Tag Archives: Zona arqueológica

Teotihuacan descubre sus secretos en un recorrido virtual

Ya no habrá espacios cerrados para el visitante, con la app que desarrolla el Instituto Nacional de Antropología e Historia. Incluirá recorridos en 360 grados para explorar los sitios más resguardados de la ciudad prehispánica.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó que trabaja en un proyecto para compartir con todo el mundo las riquezas arqueológicas que componen el sitio de Teotihuacan.

Mediante una aplicación informática, actualmente en desarrollo y que se denominará ‘INAHgotables innovaciones en Teotihuacan’, se trasladará virtualmente éste y otros espacios arqueológicos a computadoras y teléfonos móviles con sistemas operativos iOS y Android, a fin de difundir la riqueza patrimonial de este sitio, y favorecer su mejor disfrute y conservación.

De acuerdo con los gestores del Patrimonio Cultural y Asesores Educativos de la Zona de Monumentos Arqueológicos de Teotihuacan, Roberto Rodríguez Rosales, Ricardo Martínez Moreno y Juana Mendoza Rivero, quienes trabajan en el diseño de esta aplicación junto con el desarrollador web independiente, Javier Alonso Rodríguez, la idea del proyecto surgió en mayo de 2020.

Ese mes, ya con la zona cerrada como medida preventiva para evitar contagios de la COVID-19, se planteó la posibilidad de continuar brindando oferta cultural, en primera instancia, a las comunidades que habitan el valle de Teotihuacan, aunque luego los horizontes se ampliaron a todo el público interesado en saber más de la gran metrópoli prehispánica.

Así, iniciaron los trabajos para digitalizar el recorrido por Teotihuacan: las pirámides del Sol y de la Luna, el Templo de la Serpiente Emplumada y la Calzada de los Muertos, así como los museos Beatriz de la Fuente y de la Cultura Teotihuacana.

Uno de los sitios menos conocidos de la Zona Arqueológica de Teotihuacan, la Cueva de Soruco. / Fotos: Melitón Tapia INAH_

“Tenemos ya digitalizados 34 sitios –comenta Roberto Rodríguez– pertenecientes al área nuclear y a espacios poco conocidos como los barrios de Tetitla, Tepantitla y Atetelco, o el Centro de Estudios Teotihuacanos (CET)”, así como lugares que, por motivos de conservación o de investigaciones en curso, están cerrados al público, caso de los conjuntos de Teopancaxco, Quetzalpapálotl y La Ventilla, o el túnel del Templo de la Serpiente Emplumada.

La aplicación incluirá recorridos en 360 grados, además de un apartado denominado ‘Investigadores’, el cual tendrá videos con entrevistas de los expertos que encabezan proyectos arqueológicos en Teotihuacan: Rubén Cabrera, Sergio Gómez y Julie Gazzola, entre otros. Asimismo, prevé incluir artículos u otros textos que evoquen a los arqueólogos que desde hace más de 120 años indagan en la zona arqueológica: Leopoldo Batres, Manuel Gamio, Ignacio Bernal y René Millon, entre otros.

Modificada para funcionar como un marcador solar, la cueva registra el cenit del astro los días 19 de mayo y 25 de julio, 20 minutos después del mediodía.

Además de recrear la experiencia de visitar a distancia la zona arqueológica desde cualquier lugar, la herramienta también permitirá el acceso virtual a personas con discapacidad motriz, por ejemplo, a la cima de la Pirámide del Sol, así como cedularios en audio para el público con discapacidad visual.

 “La aplicación ofrecerá alternativas, por ejemplo, ahora que estamos en contingencia sanitaria no se pueden impartir talleres presenciales, por ello, una sección de la plataforma contendrá talleres en video para que niños y jóvenes que acudían al CET, puedan tomarlos desde sus dispositivos”, explica Javier Alonso.

La expectativa de los desarrolladores es que la aplicación esté a disposición del turismo, así como de las personas que habitan la periferia de Teotihuacan, en diciembre próximo, una vez afinados todos los detalles técnicos, de contenido y normatividad.

Uno de los espacios que quedarán al descubierto con esta app es la Cueva del Soruco, ubicada en el área posterior a la Pirámide del Sol. Esta cueva fue modificada en tiempos prehispánicos para funcionar como un marcador solar, registra el cenit del astro los días 19 de mayo y 25 de julio, 20 minutos después del mediodía, a la vez que otros fenómenos celestes, uno de los cuales se observa los días 24 de mayo y 20 de julio, cuando la estela de luz que ingresa desde su abertura, ilumina una laja rectangular de piedra colocada sobre un altar.

Por sus dimensiones –5.0 m de largo en dirección este-oeste y 4.20 m de altura–, dicha cueva, nombrada en homenaje al arqueólogo que la exploró, Enrique Soruco Sáenz, no está abierta a la visita pública, sin embargo, mediante el nuevo proyecto del INAH podrá ser recorrida de manera digital.

Foto: Perla Oropeza

Reabren la zona arqueológica de Teotihuacan

Bajo un estricto protocolo, a partir del 10 de septiembre se permitirá el ingreso a visitantes; queda prohibido el ascenso a las pirámides.

La Zona Arqueológica de Teotihuacan, en el Estado de México, reabrirá sus puertas a partir de la próxima semana bajo los lineamientos en materia de protección sanitaria emitidos por la Secretaría de Salud, que incluyen el uso obligatorio de cubrebocas para los visitantes y un aforo máximo de 30 por ciento de su capacidad.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó que el personal ha sido capacitado para hacer de este espacio un sitio seguro.

El horario de visita será de 9:00 a 15:00 horas y se permitirá el acceso de máximo 3,000 personas al día, que equivale a 30 por ciento de la capacidad de carga, estimada a partir de las estadísticas de visitantes de 2019.

Los visitantes deberán portar cubrebocas al llegar al sitio para protección del personal que le expedirá el boleto, así como del que revisa los boletos en los módulos de entrada (no se permitirá la entrada a las personas que no porten cubrebocas).

Asimismo, deberán mantener en todo momento una sana distancia, estableciendo una separación entre personas de al menos 1.5 m; con la excepción de los niños que deberán estar acompañados de un adulto.

A su ingreso, se les tomará la temperatura y se les otorgará una porción de gel antibacterial en el filtro sanitario que habrá en cada acceso.

Se podrán recorrer solamente algunas áreas abiertas, como la Calzada de los Muertos, plazas y explanadas.

Permanecerá cerrado el ascenso a la Pirámide de la Luna, Pirámide del Sol y Templo de la Serpiente Emplumada, así como los complejos de Quetzalpapálotl, Río San Juan (edificios superpuestos y cabezas estucadas) y los Palacios (Tetitla, Atetelco, Yayahuala, Zacuala y Tepantitla).

El Museo de la Pintura Teotihuacana y el Museo de la Cultura Teotihuacana también estarán  cerrados.

El aforo permitido se distribuirá en las cinco puertas de acceso de la zona arqueológica y las puertas cerrarán en el momento que se terminen los boletos asignados: Puerta 1 (700 boletos), Puerta 2 (700 boletos), Puerta 3 (350 boletos), Puerta 4 (550 boletos, en este acceso se dará servicio a los tour-operadores: autobuses), Puerta 5 (700 boletos).

El uso de los servicios sanitarios se hará manteniendo la sana distancia antes de ingresar y se permitirá el paso a las personas de manera controlada y reducida para evitar aglomeraciones en los sanitarios.

Al término de la jornada de visita se realizará la sanitización de los espacios laborales, sanitarios y áreas comerciales.

Para la reapertura de la zona arqueológica se ha acordado con los municipios de Teotihuacán, San Martín de las Pirámides y la Dirección de Gobierno región Otumba, el apoyo y colaboración para el mantenimiento del orden público en las inmediaciones del sitio arqueológico para evitar la venta ambulante y la venta de bebidas alcohólicas en el circuito empedrado, así como evitar la colocación de puestos de comida; para lo cual se contará con la participación de las policías municipal, estatal y apoyo de la Guardia Nacional.

OTRAS APERTURAS

Este 7 de septiembre abrirán las zonas arqueológicas de Mixcoac, en la Ciudad de México, y Chalcatzingo, en Morelos; el 8, lo hará Cuicuilco, ubicado en la capital del país.

La zona arqueológica de Mixcoac, localizada en calle Pirámide N° 7, a un costado del Anillo Periférico, en la colonia San Pedro de los Pinos, en la Ciudad de México, podrá recorrerse únicamente de lunes a viernes, de 10 a 16 horas, hasta nuevo aviso. La sala introductoria podrá visitarse guardando la sana distancia de 1.5 m.

En Chalcatzingo, uno de los asentamientos más importantes con influencia olmeca en el estado de Morelos, se permitirá el acceso a grupos de máximo 10 personas guardando sana distancia. El aforo máximo diario será de 150 visitantes, el ingreso será de lunes a domingo de 9 a 17:30 horas.

Podrán recorrerse todas sus áreas, entre ellas sus terrazas, la Estructura 4 y la zona de petrograbados en la ladera de los cerros Chalcatzingo y El Delgado, para lo cual se recomienda hacer caso de la señalética dispuesta en el recorrido.

Cuicuilco, zona arqueológica que reabrirá sus puertas el martes 8 de septiembre, se ubica en el cruce de las avenidas Insurgentes y Periférico Sur, en la alcaldía Tlalpan. Estará abierta al visitante de martes a sábado de 10 a 16 horas, con un aforo máximo de 450 personas al día. Sólo podrá accederse a las explanadas y a la cima del Gran Basamento. El Museo de Sitio, los senderos ecológicos, El Edificio E1 y la estructura circular conocida como “la Kiva” permanecerán cerrados hasta nuevo aviso.

Historia y gastronomía en la Feria de la Cocina Tradicional

Plazuelas, Pénjamo

Será el próximo 25 de agosto cuando se realice la segunda edición de la Feria de la Cocina Tradicional en la zona arqueológica de Plazuelas en Pénjamo, Guanajuato.

Los asistentes además de probar los platillos típicos de la región podrán recibir un recorrido por el sitio prehispánico y disfrutarán de un espectáculo de sonido.

Asimismo, se ofrecerán cerca de 25 platillos diferentes con ingredientes de la región como achiote, maíz, pepitas, cacahuate, amaranto, frijol, aguacate, chile, nopales, huazontle, quelites, verdolaga, romeritos, berros, flor de garambullo, izote, flor de calabaza, mamey, piña, chicozapote, biznaga, tejocote, chirimoya, jícama, tunas, acitrón, etc.

Cada elemento del menú se rescato de antiguas recetas y de la tradición oral que ha pasado de generación en generación.

Esta feria será parte del expediente con el que las autoridades guanajuatenses soliciten la inclusión de la cocina tradicional del estado como patrimonio intangible de la humanidad ante la Unesco. 

Se espera que con esta muestra lleguen más de 900 turistas a Irapuato y Pénjamo, los cuales podrían generar una derrama económica de millón y medio de pesos.