Tag Archives: RFID

Tecnología verde, inversión para el futuro / II y última parte


No todo es negativo en el avance de las green IT, ya que de acuerdo con IDC, el gobierno mexicano es el más comprometido entre sus pares latinoamericanos en materia de adopción de estas tecnologías en las dependencias gubernamentales.

En el mercado también existen certificaciones que además son reconocidas por organismos pro ambientales como ONGs o impulsados por gobiernos, en su mayoría europeos, y que determinan qué tan verde actúa una empresa.

Un ejemplo es la solución de gestión de servicios de TI (SGSTI), que se basa en la certificación británica ISO/IEC 20000, impulsada por BSI Group, el organismo internacional para gestión de servicios de tecnología de la información (TI) más reconocido. Esta solución permite demostrar que la entidad cumple con las mejores prácticas.

TI (SGSTI) de ISO/IEC 20000 es aplicable a cualquier organización, grande o pequeña, de cualquier sector o parte del mundo, que se base en servicios de TI. La norma es especialmente apropiada para proveedores internos de servicios de TI u organizaciones subcontratadas de TI.

Esta norma ya está repercutiendo positivamente en algunos de los sectores dependientes de TI más importantes, como telecomunicaciones y finanzas, según BSI Group.

También existen compañías que se dedican a ofertar soluciones que específicamente evitan el desperdicio de energía en las oficinas, ya que en el mundo son los edificios los que consumen el 50 por ciento de los energéticos y son además de los mayores emisores de partículas CO2.

Asimismo, del total de energía que consume un edificio, el 12 por ciento se utiliza en la etapa de la construcción, 84 por ciento  se gasta durante la vida útil por calefacción, ventilación, agua caliente y electricidad, y el  cuatro por ciento restante se emplea en mantenimiento del mismo,

Por lo anterior, en la actualidad las tendencias en la construcción se centran en la creación de edificaciones más amigables con el medio ambiente y esto se logra mediante la aplicación de herramientas tecnológicas que hagan a los inmuebles más eficientes en el uso de energía.

Por ejemplo, para la compañía Ingersoll Rand y sus soluciones Trane, un edificio verde ahorra entre un 30 y 50 por ciento de energía, en comparación con un edificio convencional.

Así, Ingersoll Rand  ofrece herramientas Trane que cuentan con un software para realizar evaluaciones, cálculos energéticos y económicos, desde el diseño del edificio hasta su construcción.

También oferta un software digital tridimensional que ayuda a realizar una mejor construcción, ahorrar costos y tiempo; además de realizar cálculos precisos, dando como resultado edificios más productivos y rentables.

Por su parte, Intermec Technologies ofrece una solución para mejorar y automatizar el reciclaje en los edificios, gracias al uso de tecnología RFID (Identificación por Radiofrecuencia, por sus siglas en inglés).

La tecnología RFID permite que el reciclaje en las empresas aumente hasta el 70 por ciento de lo que se consideraría un desecho, pues con sólo colocar en un mismo contenedor todos los materiales que puedan ser sujetos del reciclaje, es posible determinar qué material puede reaprovecharse.

Las greenIT están allí, sólo falta mirarlas mejor.

El celular como cartera electrónica / I

Desde hace varios meses las compañías tecnológicas han venido anunciando sus propuestas para convertir al teléfono móvil en una billetera electrónica.

Google, con su tecnología Walett y RIM con el BlackBerry Tag, son dos ejemplos, pero el sector bancario y especialmente los usuarios de Apple tenían gran interés porque el nuevo iPhone 4S integrara la tecnología NFC (Near Field Communication), que permite utilizar al celular como un medio para realizar pagos en cualquier comercio.

Sin embargo, Apple incumplió en esta ocasión con los deseos de sus seguidores.

Ya desde hace tiempo existen métodos para utilizar al celular como una cartera electrónica, por ejemplo, a través de SMS, ya sea en tiendas departamentales, centros de entretenimiento e inclusive en las salas de cine. Y también existen medios de pago como PayPal y agentes bancarios como Visa que han ayudado a consolidar el comercio electrónico a través de esta vía.

También es cierto que desde hace tiempo existen otros medios que utilizan al celular como vehículo de pago. Por ejemplo, Sony desarrolló hace años una tecnología llamada FeliCa, la cual esencialmente consiste en una tarjeta que cuenta con un mecanismo de identificación de radiofrecuencia RFID (Radio Frecuency Identification), que permite hacer pagos electrónicos desde el celular y que es utilizada cotidianamente por los japoneses desde el año 2004.

No obstante, en Occidente el celular sigue siendo desestimado por el consumidor y las empresas como una cartera de billetes de digitales.

Y es que, por diversas cuestiones, algunos usuarios conciben que aún es temprano para utilizar al teléfono como una cartera, pues sostienen que así las empresas, especialmente Google y Apple, tendrían acceso a sus datos privados, a sus hábitos de consumo y podrían además diseñar mejores campañas de marketing, o simplemente porque la delincuencia cibernética aumentaría, dado que en el teléfono se resguardarían datos bancarios de los más básicos.

Los usuarios pueden tener razón en sus argumentos, pero también es verdad que en las nuevas tecnologías, como la del NFC, existen los mecanismos primordiales para frenar a los piratas informáticos y, también, ya están disponibles sistemas de seguridad que protegen al celular en estos casos.

Además debe recordarse que no existe tecnología que sea totalmente segura e inmune a los ataques cibernéticos.

Poniendo en la balanza el uso de celular como billetera, ésta se inclinaría hacia el sentido de los beneficios, pues expertos sostienen que los pequeños comercios se favorecerían, ya que al prescindir del dinero físico disminuiría la delincuencia, pues los ingresos irían directamente a las cuentas bancarias del negocio. Por su parte, el consumidor evitaría las filas de pago y tendría un mejor control de su dinero y la comprobación de en qué lo gasta, en caso de ser necesario.

Asimismo, empresas como Groupon y PezUrbano, plataformas de ofertas, aprovecharían un nuevo mercado, para hacer llegar a los consumidores las promociones de los productos de sus asociados.