Category Archives: Empresas con causa

¿Te apasiona el turismo? Este negocio podría interesarte

Sólo para mujeres. La empresa Ecotour México te ofrece convertirte en socia de sus recorridos por barrios mágicos del país.

La industria turística ha sido una de las más golpeadas por las restricciones sanitarias derivadas de la pandemia, pero también es un sector del que se espera una rápida recuperación.

Por eso para muchas emprendedoras puede resultar atractivo asociarse con Ecotour México para realizar recorridos turísticos por barrios emblemáticos del país, en vehículos sustentables.

Ecotour México nació en noviembre de 2017, cuando Xochi Garibay se puso al volante de un vehículo eléctrico, fabricado y ensamblado en el país, para ofrecer recorridos turísticos por San Ángel los fines de semana.

Xochi Garibay.

“En un futuro me gustaría que toda la Ciudad de México tuviera estos vehículos eléctricos para dar recorridos turísticos culturales, posteriormente entrar en los principales Pueblos Mágicos de México y en las playas más importantes. Nuestro país puede ser líder a nivel mundial en Ecoturismo», dice Garibay.

Con el tiempo, Ecotour fue creciendo hasta llegar a cuatro unidades, pero la pandemia “cortó” su ritmo, que prevé recuperar en la medida en que se supere la contingencia sanitaria.

Los vehículos son descubiertos y cada vez que se desocupan se sanitizan para iniciar el siguiente recorrido turístico cultural. Además, cuenta con seguros de responsabilidad civil y daños a terceros para chofer y pasajeros, así como todas las regulaciones para poder circular.

Hay vehículos para 5 y 3 personas, y cuentan con tv y minibar. El negocio incluye, además del pago de los clientes, la conformación de alianzas con restaurantes y otros establecimientos.

“Es un modelo de negocio probado y exitoso que muchos turistas nacionales e internacionales han disfrutado enormemente, así como felicitado a esta empresa socialmente responsable que ha podido además de dar trabajo a mujeres ayudar al crecimiento económico de San Ángel”, señala la empresa.

La empresa propone tres modelos de franquicia:

  • 1.- $250,000 (1 vehículo eléctrico turístico)
  • 2.- $450,000 (2 vehículos)
  • 3.- $630,000 (3 vehículos)

El primer año no se cobran regalías y el segundo año se cobran $1,000.00 por unidad al mes. A partir del tercer año, se cobra por unidad $2,000.00 mensuales de regalías.

No hay ningún pago adicional, ni canon de entrada.

La franquicia de Ecotour México es un concepto llave en mano que ofrece lo siguiente al franquiciatario:

  • -Derecho del uso de la marca
  • -Propiedad del vehículo eléctrico (Factura a su nombre)
  • -Seguro y placas del vehículo eléctrico
  • -Apoyo en la gestión de los permisos
  • -Know how del negocio
  • -Manuales operativos, comerciales y administrativos
  • -Capacitación tanto al dueño como a las anfitrionas turísticas
  • -Asesoría en la Mercadotecnia y en la forma de obtener clientes
  • -Flyers, playeras, gorras y banners
  • -Retorno de la inversión en un plazo de dos años.

Las franquicias se ofrecen para cualquier sitio turístico de México y la única condición es que las conductoras y guías sean mujeres, ya que Ecotour está comprometido no sólo con el cuidado del medio ambiente, sino también con el impulso a la economía de las mujeres en México.

Sobre todo, indica la empresa, porque en 2020 más de un millón de mujeres dejaron o perdieron su trabajo, lo que significó una disminución de 5.2 por ciento en la cifra de mujeres ocupadas.

Ecotour México ganó en el 2020 el premio Latinoamérica Verde como uno de los mejores proyectos socioambientales en la categoría de ciudades sustentables. Asimismo, recibió en el 2019 un premio de la Cámara de Diputados como uno de los mejores proyectos ambientales.

Más información: Maestra Xochi Garibay, teléfono 5542498123 / e-mail: direccion@ecotourmex.com

Artesanos mexicanos, en la línea de supervivencia

Organizadores de la expo Las Manos del Mundo, que se realizará del 19 al 21 de marzo en la CDMX, buscan ofrecer un escaparate seguro a los productores artesanales, fuertemente afectados por la pandemia.

Con las medidas de contingencia derivadas de la pandemia, los artesanos en México vieron desplomar sus ingresos hasta en 90 por ciento, y aunque el comercio electrónico alivió un poco la crisis, no ha sido suficiente para lograr la recuperación.

Por un lado, algunos de ellos han padecido el cierre de sus lugares de trabajo, mientras que otros han sufrido las consecuencias de la baja de clientela, a causa de las restricciones de viaje de turistas internacionales en sus países de origen.

Socorro Oropeza, directora de Las Manos del Mundo, una feria de artesanos internacional surgida en 2006, confía en que se apoye a este sector con la habilitación de espacios para ofrecer sus productos.

Y es que, aunque han encontrado una válvula de escape en el comercio electrónico, no es suficiente para alcanzar los niveles de ventas previos a la pandemia.

“Trabajaba al aire libre, en Coyoacán”, relata Carmen Meza, pintora que vende sus obras en el sur de la Ciudad de México. “La alcaldía cerró el espacio donde trabajaba desde abril pasado, para evitar aglomeraciones que provocaran contagios. Ni yo ni otros artesanos hemos podido trabajar desde entonces. Si hubiera un espacio en el que pudiéramos vender nuestras artesanías nos daría la oportunidad de volver a trabajar”.

Ante esta situación, ella y un grupo de colegas abrieron una página de internet.

De igual forma, artesanos de Teotitlán del Valle llevaron sus textiles a las redes sociales.

Explica Ismael Gutiérrez: “Cuando estalló la pandemia y forzaron los cierres de ventas físicas, nuestras ventas cayeron entre el 80 y 90 por ciento. En Teotitlán del Valle, mi comunidad, estuvo aislada tres meses, como medida de prevención para el contagio del coronavirus y las ventas cayeron por consecuencia. Aunque la comunidad abrió sus fronteras y tenemos el comercio electrónico, las ventas aún no están en los mismos niveles antes de que estallara la epidemia”.

Las pérdidas en sus ventas son muy similares para otros grupos de artesanos. Por ejemplo, los que trabajan con varas de árboles en Texcoco dicen que también ha perdido el 90 por ciento de sus ingresos por la pandemia. Mientras que los alfareros de barro negro de Oaxaca dicen que han dejado de percibir hasta el 85 por ciento.

Por eso, Socorro Oropeza confía en hacer realidad la edición 2021, programada del 19 al 21 de marzo en el World Trade Center de la Ciudad de México.

“Ante la delicada situación actual para este grupo de artistas, nos convertimos en una opción viable para que ellos puedan volver a exponer y vender sus obras”, sostiene Socorro Oropeza, directora de Las Manos del Mundo

Y añade: “Queremos que ellos ofrezcan sus obras en la feria y que nosotros, desde nuestra trinchera, podamos contribuir a aliviar su situación económica. Sabemos que muchos de ellos no han podido tener un lugar fijo de venta desde que se encrudeció la pandemia. Nosotros queremos ayudarles”.

“Las Manos del Mundo también funge con la labor de apoyar a las microempresas, las cuáles han sido muy afectadas por la pandemia. Queremos ayudarlas a que puedan recuperarse y, ¿por qué no?, contribuir a su crecimiento. Estamos convencidos de que así debe ser, por eso hemos mantenido este espacio para los artesanos”, concluye Oropeza.

En la feria se espera la presencia de 3 mil asistentes durante los tres días en que se realizará, con apego a las condiciones de seguridad sanitaria y general determinadas por las autoridades.

Marcas de moda en México, reprobadas en transparencia

De acuerdo con el índice presentado por Fashion Revolution y Arlenica, se observa poca disposición de las marcas que operan en el país a publicar detalles de sus prácticas, políticas e impactos sociales.

Te has preguntado: ¿Quién hizo mi ropa, dónde se fabrica y con qué materiales? ¿Bajo qué condiciones laborales y medio ambientales? En México la industria de las prendas de vestir genera alrededor de 500 mil empleos —6 de cada 10 son mujeres— y tiene un impacto directo en más de 174 actividades económicas.

Fashion Revolution y Arlenica

En materia de transparencia, las marcas de moda en México aún tienen un largo camino por recorrer.

Así lo concluye el análisis realizado por Fashion Revolution y Arlenica, entre 20 empresas establecidas en el país, a las que se evaluó con 219 indicadores que incluyen cuestiones sociales y ambientales, como emisiones de carbono, desarrollo y bienestar de los empleados, igualdad de género, salarios dignos y condiciones de trabajo.

Con esas variables se conformó por primera vez el índice de Transparencia de la Moda en México 2020, en el que las marcas evaluadas obtuvieron un promedio general de 7 por ciento de una escala de 100. Esto es, muy por debajo de los resultados del índice mundial de 20 por ciento.

Las primeras 5 posiciones fueron ocupadas por: C&A (68%); Levi ‘s (48%); El Palacio de Hierro (9%), Liverpool y Suburbia (ambas con 7%); y en quinta posición la marca de zapatos Flexi (6%).

El resto de las examinadas, Aldo Conti, Andrea, Charly, Cklass, Coppel, Julio, Long Beach Polo Club, Mariscal, Milano, Oggi, Price Shoes, Sears, Verochi y Yale de México, tuvieron un promedio de 0%, lo que significa que no divulgan información de acuerdo con la metodología.

Llama la atención la amplia diferencia entre los puntajes más altos, obtenidos por dos marcas  internacionales, y la marca mexicana mejor posicionada, que fue El Palacio de Hierro.

“Una de las posibles razones por las que las marcas internacionales presentan puntuaciones considerablemente más altas, responde a que las primeras han recibido más presión internacional en relación con sus impactos sociales y ambientales, a diferencia de las nacionales, que aún no han enfrentado un escrutinio similar”, indica el estudio.

En políticas y compromisos se observa una tendencia a publicar información sobre actividades o programas en beneficio de la comunidad, y la lucha contra el soborno, la corrupción y la presentación de información falsa. El Palacio de Hierro destacó una vez más, con 26%, al hacer una divulgación de sus políticas sociales para empleados directos y proveedores, sobre discriminación, acoso y violencia, salud y seguridad. y biodiversidad y conservación. Otras empresas destacadas fueron Liverpool y Suburbia.

Por otra parte, sólo las marcas internacionales hacen públicos los nombres de sus proveedores más allá del primer nivel, y Flexi la única firma mexicana que muestra algo de información sobre su lista de fabricantes de primer nivel, alcanzando una puntuación del 16%. Las 17 marcas restantes (85%) no publican información alguna en esta sección. 

Ninguna de las marcas evaluadas publica una política de pago a sus proveedores en un plazo de 60 días, tampoco transparentan datos del porcentaje de pedidos pagados a tiempo y conforme a los términos acordados ni sobre el porcentaje de cambios realizados en los pedidos o en las condiciones de pago después de que se haya realizado el acuerdo de pedido.

Respecto a temas laborales, como las condiciones en que trabajan sus propios empleados y los de empresas proveedoras, la información es prácticamente inexistente. Sólo Levi ‘s divulga las medidas que está tomando para garantizar la igualdad de remuneración entre su personal y sus proveedores.

Ninguna de las marcas incluidas en el índice publica la cantidad de productos que elabora al año, mientras que sólo dos marcas, C&A y Levi’s, revelan alguna evidencia del desarrollo de soluciones circulares para permitir el reciclaje de textiles; no obstante, la información es vaga y los resultados  de estas innovaciones aún no se han divulgado.

En lo que respecta a los objetivos medioambientales sobre energía y emisiones de carbono, más firmas están divulgando esta información: cinco marcas (25%), tres mexicanas: Suburbia, Liverpool y Milano publican una política sobre energía y emisiones de carbono para sus propias operaciones. Sin embargo, sólo dos marcas (10%) muestran cómo ponen en práctica esta política y sólo dos publican una huella de carbono anual de propias operaciones y de su cadena de suministro.

El Palacio de Hierro hace público el porcentaje de energía que proviene de fuentes renovables en las instalaciones propias y operadas por la empresa. Ninguna marca revela información relacionada con su cadena de suministro.

“Es muy difícil hacer que las empresas y los gobiernos rindan cuentas si no se puede ver lo que realmente está sucediendo”. En ello radica la importancia de un ejercicio como el Índice de Transparencia de la Moda en México, aseguró Carry Somers, fundadora y directora de Operaciones Mundiales de Fashion Revolution.

Sin embargo, aclaran en el estudio, el índice «no evalúa qué marcas y qué minoristas son los más sostenibles, sino quién revela la mayor cantidad
de información. No recomendamos ni respaldamos ninguna de las marcas o de los comercios minoristas evaluados, independientemente de sus puntajes».

En México, la industria de la moda contribuye aproximadamente con el
2.4% del PIB del sector manufacturero, equivalente a $73,632 millones de pesos. Sólo en 2018, el sector del vestido empleó a más de medio millón de personas, en su mayoría mujeres.

En cuanto al sector calzado, México es el noveno productor mundial, encabezado por el estado de Guanajuato, donde se fabrican 7 de cada 10
pares de zapatos en el país. La industria de la moda en el país contribuye sustancialmente al crecimiento y la estabilidad económica y genera
millones de empleos, de los cuales 6 de cada 10 están ocupados por mujeres.

Reconocen por buenas prácticas a Pavo Down

La empresa, que es apoyada por un equipo de jóvenes con síndrome de Down, obtiene el primer lugar del premio México Puede.

Pavo Down recibió el premio México Puede por sus buenas prácticas y su desempeño como empresa socialmente responsable que apoya al consumo local.

Esta Pyme 100 por ciento mexicana obtuvo el primer lugar entre nueve empresas que presentaron los detalles de su operación en la plataforma Creo MX Virtual 2020.

El premio México Puede es una iniciativa del Consejo Mexicano de Negocios que busca apoyar a las pequeñas empresas que destacan por sus buenas prácticas aun en tiempos de pandemia.

La convocatoria al premio se hizo en agosto de 2020 y finalizó en noviembre, con la exposición de cada concursante en sesiones en vivo ante un grupo de especialistas y aliados de la iniciativa, que es liderada por Genaro Hurtado, fundador de Brivé Soluciones,

Gabriela Mendoza, fundadora de Pavo Down, dijo que los esfuerzos realizados por su empresa comienzan a cobrar recompensas. “A veces no hemos tenido tiempo ni para dormir, pero nuestros objetivos a corto, mediano y largo plazo, los veremos realizados, gracias al apoyo de iniciativas como éstas”.

Entre los premios que recibirá esta Pyme destacan: el apoyo del programa de aceleración de Fundación Wadhwani, una hora de consultoría gratuita del equipo de consultores, y seis meses de uso de las instalaciones del Centro de Innovación y Talento de Brivé Soluciones.

Mujeres construyen sueños emprendedores en la era COVID

Empresarias mexicanas ganan el premio AWE con sus propuestas emprendedoras, que abarcan desde joyería sustentable, moda, artesanías, alimentos, hasta productos de cuidado personal.

María García Rojas, ganadora del primer lugar en la AWE México, con su empresa Negro Neón.

Por: Perla Oropeza

La pandemia, que esfumó muchos sueños emprendedores y dañó negocios en formación, impulsó una mayor participación de empresarias mexicanas en la Academy for Women Entrepreneurs (AWE), iniciativa de la Casa Blanca de Estados Unidos que promueve el empoderamiento económico de las mujeres mediante cursos, tutorías y capital semilla.

Este año, 328 mujeres de 11 estados de la República se graduaron con propuestas emprendedoras que abarcan productos como artesanías, moda, joyería, alimentos, bebidas, dulces y artículos de cuidado personal.

Las graduadas aplicaron en sus negocios el programa Dream Builder, una herramienta para el desarrollo empresarial femenino creada por la Thunderbird School of Global Management de la Universidad Estatal de Arizona y la compañía Freeport-McMoRan.

Cristina Acevedo. Coordinadora de AWE México.

Cristina Acevedo Hernández, coordinadora de AWE México en la Fundación México-Estados Unidos para la Ciencia (FUMEC), explica en entrevista que Dream Builder, término que significa en español constructor de sueños, es una herramienta “realmente muy poderosa porque fue desarrollada especialmente para mujeres».  

“Es muy amigable y también muy femenina; tiene dos versiones, una para la mujer anglosajona y otra para la mujer latina”, comenta Acevedo. Incluye cursos en línea, pero también componentes presenciales con asesores especializados que van ayudando a aterrizar lo aprendido.

Aquí en México, Acevedo y su colega Ingrid Orozco se encargaron de impulsar el programa desde 2017, primero con la creación de un grupo “piloto” de 25 mujeres y más tarde replicándolo, hasta que en 2019 se logró graduar a 138 mujeres de siete estados de la República, gracias a los espacios con los que cuenta la Embajada de Estados Unidos en el país.

Esto permitió que aparte de realizar competencias estatales, se llevara a cabo una competencia nacional. “Originalmente cada una participaba en su grupo local y se daba un primer lugar o un primer y segundo lugar, dependiendo de los fondos de la Embajada. Las mujeres al final participaban con su discurso de negocio o pitch competition. Ya en 2019, aparte de concursar localmente, hicimos la final nacional.”

El objetivo de AWE es llevar empoderamiento económico a 50 millones de mujeres en el mundo para el año 2025. La idea de apostar a las mujeres es porque ellas invierten más en salud, educación y en mejoras para su comunidad. “Invierten en estos rubros hasta más de 70 por ciento que los hombres”, expone Cristina Acevedo.

Este 2020 AWE México dio un giro a la convocatoria, porque no sólo se orientó a emprendimientos en formación, sino también a empresas ya en operaciones que se hubieran visto afectadas por la pandemia. Por eso 60 por ciento de las participantes son propietarias de negocios ya establecidos y que incluso tenían años de estar activos.

Dream Builder es un curso de 12 capítulos que cualquier persona puede tomar gratuitamente en todo momento. Pero con AWE las mujeres seleccionadas tienen sesiones semipresenciales y obtienen un diploma de la Universidad de Arizona, mientras que las ganadoras del primero y segundo lugar nacional obtienen como premio 2,500 y 1,000 dólares de capital semilla para sus empresas. Además se da un seguimiento posterior durante 6 meses a las graduadas y se les ofrece asesoría para que vayan fortaleciendo sus negocios.

Para poder inscribirse en AWE México es necesario estar atenta a la convocatoria, que se publica en enero-febrero y está abierta alrededor de un mes y medio después de publicada, en la página awe.mexico.org. Las interesadas tienen que llenar un formulario, explicar por qué quieren participar en el programa y un equipo de experto selecciona los proyectos que serán parte de la Academia.

LAS GANADORAS 2020

La ganadora este año del primer lugar nacional fue María García Rojas, propietaria de Negro Neón, una bisutería ecofriendly de Jalisco que fabrica accesorios con materia prima de desecho, como tapitas de plástico, botellas de champú o refresco, y filamento PLA. Mediante impresión 3D, desarrolla diseños de joyería prácticamente únicos.

El segundo lugar fue para Dessireé Magaña Pacheco, originaria de Yucatán. En su empresa, Smile Fresh, produce cepillos de dientes a partir de henequén y otros artículos naturales para la limpieza dental.

Ñoo Bilikáa Artesanías

“Todas las graduadas tienen productos excepcionales”, comenta la coordinadora de AWE México. Está, por ejemplo, Isabel Hernández Arenas, originaria de Santa María de Texcatitlán, Oaxaca. Su empresa Ñoo Bilikáa , que en mixteco —su idioma natal— significa «Palma Bonita», fabrica y comercializa objetos de palma, como tenates, bolsas y cajas, hechos a mano por artesanos locales.

Otra empresaria destacada es Elizabeth Márquez Mijares, que con Tortipapel e Insumos brinda productos para tortillerías y molinos. Su papel impreso para tortillas grado alimentario es personalizado con la marca del cliente, pero también ha podido ser aprovechado por gobiernos para enviar mensajes de atención a la violencia de género. Si una mujer se siente violentada, en el papel de las tortillas vienen impresos los números y datos para que pueda salir de esa situación. Así se llega a un segmento de la población que posiblemente no tenga redes sociales ni posibilidad de informarse.

AWE México ha tenido una gran diversidad entre sus participantes, pero en todas ellas, dice Cristina Acevedo, una de sus principales fortalezas es la resiliencia. “Hasta en los momentos más oscuros, las mujeres podemos salir adelante. Este año tuvimos en la academia a muchas que se recuperaron de COVID-19, otras que habían sido víctimas de la delincuencia, y otras dificultades. A lo mejor no ganaron el primer o segundo lugar, pero  el hecho de graduarse en un momento tan difícil las hace ganadoras ante la vida”.

Otra característica de las emprendedoras participantes es que prácticamente la totalidad de los proyectos llevan el deseo de construir un mundo mejor. “Casi el 90 por ciento de los proyectos quieren mejorar el mundo, mejorar nuestra calidad de vida, ya sea de familiares, del ambiente, de la inseguridad”, expone Acevedo.

El único lastre, añade, es que todavía falta mucho en el desarrollo humano para el empoderamiento. “A muchas mujeres les falta creer en ellas mismas, que pueden desarrollar un negocio exitoso”.

EJEMPLO DE EMPODERAMIENTO
Co Creando.

Cristina Acevedo es en sí misma ejemplo de empoderamiento. Ingeniera en alimentos, su trabajo en la FUMEC era originalmente desarrollar programas para que microempresas cuidaran la inocuidad alimentaria, uno de los principales temas en las relaciones comerciales de México y Estados Unidos.

“Empezamos en 2001 a desarrollar programas de atención a las empresas para este tema de inocuidad alimentaria, pero en el camino nos dimos cuenta que para implementar un sistema de gestión de calidad, debe haber una estructura empresarial y la mayoría de las microempresas no la tiene y menos las empresas de campo”.

Esto llevó en 2004 al desarrollo de programas más integrales de atención a microempresas, para el fortalecimiento de sus habilidades y capacidades empresariales.

“Es entonces —relata Acevedo Hernández— que me doy cuenta que 80 por ciento de las empresas que estábamos atendiendo era liderado por mujeres y ahí me surge el interés de atender estos sectores”.

En 2016 crea Co Creando la Innovación y Sustentabilidad Social, una asociación civil completamente enfocada a temas de desarrollo de mujeres y jóvenes en temas de emprendimiento con la perspectiva de un mundo equitativo.

Paralelamente desempeña su trabajo en FUMEC con AWE México, que ya se prepara para lanzar su convocatoria para el próximo año, en un mundo que se espera ya viva una era post pandemia.

Empleo para los jóvenes, otro reto en tiempos de pandemia

Mediante el Acuerdo para la Empleabilidad Juvenil de la Alianza del Pacífico, Nestlé y 70 empresas aliadas han ofrecido más de 100 mil oportunidades de desarrollo profesional a jóvenes de Chile, Colombia, México y Perú.

Foto: SDES de Guanajuato.

La mitad de la población mundial tiene menos de 30 años y no podemos permitirnos ni aceptar perder a una generación y eso es lo que está en juego.

Laurent Freixe, CEO de Nestlé para la Zona Américas

El panorama laboral para los jóvenes de todo el mundo, de por sí difícil en América Latina, se ha vuelto aún más complicado con la crisis desatada por la pandemia de COVID-19.

De acuerdo con datos de la Organización Internacional del Trabajo, al menos uno de cada seis jóvenes en el mundo no tiene trabajo por la pandemia. En México, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reporta que 49 por ciento de los desempleados tiene entre 25 y 44 años, mientras que según una encuesta realizada por la empresa Manpower, 79 por ciento de los jóvenes del país tiene dificultades para encontrar trabajo en medio de la crisis sanitaria.

En este contexto, el Acuerdo por la Empleabilidad Juvenil de la Alianza del Pacífico, lanzado por la compañía suiza Nestlé en 2017, ha resultado especialmente oportuno. En estos tres años, ha ofrecido más de cien mil oportunidades de desarrollo profesional a jóvenes de Chile, Colombia, México y Perú.

La iniciativa de Nestlé ha logrado acuerdos entre gobiernos, iniciativa privada e instituciones educativas para desarrollar en los distintos países el modelo de alternancia en formación o educación dual, que combina lo aprendido en la escuela con la práctica en las empresas.

Durante el V Encuentro de Jóvenes de la Alianza del Pacífico, que se celebra este 24 y 25 de noviembre en Chile, Laurent Freixe, CEO de Nestlé para la Zona Américas, dijo que en medio de la pandemia el Acuerdo para la Empleabilidad Juvenil y su propósito “hacen más sentido que nunca”.

La compañía suiza se ha adaptado y acelerado sus esfuerzos digitales para garantizar la continuidad de los programas de pasantías y aprendizaje, al mismo tiempo que trabaja con instituciones públicas y privadas en Latinoamérica para crear nuevos programas que ayuden a los jóvenes a desarrollar más y nuevas habilidades y a fortalecer la capacidad de recuperación óptima qué se necesita para tener éxito en el desafiante mercado laboral actual.

“Nosotros creemos que las comunidades no pueden ser sostenibles y prosperar si no ofrecen un futuro a la nueva generación, especialmente si no ofrecen oportunidades de integración económica. La mitad de la población mundial tiene menos de 30 años y no podemos permitirnos ni aceptar perder a una generación y eso es lo que está en juego. Juntos debemos orientar nuestros esfuerzos hacia la creación de oportunidades de empleo y el estímulo al emprendimiento como fuente de crecimiento económico y social”, expuso Freixe.

Añadió que en 2013 Nestlé lanzó la iniciativa por los jóvenes primero en Europa y después a nivel mundial. Su visión global es ayudar a 10 millones de jóvenes a tener acceso a oportunidades económicas hacia el 2030, mediante capacitación, oportunidades de trabajo o de negocio y apoyo al emprendedurismo.

Desde que la empresa comenzó con este esfuerzo, se ha logrado que más de 400 mil jóvenes en Chile, Colombia, México y Perú reciban orientación en programas de preparación para el empleo, se entrenen como aprendices becarios y practicantes o sean empleados por las empresas que participan en la iniciativa.

Para México, en su iniciativa para los jóvenes, los objetivos de Nestlé 2018-2024 son: 5,000 nuevas contrataciones, 480,000 impactos a jóvenes, 97,000 orientaciones vocacionales y 1,350 nuevas plazas para estudiantes. Más información, en https://jovenes.nestle.com/mx/