Soy Pyme, ¿a mí también me toca aplicar la ‘norma antiestrés’?

La respuesta es sí. Para conocer más sobre el tema, platicamos con Marcos Rojas, experto en Práctica Laboral y Compliance de la firma de asesoría empresarial Baker McKenzie.

Por: Perla Oropeza

La Norma Oficial Mexicana (NOM)  035, relacionada con la atención y prevención de riesgos psicosociales, es obligatoria para todas las empresas del país, independientemente de su tamaño, y su incumplimiento podría significar multas administrativas de hasta 420 mil pesos.

En entrevista con grandesempresas.mx, Marco Rojas, experto en Práctica Laboral y Compliance de Baker McKenzie, puntualiza que la aplicación de esta norma no exige contar con un equipo súper especializado ni grandes recursos.

Marco Rojas, experto de Baker McKenzie.

“La NOM 035 es bastante amigable. Cuando la emitió, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) dio los lineamientos básicos de su aplicación. Está hecha para que los patrones puedan echarla a andar solos”.

En empresas más grandes pueden ser implementadas desde las áreas de administración o recursos humanos. A las empresas pequeñas, añade Rojas, “yo les aconsejo revisar todo el contenido de la norma que fue publicada en el Diario Oficial de la Federación. Ahí están algunos ejemplos, guías de referencia que pueden utilizar los patrones para adecuarlas a las actividades que ellos realizan”.

La norma impone a las empresas obligaciones de acuerdo con el número de empleados. Si tienen de 1 a 15 trabajadores ya deben deben cumplir con las siguientes:

  • 1. Contar con una política de prevención de riesgos psicosociales.
  • 2. Establecer un programa relacionado con el tema.
  • 3.- Dar publicidad entre los trabajadores a este programa por cualquier medio, incluso electrónico.
  • 4. Identificar a algunos trabajadores que pudieran haber estado sujetos a acontecimientos traumáticos severos.

Las empresas  de 16 a 50 trabajadores deben de cumplir con esos mismos cuatro puntos, pero además “identificar y analizar los riesgos psicosociales”, mientras que a las que cuentan con más de 50 empleados se les exige, además de lo anterior, “evaluar el entorno organizacional”, explica Marco Rojas.

Aclara que no hay un mecanismo de certificación pero la STPS puede realizar inspecciones ordinarias y extraordinarias en cualquier unidad de trabajo para verificar que se esté cumpliendo la normativa laboral.

Para las empresas de mayor tamaño puede resultar compleja su implementación, por lo que una opción es buscar asesoría de expertos, como Baker McKenzie, que pone énfasis en ir más allá de la norma. “Si ya tenemos que cumplir con ella, aprovechemos para obtener información que nos permita tener un mejor clima laboral en la empresa y elevar la productividad”, comenta Rojas.

La empresa debe de documentar los posibles riesgos psicosociales, y una vez identificado el caso, atenderlo, ya sea con sus propios profesionales o mediante la canalización a la institución de salud de seguridad social.

PRINCIPALES CAUSAS DE ESTRÉS

El experto de Baker McKenzie expone que para evitar riesgos psicosociales hay que revisar principalmente dos aspectos: la distribución de la carga de trabajo y la duración de las jornadas laborales.

En este tema pueden aportar mucho los trabajadores mediante las comisiones mixtas de seguridad e higiene que operan en las empresas.

“En la medida en que tú hagas sinergia con los trabajadores en la creación de este tipo de cumplimiento de norma, tienes compromisos bilaterales que van a generar mucho mayor productividad”.

En la actualidad todas las empresas deben tener ya implementados los cuatro primeros puntos de la norma. Los otros dos serán obligatorios a partir del 23 de octubre de 2020.

Más información: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/503381/NOM035_guia.pdf

Soy Pyme, ¿a mí también me toca aplicar la ‘norma antiestrés’? was last modified: febrero 28th, 2020 by Perla Oropeza
Perla Oropeza

About Perla Oropeza

Licenciada en Periodismo y Comunicación Colectiva por la UNAM, comenzó labores en Notimex en los años 80. Ha sido correctora, redactora, reportera y colaboradora en diversos espacios periodísticos. En EL FINANCIERO trabajó en diversos proyectos, como la edición de Fin de Semana que duró 7 años. Fue editora de la agencia de noticias Finsat y El Financiero Bajío, en el cual intervino desde su planeación hasta el último número publicado, en septiembre de 2019. Desde 2012 dirige grandesempresas.mx, en línea con sus temas favoritos: Negocios, economía y turismo. Twitter: @Perla_O