos de la plataforma inmobiliaria Lamudi, el precio de los locales en venta en Polanco va desde 1 millón 500 mil hasta 20 millones de pesos y en renta los precios van desde 150 dólares hasta los 12 mil dólares, aproximadamente,  dependiendo de su ubicación y el tamaño, que en promedio están en los 150 m².

En el Centro Histórico, los locales comerciales tienen un precio en venta desde 1 millón hasta 7 millones de pesos y en renta los precios van desde los 4 mil hasta los 100 mil pesos, según su tamaño y ubicación. En esta zona los locales comerciales tienen, en promedio, 130 metros cuadrados de construcción.

Comercio electrónico “empuja” al mercado inmobiliario industrial en medio de pandemia

El confinamiento en 2020 impulsó la demanda de almacenes y centros de distribución en el Valle de México: Newmark.

Empresas de almacenamiento y logística se convirtieron en las grandes jugadoras del mercado inmobiliario industrial, debido al crecimiento de hasta 40 por ciento del comercio electrónico registrado en 2020.

Giovanni D´Agostino, presidente en México y director regional para América Latina de Newmark, dijo que “a pesar del fuerte impacto que provocó la pandemia en los bienes raíces, el sector industrial fue el que desarrolló un mayor número de operaciones inmobiliarias”.

Agregó que, si bien el tercer trimestre del año enmarcó cifras poco favorables para las absorciones en general, el dinamismo del mercado se hizo presente mediante la aparición de las bodegas de última milla en la parte central de la zona metropolitana de la ciudad de México (ZMCM), así como la construcción de naves industriales en el resto de los corredores.

“El confinamiento provocado por la pandemia nos hizo no sólo resilientes, sino buscar otras alternativas, enfrentar nuevos desafíos y el sector industrial los logró solventar con éxito”, señaló D´Agostino, quien se dijo convencido de que este 2021 iniciará el camino a la recuperación.

Jorge Fabris, director del sector industrial de Newmark, indicó que “2020 no fue un año fácil para los desarrolladores inmobiliarios. Durante el tercer trimestre del año, la caída de los precios industriales fue evidente, mientras que las desocupaciones se hicieron presentes en casi todos los corredores de la Zona Metropolitana del Valle de México”.

Sin embargo, acotó, los desarrolladores emplearon estrategias para facilitar la estancia de sus inquilinos, no sólo al acceder a replantear tiempos de contrato y precios, sino también generando planes de pago a mediano plazo que pudieran coadyuvar a la mitigación de los efectos de la pandemia”.

En el reporte de cierre de año del mercado industrial inmobiliario se destaca que el comercio electrónico fomentó transformaciones de los procesos de cadenas de suministro y con ello, una mayor demanda de espacios de distribución de los productos, lo que impulsó un crecimiento de los CEDIS, en la zona centro de la Ciudad de México, principalmente en la zona de Gustavo A. Madero y el CTT (Corredor Cuautitlán-Tultitlán-Tepotzotlán).

Esto dio como resultado que el inventario industrial clase A en la ZMCM presentara más de 12 millones de metros cuadrados en el cuarto trimestre de 2020, aumentando la construcción, al presentar casi 966 mil metros cuadrados, comparado con el tercer trimestre y una tasa de disponibilidad en la Ciudad de México que se elevó a 5.8% en el último trimestre de 2020.

Fabris agregó que a lo largo del 2020 las Fibras Industriales demostraron ser las más fuertes, reflejando efectos positivos que no sólo se observan en la demanda de espacios industriales, sino en el valor de sus acciones que, en algunos casos, lograron créditos por 50 millones de dólares para el desarrollo de edificios build to suit.

Como un recuento de la actividad más representativa del 2020, la absorción neta anual alcanzó un techo total de casi 300 mil metros cuadrados. El corredor con mayor actividad correspondió a Tepotzotlán, con más de 100 mil metros cuadrados en transacciones a lo largo del año.

La construcción de naves industriales ha permanecido constante a lo largo del año, con ligera tendencia al alza. Actualmente, los corredores cuyos niveles de construcción son mayores corresponden al corredor Toluca, así como el de Cuautitlán-Tultitlán-Tepotzotlán (CTT). Los corredores con menor (o nulo) desarrollo constructivo, corresponden a Iztapalapa y Naucalpan, dada la escasez de tierra para desarrollar.

En el cuarto trimestre del 2020, los precios ponderados de las naves industriales registraron un incremento respecto al trimestre anterior, al pasar de 5.48 a 5.85 dólares el metro cuadrado. El corredor con los precios mínimos de la zona metropolitana del Valle de México corresponde a Huehuetoca, al presentar valores de 3.39 dólares en promedio y el corredor con el precio más alto por metro cuadrado es Vallejo-Azcapotzalco con 10.78 dólares.

Crece desocupación en mercado de oficinas de la Ciudad de México

Los 10 submercados monitoreados por Newmark en CDMX presentaron absorción negativa en el tercer trimestre.

El mercado de oficinas en la Ciudad de México registró una reducción de 45 por ciento en el tercer trimestre respecto al periodo abril-junio y de 75 por ciento comparado con los primeros tres meses del año, de acuerdo con un reporte de Newmark Knight Frank.

“Es notable que los 10 submercados de oficinas de CDMX monitoreados por Newmark presentaron absorción negativa para este período, cosa que no se había visto antes y empezamos a ver mercados que se van sobre ofertando, aunque la construcción no se desacelera, lo que habla de una actividad que se mantiene viva, pero a ritmos más pausados”, señaló Giovanni D´Agostino, presidente en México de la empresa especializada en bienes raíces.

De acuerdo con el análisis, la nueva caída en la absorción neta prácticamente duplicó la cifra negativa del periodo anterior.

En esta ocasión, las absorciones netas negativas no son atribuibles a ingresos de nuevos edificios al inventario (55k m²  repartidos en Polanco e Insurgentes), sino a la baja actividad y a importantes niveles de desocupación, principalmente en los corredores Santa Fe y Periférico Sur.

En consecuencia, la tasa de disponibilidad continúa en aumento y hoy se ubica por encima del 18 por ciento, continuando con la tendencia ascendente. Este indicador no se reducirá en breve debido a que aún hay más de 1 millón de metros cuadrados en etapa de construcción y la recuperación de la economía mexicana no se espera que suceda en el corto plazo.

Los submercados con mejor comportamiento fueron Polanco e Insurgentes, que tuvieron la apertura de tres nuevos edificios durante el trimestre y que también son las zonas en las que se seguirá incrementando el inventario.

En cuanto a los precios de salida, se mantuvieron relativamente estables en 22.77 dólares por metro cuadrado, aunque irán disminuyendo dada la sobreoferta en el mercado.

Mercado inmobiliario industrial da señales de reactivación en el Bajío

En Guanajuato y Querétaro “despierta” la demanda de espacios, impulsada por la presencia de las armadoras automotrices: Newmark.

Para el resto del año se espera una mejoría en el mercado inmobiliario industrial de Querétaro y Guanajuato, estados donde se observa una reacción positiva en el sector manufacturero.

De acuerdo con el último reporte del departamento de investigación de mercados de Newmark, aunque todavía se siente el efecto negativo de la contingencia sanitaria, ya hay señales de que se está reactivando el mercado y vuelve a mostrar demanda de espacios, en gran parte gracias a por la presencia de las armadoras automotrices en la región.

En Querétaro, los sectores aeroespacial y logístico muestran su músculo y han permitido que las empresas desarrolladoras registren en el tercer trimestre del año un mejor desempeño que en el trimestre previo. El corredor que registró el mayor número de operaciones fue Aeropuerto.

En el estado poco a poco se están reanudando las construcciones de nuevos edificios y parques industriales. La tasa de disponibilidad en Querétaro disminuyó respecto al trimestre anterior, al pasar de 7.00 a 5.8 por ciento.

En Guanajuato, el submercado de San Miguel de Allende, que no había registrado movimientos en los trimestres pasados, ahora cuenta con construcciones nuevas con desarrolladores importantes, y tuvo un par de movimientos con una desarrolladora de parques industriales. La tasa de disponibilidad en Guanajuato disminuyó respecto al trimestre anterior, al pasar de 8.30 a 4.18 por ciento.

El corredor de Silao es el que cuenta con mayor disponibilidad, ya que últimamente ha sido una zona en donde desarrolladores, armadoras y nuevas empresas están llegando; Salamanca es el corredor con menos metros cuadrados disponibles; Celaya continúa como el segundo más bajo y León fue el corredor que más metros cuadrados reportó, ya que hubo uno de los cierres más importantes del trimestre, con un BTS de 40 mil metros cuadrados, destacó Giovanni D´Agostino, presidente en México y director regional para América Latina de Newmark.

Por su parte, Samuel Campos, director para la región Bajío de Newmark, indicó que, dado que los mercados inmobiliarios son dinámicos y los estándares de calidad son cambiantes, en Newmark se hizo una revisión exhaustiva de las naves industriales existentes en el mercado de Querétaro y Guanajuato, así como una reclasificación de las mismas.

“Esta reclasificación considera siete de los criterios más importantes que se evalúan en los estándares de calidad de parques industriales, entre ellos podemos destacar los materiales constructivos, la edad de la nave y localización estratégica. Naturalmente, los inventarios de los submercados sufrieron cambios notables, así como todos los indicadores de mercado asociados a estos”, indicó Samuel Campos.

Añadió que, desde hace un par de meses, se ha observado mucho más movimiento en la región del Bajío con empresas que están llegando, otras retomando proyectos y poniéndose al día en cuanto a lo que se está registrando en la zona.

“Curiosamente, de los clientes que tenemos en el Bajío solo hemos registrado una negociación donde se dio un cambio en el arrendamiento de dólares a pesos, el resto de las operaciones se sostuvieron sin modificaciones. Aunque hubo sectores impactados positiva y negativamente en la presente coyuntura, los que destacaron fueron los de e- commerce, salud, higiene e insumos médicos, incrementando sus operaciones en el país y en la región”, subrayó el director de la región Bajío de Newmark.

“En cuanto a los precios de renta de naves industriales no hubo mucho cambio con respecto al trimestre pasado, esto por la situación que estamos pasando y los principales desarrolladores mantienen el precio para no afectar aún más el mercado industrial.”

En Querétaro, el precio de renta para el tercer trimestre del 2020 se mantuvo similar al del trimestre anterior, con un promedio de 3.92 dólares por metro cuadrado. El precio máximo por metro cuadrado correspondió al corredor Querétaro Centro con un precio de 5.50 USD/m², mientras que el más bajo continúa registrándose en el corredor El Marqués, con de 3.25 USD/m².

En Guanajuato, los precios de renta para el tercer trimestre del 2020 fueron en promedio de 4.20 USD/m², siendo el máximo el registrado en el corredor Salamanca con 4.75 USD/m² y el más bajo fue en el corredor Silao, con un de 3.55 USD/m².

El precio promedio con respecto al trimestre pasado tuvo pequeños cambios, debido a la poca demanda que se ha tenido en el mercado por la situación actual.

En agosto, se inauguró la ampliación de la Planta de Stant en San Miguel de Allende, en donde se realiza una inversión de 15 millones de dólares; y en septiembre Toyota anunció 170 millones de dólares para llegar a un tope de producción de la camioneta Tacoma por más de 130 mil unidades por año.

“Esperamos una reacción positiva para lo que resta del año, que se puedan reactivar proyectos y se dé un nuevo giro en la industria, aunque sabemos que tanto Guanajuato como Querétaro seguirán siendo foco de atención importante, gracias a su alojamiento de las armadoras automotrices más importantes”, añadió Samuel Campos.