Tag Archives: marketing

Innocent Drinks: No tengas miedo de empezar pequeño

Innocent DrinksLa de Innocent Drinks es probablemente una de las historias empresariales más citada en el mundo de los negocios de Reino Unido en los últimos tiempos. Además de inspiradora, definitivamente es una de mis favoritas.

“La principal diferencia de los que tienen éxito y de los que no, es que las personas de éxito son las que realmente empiezan.”

Éste es un consejo de los fundadores de Innocent Drinks, Richard Reed, Adam Balon y Jon Wright, tres amigos que estudiaron en la Universidad de Cambridge, y que siempre tuvieron la idea de poner un negocio juntos.

Tuve oportunidad de asistir a un evento en donde Adam Balon compartió algunos de los secretos, tácticas y estrategias que utilizaron, pero también para hablar de los retos y dificultades que han tenido como empresa.

En 1998, después de explorar diversas ideas decidieron crear una empresa de licuados smoothies, la idea surgió de una necesidad personal. Había mucha gente como ellos que trabajaban largas horas, esto tenía un impacto en la mala dieta que tenían y pensaron que sería una buena idea crear un producto que te diera tu ración de frutas/verduras diarias. Después de pasar seis meses trabajando en las recetas, aún no tenían la confianza suficiente para renunciar a sus puestos de trabajo bien remunerados para abordar el proyecto de tiempo completo, ya que todavía dudaban de que hubiera un mercado para sus bebidas.

Así que decidieron empezar poco a poco. Invirtieron 500 libras y establecieron un puesto de venta en un festival de música en Londres para vender sus licuados y probar el mercado.

Para ello, necesitaban una manera de recoger comentarios de los clientes. Originalmente, habían diseñado un cuestionario de dos páginas detalladas para que las personas los llenaran, pero se dieron cuenta que era demasiado pedir a la gente en un festival de música.

Pusieron un letrero preguntando: “¿Debemos renunciar a nuestros trabajos para dedicarnos a hacer smoothies?” Y colocaron dos contenedores de basura debajo del letrero, uno que decía SÍ y otro que decía NO. Luego la gente tendría que votar con sus botellas vacías (después de haber probado el licuado) tirándolas al contenedor de basura elegido.

Al final del festival habían vendido la totalidad de sus licuados. ¿El resultado de la prueba? El basurero de SÍ estaba lleno, el de NO estaba casi vacío y el resto, como dicen, es historia.
Esto les dio la seguridad que necesitaban para renunciar a sus puestos de trabajo y dedicarse a hacer batidos para ganarse la vida.

La innovación y marketing inteligente

son las claves para el éxito

Innocent Drinks fue muy innovador desde el principio. Desde la forma en que realizó su investigación de mercado en un festival de música y su filosofía ética.

En el 2004 Innocent Drinks estableció la Fundación Innocent, una organización benéfica registrada en el Reino Unido que ofrece subvenciones a organizaciones no gubernamentales e instituciones de beneficencia. Una décima parte de los beneficios de la empresa va a estas causas.

Su ethos “inocente” fue puesto en duda cuando se asoció con la Coca-Cola, una de las mayores corporaciones del mundo y que ha tenido un historial cuestionable cuando se trata de la ética. A pesar de una serie de campañas de boicot que impregnaron los canales de redes sociales, la compañía ha ido viento en popa y ahora exporta. Innocent vende más de dos millones de licuados a la semana en 11 países diferentes en Europa. En 2013, Coca-Cola tomó el control total, en un acuerdo que generó millones a los fundadores de la compañía.

Innocent Drinks fue una de las pioneras en la creación de una compañía agradable, divertida como se reflejó en sus envases, sitio de internet y todas sus comunicaciones, lo que realmente entró en la conciencia del público. Mucho de su éxito también se debe a cómo utilizaron relaciones públicas para posicionarse. Innocent Drinks es un formidable ejemplo de lo importante que es desarrollar una propuesta innovadora y marketing inteligente.

La historia demuestra cómo algo pequeño puede crecer y convertirse en una empresa internacional. Lo importante es EMPEZAR.

Innocent Drinks 3

Richard, Jon y Adam

 Twitter: @sapovalovacoach  

Redes sociales, palanca para las empresas

Hace una década pocos imaginaban el poder que alcanzarían las redes sociales, que hoy día conectan a más de mil millones de personas y captarán en 2013, según la consultora eMarketer, más de diez mil millones de dólares, sólo por publicidad dirigida a sus usuarios jóvenes.

Sin embargo, las empresas y los ejecutivos de marketing todavía no han encontrado la fórmula para posicionar su marca en plataformas como Facebook o Twitter. Es un hecho que en países como México  las empresas tienen poco interés en las “social networks” o temen acercarse a ellas porque no saben cómo utilizarlas.

Facebook tiene ya 870 millones de usuarios y potencial valor en bolsa de 55 mil millones de dólares y no es casualidad que Google, la compañía más poderosa de Internet por ingresos, haya presentado su red social Google+, atraída por el mercado de la publicidad on line en redes sociales, el cual, según las consultoras eMarketer y Gartner, generó unos cinco mil 500 millones de dólares en 2011 y pudiera generar un 24.2 por ciento más en 2012.

Tampoco es extraño que series que antaño estaban destinadas a transmitirse en televisión ahora opten por las redes sociales para así tener una mayor interacción con su público y con ello medir mejor su rating, como es el caso de Aim High, que se hace llamar “serie social” y que ha comenzado a transmitirse antes por Facebook  que por la Warner Channel.

De hecho,  las redes sociales ya “mandan” en Internet y se hacen sentir en el mundo físico, mientras que los empresarios se encuentran a la zaga para adentrarse en ellas, pues según The 2011 Global CMO Study de IBM, para el que se entrevistó a unos mil 700 gerentes de mercadotecnia de 64 países sobre su conocimiento en redes sociales, sólo un 26 por ciento de ellos tiene un blog o ingresa a alguna red social.

En el caso especifico de México y de acuerdo con el analista independiente en redes sociales, Nikolas Maksymiv Valdelamar, el 70 por ciento de los usuarios de las redes sociales son jóvenes entre los 15 y 29 años de edad; el resto lo componen personas de mayores edades y ni un cinco por ciento de los perfiles pertenecen a entidades empresariales o gubernamentales.

A decir del experto, en el caso de México “muchas empresas tienden a menospreciar esta comunicación. No han comprendido aún que las redes sociales son un medio masivo de comunicación en el que bien se puede posicionar una marca”.

Maksymiv Valdelamar sostiene que en la mayoría de los países las empresas que mantienen algún perfil en las redes sociales los utilizan más como un canal de venta y en algunos casos, sólo llegan a responder a alguna “queja” de los usuarios.

No obstante, añade, las social networks pueden ser una plataforma ideal para una comunicación de doble vía, en las que se puede atender tanto a proveedores como a clientes finales. La empresa debe comprender que si un usuario de Facebook “postea” -comentario- algo en su perfil o lo sigue en Twitter, es que ya es una persona “casada” con la marca, que espera que le respondan y más pronto si es el caso de Twitter, no importa si es fin de semana o un día feriado.

“Si está en Twitter o Facebook, debe proveer contenidos y no sólo inundarlos con promociones. Una empresa debe desenvolverse en las redes como en la vida real, poner a personas que conozcan la filosofía y valores de la empresa.

”Las empresas deben tener estrategias, como enfocarse al mismo segmento en Facebook o Twitter. No es complejo esto y en el mediano plazo da frutos: la confianza en la marca. La cuestión es generar interés y confianza, para que cuando lo necesiten, los usuarios estén con ellas”, dijo Nikolas Maksymiv Valdelamar.

El analista también refiere que la empresa debe mantener y mejorar su comunicación en canales tradicionales de comunicación, porque la idea es “incursionar y diversificar su presencia en nuevos canales. En medios de comunicación masivos, que son formales a su manera”.