Tecnología verde, inversión para el futuro / II y última parte


No todo es negativo en el avance de las green IT, ya que de acuerdo con IDC, el gobierno mexicano es el más comprometido entre sus pares latinoamericanos en materia de adopción de estas tecnologías en las dependencias gubernamentales.

En el mercado también existen certificaciones que además son reconocidas por organismos pro ambientales como ONGs o impulsados por gobiernos, en su mayoría europeos, y que determinan qué tan verde actúa una empresa.

Un ejemplo es la solución de gestión de servicios de TI (SGSTI), que se basa en la certificación británica ISO/IEC 20000, impulsada por BSI Group, el organismo internacional para gestión de servicios de tecnología de la información (TI) más reconocido. Esta solución permite demostrar que la entidad cumple con las mejores prácticas.

TI (SGSTI) de ISO/IEC 20000 es aplicable a cualquier organización, grande o pequeña, de cualquier sector o parte del mundo, que se base en servicios de TI. La norma es especialmente apropiada para proveedores internos de servicios de TI u organizaciones subcontratadas de TI.

Esta norma ya está repercutiendo positivamente en algunos de los sectores dependientes de TI más importantes, como telecomunicaciones y finanzas, según BSI Group.

También existen compañías que se dedican a ofertar soluciones que específicamente evitan el desperdicio de energía en las oficinas, ya que en el mundo son los edificios los que consumen el 50 por ciento de los energéticos y son además de los mayores emisores de partículas CO2.

Asimismo, del total de energía que consume un edificio, el 12 por ciento se utiliza en la etapa de la construcción, 84 por ciento  se gasta durante la vida útil por calefacción, ventilación, agua caliente y electricidad, y el  cuatro por ciento restante se emplea en mantenimiento del mismo,

Por lo anterior, en la actualidad las tendencias en la construcción se centran en la creación de edificaciones más amigables con el medio ambiente y esto se logra mediante la aplicación de herramientas tecnológicas que hagan a los inmuebles más eficientes en el uso de energía.

Por ejemplo, para la compañía Ingersoll Rand y sus soluciones Trane, un edificio verde ahorra entre un 30 y 50 por ciento de energía, en comparación con un edificio convencional.

Así, Ingersoll Rand  ofrece herramientas Trane que cuentan con un software para realizar evaluaciones, cálculos energéticos y económicos, desde el diseño del edificio hasta su construcción.

También oferta un software digital tridimensional que ayuda a realizar una mejor construcción, ahorrar costos y tiempo; además de realizar cálculos precisos, dando como resultado edificios más productivos y rentables.

Por su parte, Intermec Technologies ofrece una solución para mejorar y automatizar el reciclaje en los edificios, gracias al uso de tecnología RFID (Identificación por Radiofrecuencia, por sus siglas en inglés).

La tecnología RFID permite que el reciclaje en las empresas aumente hasta el 70 por ciento de lo que se consideraría un desecho, pues con sólo colocar en un mismo contenedor todos los materiales que puedan ser sujetos del reciclaje, es posible determinar qué material puede reaprovecharse.

Las greenIT están allí, sólo falta mirarlas mejor.

Tecnología verde, inversión para el futuro / II y última parte was last modified: febrero 17th, 2012 by Nicolás Lucas