Tag Archives: Baja California

Cumbre mundial del vino se realizará en México

La Organización Internacional de la Viña y el Vino eligió a México como sede de su Congreso Mundial; se realizará en noviembre de 2022 en Ensenada, Baja California.

La ciudad de Ensenada, Baja California fue seleccionada para albergar el 43 Congreso Mundial de la Viña y el Vino 2022, uno de los encuentros más relevantes del sector a nivel mundial y que coincidirá con los cien años de creación de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV).

El secretario del Consejo Mexicano Vitivinícola,  Alberto Curis, expresó que este evento representa más de mil 500 invitados nacionales e internacionales, científicos, investigadores, especialistas, productores y agroindustriales.

El secretario de Economía Sustentable y Turismo de Baja California, Mario Escobedo Carignan, estimó que el Congreso de la OIV podría dejar una derrama económica por alrededor de tres mil 600 millones de pesos.

Añadió que el estado también será sede de la Asamblea Nacional de la OIV. Estas reuniones, comentó, permitirán “reforzar las acciones de reactivación turística y económica para el estado, además de ser una gran oportunidad para proyectar a la región como productor de vinos de calidad y de cualidades únicas”.

Baja California es considerado como el punto más importante del país en materia vinícola, ya que alberga más de 150 bodegas y cuenta con más de 4,000 hectáreas de cultivo de vid, además ser productor del 85 por ciento del vino mexicano.

El secretario de Agricultura de México, Víctor Villalobos Arámbula, señaló que del 2018 a 2020 la producción de uva industrial en el país registra una tasa de crecimiento promedio anual de 10 por ciento, con más de 73 mil toneladas, lo que permite producir casi 36 millones de litros de vino y dos millones de litros de derivados como jugos, vinagres, entre otros.

Destacó que esta actividad ha crecido en México y son 14 estados productores de vid, con una superficie de 39 mil 243 hectáreas sembradas, con más de 50 variedades en producción, de las cuales ocho mil 431 hectáreas se destinan a la elaboración de vinos y otros productos industriales.

Para soportar este dinamismo productivo, añadió, México cuenta con 82 variedades registradas en el Catálogo Nacional de Variedades Vegetales del Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS) y muchas más están en proceso de validación, lo que representa una ventana de oportunidades para investigadores e inversionistas.

México registra alrededor de 40 mil hectáreas de cultivo de uva, que el año pasado tuvieron un valor de producción de 11 mil millones de pesos, destacando Sonora como principal productor de uva de mesa.

Víctor Villalobos, secretario de Agricultura y Desarrollo Rural

El funcionario aseguró que en el país se generan 470 mil 300 toneladas de uva de todas las vocaciones, donde la industria vitivinícola genera más de 500 mil empleos directos e indirectos, lo que la convierte en la segunda fuente de empleo en el sector agrícola mexicano.

México cuenta con una gran tradición en la elaboración del vino, que data de 1593, con el establecimiento de la primera bodega para su producción comercial en Parras, Coahuila, al igual que en sus diferentes bebidas espirituosas.

“Contamos con seis rutas enológicas reconocidas a nivel internacional, de las cuales Ensenada, Baja California, es considerado el segundo mejor lugar del mundo para tomar vino”, comentó.

El Congreso Mundial de la Viña y el Vino de la OIV reunirá a los más grandes expertos nacionales e internacionales del sector vitivinícola del mundo para tratar y exponer temas relevantes y de impacto para el sector.

El 30% del consumo nacional de vino proviene de la industria doméstica,  por lo que en los próximos años buscamos incrementarlo al 50%, con respecto al consumo de marcas extranjeras

HANS BAKCHOFF, PRESIDENTE DEL CONSEJO MEXICANO VITIVINÍCOLA

La OIV reporta caída de 3%
en consumo mundial por COVID

La OIV es un organismo intergubernamental de carácter científico y técnico de competencia reconocida en el ámbito de la viña, del vino, de las bebidas a base de vino, de las uvas de mesa, de las uvas pasas y de otros productos derivados de la vid. Está compuesta por 47 Estados miembros.

De acuerdo con la organización, la crisis de la COVID-19 provocó en 2020 una caída del 3 por ciento en el volumen de vino consumido, mientras que la producción de vino se posicionó ligeramente por debajo de la media por segundo año consecutivo.

En su último reporte, la OIV precisó que en 2020 los viñedos en el mundo tienen una superficie de 7.3 millones de hectáreas, una cifra estable desde 2017.

El consumo de vino en México es actualmente de un litro per cápita, mientras que en países como Brasil alcanza tres litros y en Europa llega a 60 litros.

Hans Bakchoff, presidente del Consejo Mexicano Vitivinícola

La producción mundial de vino, excluidos zumos y mostos, en 2020 se estima en 260 millones de hectolitros, 1 por ciento más que en 2019, pero ligeramente por debajo de la media por segundo año consecutivo.

El consumo mundial de vino en 2020 se estima en 234 millones de hectolitros, lo que representa una disminución del 3 por ciento con respecto a 2019 y alcanza así el nivel más bajo de consumo registrado desde 2002.

En 2020, el mercado de las exportaciones mundiales de vino se ha contraído ligeramente en volumen, alcanzando los 105.8 millones de hectolitros (−1.7 %/2019), pero ha experimentado una caída bastante considerable en valor, con 29 600 millones de euros (−6.7 %/2019).

Impulsan apoyos para el vino 100% mexicano

La Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) presentó en el Senado de la República la iniciativa de Ley General de Fomento a la Industria Vitivinícola, con la cual se busca apoyar el crecimiento de las empresas mexicanas del sector.

La propuesta, dijo el gobernador de Baja California, Francisco Vega, «no  es una ocurrencia, sino producto de la gran necesidad que tenemos en México de fortalecer a los vinos nacionales».  El objetivo es fomentar al vino mexicano, entendido como el producido 100 por ciento en territorio nacional, con uvas plantadas,  cultivadas y cosechadas en el país, y cuyo proceso de fermentado y envasado también son realizados dentro de las fronteras mexicanas.

El proyecto, que fue presentado ante la Comisión de Comercio y Fomento Industrial, es resultado del trabajo realizado a través de las mesas de análisis que se efectuaron desde mayo del 2016 en los estados de Baja California, Guanajuato, Nuevo León y Coahuila, entidades que representan alrededor de 92% de la producción vitivinícola nacional.

La iniciativa propone incentivos directos a los productores y la creación de una Comisión Nacional de Fomento a la Industria Vitivinícola que dependerá de la Sagarpa y de la Secretaría de Economía, con la finalidad de tener un órgano de consulta por parte de los gobiernos en el diseño de políticas públicas y que será un promotor de las certificaciones que se otorguen por las instancias correspondientes para asegurar la calidad del vino mexicano y la clasificación en las varietales que integran cada botella.

En la actualidad el consumo percápita de vino es de 750 mililitros y el mercado mexicano ha mantenido en la última década un crecimiento anual de entre 8 y 12 por ciento,  que se busca sea aprovechado por productores nacionales y no extranjeros. Hoy en día el 70 por ciento de los vinos comercializados en México son de importación.

La industria vitivinícola genera en el país alrededor de siete mil empleos directos e indirectos y se prevé que con una ley como la propuesta las empresas mexicanas podrían incrementar de manera importante ese número.

En total 11 estados son productores de uva: Guanajuato, Baja California, Coahuila, Querétaro, Chihuahua, Aguascalientes, Zacatecas, San Luis Potosí, Puebla, Sonora y Nuevo León, que en su conjunto integran 5 mil hectáreas al cultivo de uva.