Tag Archives: UNESCO

La talavera mexicana queda registrada como Patrimonio de la Humanidad

La declaratoria de la UNESCO debe ir acompañada de planes de salvaguardia, dice la secretaria de Cultura de México, Alejandra Frausto.

POR: REDACCIÓN

Audrey Azoulay, directora general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), entregó ayer a México el Certificado de Registro Binacional (México/España) del “Proceso de Fabricación de la Cerámica de Talavera como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad”.

La secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, expresó que este reconocimiento tiene que ir acompañado de planes de salvaguardia que garanticen la sostenibilidad de todo el proceso —desde la dotación a los talleres de los recursos necesarios para su funcionamiento, hasta su comercialización—, en beneficio de los portadores de esta tradición.

En México, las comunidades de artesanos que fabrican la talavera se ubican en el Valle de Puebla-Tlaxcala, en la región del Altiplano Central, en Atlixco, Puebla, Cholula y Tecali de Herrera, municipios que integran la llamada “Zona Talavera”.

Virgilio Pérez, artesano de Puebla y uno de los invitados a la entrega del certificado, dijo que más que una artesanía, la talavera es identidad, pasión, armonía y belleza».

«Hoy nos toca representar a cientos de generaciones que han mantenida viva la talavera. Gracias a quienes recolectan el barro, lo amasan, lo limpian, moldean, a quienes preparan el esmalte y los colores naturales, quienes transfieren las caprichosas formas sobre la superficie, quienes les dan color y hornean las piezas, así como a quienes lo presumen en el mundo y hacen un esfuerzo para mantener sus estándares de calidad.»

Jaqueline España, artesana de Tlaxcala, manifestó que «los artesanos tenemos el compromiso de cuidar, velar y salvaguardar el patrimonio que nos ha sido heredado» y manifestó su confianza en que esta declaratoria permita impulsar la actividad y mejorar su nivel de vida.

De acuerdo con la Secretaría de Cultura, esta declaratoria es una oportunidad para proteger prácticas vivas, expresiones y procesos de producción y, principalmente, los saberes tradicionales relacionados con la talavera, así como para erradicar las apropiaciones indebidas y el desvirtuamiento de estos conocimientos.

Además la denominación consolida un fuerte vínculo cultural que se ha mantenido vivo a través de los siglos, entre los sitios que hoy comparten la declaratoria.

Frausto destacó que la anexión del Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart) a la Secretaría de Cultura coloca a las artesanías mexicanas como manifestaciones sofisticadas y excelsas, y no como productos de la marginalidad: “Todas las técnicas artesanales son técnicas artísticas y en cada una de estas expresiones está volcado el corazón de sus hacedores”.

Ernesto Ottone Ramírez, subdirector general de Cultura de la UNESCO, puntualizó que el patrimonio inmaterial es un patrimonio vivo, y los artesanos representan la salvaguardia de esa herencia que los estados están comprometidos a sostener mediante políticas públicas.

El caso de la talavera de Puebla y Tlaxcala es ejemplo de lo anterior, se trata de expresiones que son herencia directa de aquella “Talavera de la Reina”, la cual llegó a través del Galeón de Manila en tiempos de la Colonia.

Frausto Guerrero expuso que “desde época prehispánica, México es un país moldeado en barro, así empezó un diálogo a través de la tierra, el agua y el fuego, que entró en plena concordancia con la tradición alfarera venida de España, de modo que el manejo de la talavera se dio de forma muy natural y es lo que hoy se está reconociendo como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad”.

El 11 de diciembre pasado, México y España lograron la inscripción de los “Procesos artesanales para la elaboración de Talavera de Puebla y Tlaxcala, México, y la cerámica de Talavera de la Reina y el Puente del Arzobispo, España”, en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Los procesos artesanales para la elaboración de talavera constituyen una práctica cultural con la que se identifican dos comunidades en México: Puebla y Tlaxcala, y dos en España: Talavera de la Reina y El Puente del Arzobispo, en Castilla-La Mancha, resultado de un conocimiento que data del siglo XVI y se ha mantenido vigente hasta nuestros días.

Desde 1997, la talavera cuenta con Denominación de Origen (DO), sin embargo, el acercamiento para la inscripción no se hizo a partir de la DO, sino desde una perspectiva incluyente de todas las comunidades portadoras, en la que la DO contribuya a garantizar que el proceso artesanal se preserve para las nuevas generaciones, indicó la secretaría de Cultura.

Herdez, un museo con sabor mexicano

 Nuestra Cocina Duque de Herdez

Ubicado en la calle de Seminario número 18, en pleno Centro Histórico de la Ciudad de México, el museo Nuestra Cocina Duque de Herdez ofrece a sus visitantes un agradable paseo por la cultura alimentaria de los mexicanos.

Desde su fundación, en el año 2000, el recinto ha recibido a más de cien mil personas, que en una especie de viaje por el tiempo han podido observar las transformaciones que han tenido los espacios culinarios mexicanos, desde la época prehispánica hasta la actualidad.

El museo cuenta con cuatro salas: prehispánica, colonial, moderna y futuro. La primera está ambientada con utensilios originales del  Museo de Antropología e Historia pertenecientes a la cultura teotihuacana.

El maíz, los frijoles y el chile han resistido el paso de los siglos y son todavía en la actualidad los ingredientes esenciales de la cocina mexicana, que en 2010 fue proclamada oficialmente por la UNESCO patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

El mestizaje culinario vivido durante la época de la Colonia española enriqueció aún más el recetario mexicano con nuevos utensilios y productos y siglos más tarde la llegada de la industrialización tuvo un gran impacto, con la disponibilidad de agua corriente, electricidad y gas dentro de las cocinas.

Cada una de las salas cuenta con juegos interactivos para que el aprendizaje se lleve a cabo de forma divertida, además de videos con temas alusivos al periodo histórico que se aborda y programas multimedia en donde el visitante podrá encontrar una gran cantidad de información.

El museo Nuestra Cocina Duque de Herdez es un proyecto desarrollado por la Fundación Herdez, en coordinación con Papalote, Museo del Niño. La entrada cuesta 10 pesos y su horario es de martes a sábado de 9:00 a 17:00 horas.

El edificio que alberga al museo está asentado sobre lo que fue en tiempos prehispánicos el templo de Tezcatlipoca, a un costado del Templo Mayor. Posteriormente fue propiedad de los conquistadores Pedro González de Trujillo y Diego González y en algún momento sede de la Real y Pontificia Universidad de México.

La casa fue reconstruida en 1737 y sirvió como habitación para los canónigos de la Catedral; el ilustre jurisconsulto Ignacio L. Vallarta vivió y tuvo su despacho en la planta baja de este edificio.

La Fundación Herdez compró al gobierno federal la propiedad y llevó a cabo su restauración a finales de los años noventa, para desarrollar actividades culturales relacionadas con el fomento a la investigación y desarrollo alimentario. Estas actividades incluyen, aparte del museo, una biblioteca, publicaciones, y diferentes cursos, talleres y degustaciones.

De1997 a 2011 la Biblioteca de la Gastronomía Mexicana  atendió a 43,280 usuarios, entre estudiantes de las carreras de gastronomía, nutrición y público en general. Cuenta con tres mil 887 libros, entre ellos, ejemplares originales del siglo XIII y XIX.

El objetivo de la fundación es “promover el conocimiento alimentario y nutricional al tiempo que busca rescatar y conservar el patrimonio  de la gastronomía mexicana.

Felicidad,  Nuestra Cocina Duque de HerdezHerdez es una empresa mexicana con más de seis mil empleados y ventas anuales en 2011 de nueve mil 697 millones de pesos, de los cuales más de mil 500 millones corresponden a ventas en Estados Unidos. Cuenta con 10 plantas y 9 centros de distribución en la República Mexicana.

 Fotos: Jesús Sánchez

Morelia, sede de la Feria Mundial de Turismo Cultural

La capital michoacana se prepara para recibir, del 27 al 30 de septiembre, la tercera Feria Mundial de Turismo Cultural, que se espera reúna a 150 expositores, 130 internacionales y 70 nacionales.

De acuerdo con la Secretaría de Turismo federal, se prevé que en este encuentro se realicen más de dos mil citas de negocios, 12 conferencias y una afluencia de más de 168 mil visitantes, que dejarán una derrama económica superior a los 220 millones de pesos.

Se trata, añadió,  del evento de promoción más importante de nuestro país en el segmento de turismo cultural, y tiene como objetivo posicionar a México como líder en este sector.

Guevara Manzo dijo que México ocupa el cuarto lugar en turismo cultural a nivel internacional, gracias a que cuenta con una gran riqueza histórica y cultural, que incluye 38 bienes catalogados como Patrimonio Mundial, la cocina y el mariachi también declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, 55 Pueblos Mágicos, 40 mil sitios arqueológicos, 62 etnias, 18 rutas gastronómicas, así como ciudades coloniales y el legado de una de las culturas más importantes del mundo, como lo es la Maya.

Por su parte, la presidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Consuelo Sáizar, explicó que en coordinación con la Secretaría de Cultura de Michoacán, la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo e instancias de otros estados, se llevarán a cabo 63 actividades culturales, con la participación de artistas de diferentes regiones del país y de naciones invitadas como Tailandia, Indonesia, Ucrania y Ecuador, que tendrán como escenario las principales plazas públicas de Morelia.

Informó que Conaculta contribuirá con cinco esculturas de gran formato, elaboradas en acero inoxidable por alumnos de la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda” del INBA y por escultores del estado de Michoacán. Las esculturas serán develadas por el Presidente Felipe Calderón Hinojosa y colocadas en diferentes puntos de la entidad.

Adicionalmente, se realizará el Seminario Políticas Públicas y Turismo Cultural en América Latina Siglo XXI, en el Museo de Antropología.

El secretario de Turismo de Michoacán, Roberto Monroy García, y el Presidente Municipal del Ayuntamiento de Morelia, Wilfrido Lázaro Medina, invitaron a los turistas nacionales y extranjeros a que asistan a feria y disfruten de los atractivos y la gran riqueza cultural que ofrece la entidad y que forma parte del acervo del Patrimonio de la Humanidad.

La tercera Feria Mundial de Turismo Cultural, también será espacio de reflexión sobre diversos temas, como la importancia del Mundo Maya, multidestinos culturales, diversidad cultural, turismo académico, económico y rural, turismo arqueológico, gastronómico y religioso.