Tag Archives: Diego Rivera

Bank of America patrocina conservación de murales de Bellas Artes

El Hombre Contralor del Universo, 1934. Fresco sobre bastidor metálico móvil 480 x 1145 cm.

El Hombre Contralor del Universo, Diego Rivera, 1934.

Con el patrocinio del Bank of America, el INBA realiza trabajos de conservación en los murales del Museo del Palacio de Bellas Artes, que cada año es visitado por 600 mil personas.

Las intervenciones durarán seis meses, se llevarán a cabo bajo la supervisión del Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (Cencropam), y no afectarán las exposiciones temporales ni otras actividades programadas en el recinto.

El financiamiento proviene del Proyecto de Conservación de Arte 2014-2015 que el Bank of America Merrill Lynch patrocina a nivel mundial con la finalidad de conservar y preservar obras de arte de gran relevancia cultural.

El Museo del Palacio de Bellas Artes alberga un conjunto de 17 murales realizados entre 1928 y 1963 por Diego Rivera, José Clemente Orozco, David Alfaro Siqueiros, Rufino Tamayo, Jorge González Camarena, Manuel Rodríguez Lozano y Roberto Montenegro.

El proceso se efectuará por etapas, durante aproximadamente seis meses, y estará a cargo de especialistas del Cencropam del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA). Como parte de esta labor, también se diseña un proyecto enfocado a crear el primer centro de documentación y divulgación del muralismo mexicano.

La idea es desarrollar un sitio web y otros productos digitales dirigidos a documentar y difundir esta intervención de relevancia internacional.

Tormento de Cuauhtémoc, 1951 Piroxilina sobre celotex 453 x 814 x 6 cm.

Tormento de Cuauhtémoc, David Alfaro Siqueiros, 1951.

 

En su proyecto, dirigido a conservar trabajos histórica o culturalmente significativos que están en peligro de deterioro, Bank of America Merrill Lynch ha otorgado donaciones a museos de 27 países con las que ha beneficiado a 71 programas de conservación desde su lanzamiento en 2010.

En México, por ejemplo, se restauraron 369 fotografías de Diego Rivera y Frida Kahlo pertenecientes al archivo de la Casa Azul del Museo Frida Kahlo, y en 2012 se procesaron cuatro bocetos monumentales de Rivera en el Museo Anahuacalli que corresponden al mural El hombre en la encrucijada, que el creador mexicano elaboró en el Rockefeller Center de Nueva York.

Apoteosis y resurrección del Cuauhtémoc “Cuauhtémoc redivivo”, 1951 Piroxilina sobre celotex 449 x 795 x 6 cm.

Apoteosis y resurrección del Cuauhtémoc (“Cuauhtémoc redivivo”), David Alfaro Siqueiros, 1951.

Los murales que se intervendrán en el Museo de Bellas Artes son:

El hombre controlador del universo o El hombre en el cruce de caminos (1934) de Diego Rivera. Fresco sobre bastidor metálico transportable.

Revolución rusa o Tercera Internacional (1933) de Diego Rivera. Fresco sobre bastidor transportable.

Carnaval de la vida mexicana (políptico de cuatro paneles: La dictadura, Danza de los Huichilobos, México folklórico y turístico, y La leyenda de Agustín Lorenzo, 1936) de Diego Rivera. Fresco sobre bastidores transportables.

Katharsis (1934-1935) de José Clemente Orozco. Fresco sobre bastidor metálico transportable.

Nueva democracia (Víctimas de la guerra y Víctima del fascismo) (tríptico, 1944) de David Alfaro Siqueiros. Piroxilina sobre celotex y masonite, recubierto con plástico sintético.

Apoteosis de Cuauhtémoc (Cuauhtémoc redivivo) (1950-1951) de David Alfaro Siqueiros. Piroxilina sobre celotex, recubierto con plástico sintético.

Tormento de Cuauhtémoc (1950-1951) de David Alfaro Siqueiros. Piroxilina sobre celotex, recubierto con plástico sintético.

Liberación o La humanidad se libera de la miseria (1963) de Jorge González Camarena. Acrílico sobre tela en bastidor móvil.

Nacimiento de nuestra nacionalidad (1952) de Rufino Tamayo Óleo sobre tela.

México de hoy (1953) de Rufino Tamayo Óleo sobre tela.

La piedad en el desierto (1942) de Manuel Rodríguez Lozano Fresco sobre bastidor metálico móvil.

Alegoría del viento o El ángel de la paz (1928) de Roberto Montenegro Fresco sobre bastidor de poliéster y fibra de vidrio móvil.

 

Restauran acervo fotográfico de Frida Kahlo

Frida niña

Frida, 1911. Foto: Guillermo Kahlo. Colección Museo Frida Kahlo.

Con el apoyo financiero del Bank of America Merril Linch, el Museo Frida Kahlo llevará a cabo la restauración de 369 fotografías de las seis mil 500 que componen su acervo.

Carlos Phillips Olmedo, director General de los Museos Frida Kahlo y Diego Rivera-Anahuacalli, informó que el diagnóstico del estado de conservación del archivo fotográfico de Diego y Frida comenzó en 2007, año en que además se dio a conocer el contenido de los espacios de la Casa Azul, que durante casi 50 años resguardaron documentos, obra pictórica, objetos personales, cartas y publicaciones.

Las fotografías fueron clasificadas según su grado de deterioro. Del total de la colección, 36 por ciento se encuentra en estado óptimo, mientras que 64 por ciento necesita intervención. Cada imagen recibe un diagnóstico y tratamiento diferente, con el fin de cumplir con algunas necesidades que ayuden a su conservación, así como facilitar su manipulación o exhibición.

Algunas de las fotografías fueron tomadas por artistas de la lente como Man Ray, Edward Weston, Tina Modotti, Martin Munkácsi, Manuel Álvarez Bravo y Nickolas Muray.

Frida.

Frida Kahlo de regreso de Detroit, 1932.
Foto: Lucienne Bloch.
Colección Museo Frida Kahlo

El proyecto de restauración está a cargo de Liliana Dávila y tendrá una duración de seis meses.

Bank of America Merrill Lynch, dentro de su Proyecto de Conservación de Arte, concede subvenciones a museos, con el fin de contribuir a la conservación de obras notables, cuya estabilidad y permanencia están en riesgo.

Diego y Frida

Frida Kahlo y Diego Rivera, en la casa del matrimonio Burbank, Santa Rosa, California, 1931
Colección Museo Frida Kahlo

“Las obras de arte nos ofrecen un reflejo permanente de los pueblos y sus culturas, aunque están sujetos a deteriorarse con el paso del tiempo. El Proyecto de Conservación de Arte de Bank of América Merrill Lynch es único y permite que museos alrededor del mundo puedan conservar sus bienes más importantes, en términos históricos o culturales”, afirmó Marcella Lembert, vicepresidenta de Responsabilidad Social de Bank of America Merrill Lynch.

Parte de este archivo fotográfico está disponible al público en el libro Frida Kahlo, sus fotos, editado por RM, tanto en inglés como en español.

En 2012, Bank of America Merrill Lynch apoyó la restauración de cuatro bocetos de murales de Diego Rivera, los cuales conserva el Museo Diego Rivera-Anahuacalli. Entre ellos se encuentra el que el muralista hizo para el Rockefeller Center en Nueva York.

Con su obra033a

 

 

Frida Kahlo: las apariencias engañan

Frida KahloConvertida en una superstar, que atrae no sólo por su obra artística, sino por una historia personal trazada en un complejo lienzo, Frida Kahlo tiene todavía secretos por descubrir.

El Museo Frida Kahlo, también conocido como Casa Azul, ofrece a partir de este sábado 24 de noviembre una peculiar exposición, compuesta por vestuario, adornos y objetos personales que permiten acercarse a las múltiples facetas que tuvo la artista.

Dicen que la apariencias engañan, y Kahlo muestra en una de sus obras cómo bajo un elegante y colorido vestido de tehuana,  vive un ser humano que espera con “la angustia guardada, la columna rota y la inmensa mirada”, moviendo su vida “cercada de acero”.

En la exposición Las apariencias engañan: los vestidos de Frida Kahlo, se muestran los últimos hallazgos realizados en la Casa Azul, que incluyen alrededor de 300 prendas que ella utilizó de manera cotidiana.

La curadora de la muestra, Circe Henestrosa, comentó que junto a los vestidos se descubrió una fotografía en donde aparece la familia materna de la artista con vestidos en la tradición tehuana, lo que demuestra que ésta forma parte de su identidad y no sólo utilizó la indumentaria para complacer a Diego Rivera, como señalan algunos de sus biógrafos.

“Si bien yo no niego esto, porque ellos eran fuente de inspiración el uno del otro, creo que hay razones más intrínsecas en la elección de este vestido, que viene de la región del istmo de Tehuantepec, donde la mujer administra la sociedad.

“Este vestido simboliza una mujer fuerte y a Frida la ayudaba a proyectar sus convicciones políticas y también su mexicanidad. La parte de discapacidad juega un papel muy importante, porque también le va a ayudar a cubrir sus imperfecciones físicas.

“Ella construye una geometría propia, una relación muy interesante entre su vestido y su propio cuerpo, en la que sobresale la feminidad contrastada por el dolor físico y el dramatismo.

En 1937, Frida fascinó a Vogue, que le dedicó la portada de un artículo en su edición. Su arreglo personal, con un estilo único,  tenía elementos que hoy en día nos parecen contemporáneos.  Mezclaba telas y detalles de diversas partes del mundo, como motivos chinos, blusas europeas, telas de Estados Unidos o París, para incorporarlos como parte de su indumentaria.

No resulta difícil entender que entre sus fragancias favoritas estuvieran las de  estilo oriental, de moda en ese entonces, como Shalimar de Guerlain –inspirada en la historia de amor que desembocó en la construcción del Taj Mahal– o Emir, un perfume creado por Dana en 1935 y ya descontinuado.

Los corsés para sostener su columna rota se volvieron una segunda piel, que decoraba e incorporaba como parte de su atuendo.

Debido al pequeño espacio de que se dispone en la Casa Azul, en Las apariencias engañan: los vestidos de Frida Kahlo, se exhibirán sólo nueve looks, que se irán rotando cada cinco meses para darle oportunidad al público de verlo.

También se exponen vestidos realizados por diseñadores contemporáneos, inspirados en el mito Frida.

El Museo Frida Kahlo se ubica en Londres 247, Del Carmen, Coyoacán. Está abierto martes de 11:00 a 17:45 y miércoles a domingo de 10:00 a 17:45 horas. Donativo de entrada: $75 público en general; $55 con credencial o identificación nacional; $35 estudiantes y maestros con credencial vigente.  Permiso para tomar fotografías: $60 público en general; $10 estudiantes con credencial vigente.