Tag Archives: coaching empresarial

Cómo escoger tus influencias inteligentemente

Uno de los retos más grandes de cualquier emprendedor es aprender a manejar sus relaciones con las personas más cercanas

1132864168-12660Es importante rodearnos de personas positivas que compartan y apoyen nuestros sueños y se alegren de los triunfos que tenemos. Nos hacen sentir especiales y nos motivan.

También todos contamos con personas que nos extraen toda nuestra energía, hacen que dudemos de nosotros mismos y nos hacen sentir tristes y decaídos.

Algo muy común es suponer que las personas cercanas a nosotros deberían entendernos y apoyarnos en todo lo que hacemos. Es algo muy gratificante cuándo esto sucede pero no siempre es así. A veces la gente más cercana a nosotros, al tratar de protegernos e interpretar nuestra situación desde su propia experiencia de vida, hacen que no tengan fe en lo que queremos hacer.

Si la persona negativa es uno de tus amigos siempre puedes poner un poco de distancia, pero si es tu pareja o un familiar muy cercano esto hace la situación un poco más delicada. Y aunque no puedes cambiar a las personas, si puedes cambiar tu manera de interactuar con ellos.

A veces damos demasiado poder a otras personas y circunstancias externas, cuando realmente depende de nosotros controlar cómo reaccionamos frente a éstas. Y cómo dejamos que nos hagan sentir.

Somos muy buenos en identificar cosas negativas en otros, pero también es importante reflexionar en si nosotros nos comportamos con ellos como quisiéramos que se comportaran con nosotros.

Y ahora responde a esta pregunta: ¿qué tipo de amigo eres tú? ¿Eres un “vampiro de energía” o alguien que hace sentir bien a la gente que tiene a su alrededor?

Tips que te ayudarán a lidiar con personas “tóxicas”:

1. Si alguien es negativo lo primero es darte cuenta el por qué es esta falta de apoyo. Y hazte las siguientes preguntas:
  • ¿Qué es lo que te dicen? ¿Por qué te lo dicen?
  • ¿La persona tiene experiencia en negocios? ¿Han pasado por una situación similar? Si la respuesta es  entonces escucha e identifica qué parte de esa experiencia te sirve a ti. Pero recuerda que ellos ven la experiencia desde su propio punto de vista y el cómo reaccionarían ellos ante determinadas situaciones. Si la respuesta es no tal vez sería más conveniente que hablaras con alguien que ha pasado por una situación similar a la tuya.
2. Si tienes un mal día y quieres desahogarte con alguien, lo último que debes hacer es llamar a esa persona negativa, ese “vampiro de energía” porque sólo logrará que te sientas aún peor.

Llama a un amigo que pueda simpatizar con tu situación, pero al mismo tiempo sabes que te retará a pensar y enfrentar la situación de una manera positiva. Que te ayude a ver las cosas desde otra perspectiva, entonces podrás aprender algo y realizar acciones positivas que te ayudarán a salir de la situación en la que te encuentras.

3. Evita contarles tus sueños a personas negativas.

Compártelos con alguien que pueda darte conocimientos, crítica constructiva a tus ideas y te ayude a realizarlos.


Tips para inspirarte:

1. Si te sientes emocionado acerca de algo especial en tu vida, habla y comparte esto con las personas que te harán sentir aún más emocionado y contento. Por ejemplo otros emprendedores, personas que han pasado por situaciones similares a la tuya y pueden darte ideas y consejos que te ayudarán.

2. Realiza el siguiente ejercicio:

Escribe los nombres de tres personas a quienes admiras, alguien que te haya inspirado o influenciado de alguna manera.

  • ¿Cuáles son sus habilidades, cualidades y características?
  • ¿Qué hicieron y cómo se comportaron los que tuvieron esta influencia o inspiración en ti?
  • ¿Qué características/ cualidades de las que admiras en otros tienes tú? ¿Cuáles te gustaría desarrollar? ¿Cuándo lo harás?
Y recuerda: “Tú debes de ser la persona que quieres a tu alrededor”

Espero tus comentarios en Twitter. @sapovalovacoach

 

Pasatiempo vs. Negocios

1137473491-891La transición de empleado a emprendedor es algo con lo que he trabajado en numerosas ocasiones.

Es un momento lleno incertidumbre y retos; a continuación algunos de los más comunes:

Manejo del tiempo – Cuando eres empleado generalmente tienes un horario determinado y tus tiempos están más mentalizados: casa, trabajo, vacaciones, socializar, etc.

Cuando estás a cargo de tu empresa eres tú quien debe de establecer los horarios y rutinas. La gran mayoría de los emprendedores comienzan trabajando desde casa; balancear la vida personal y profesional se convierte en un gran reto para muchos. Algo muy común es que las personas en esta situación están muy ocupados, pero lo realmente importante es preguntarse: ¿realmente estás haciendo las cosas que ayudan a crecer tu negocio y alcanzar tus metas?

Para más información: Tips para mejorar el manejo de tu tiempo

Cuídate a ti mismo – Tú tienes la responsabilidad de mantenerte en tu mejor forma, emocionalmente no puedes darte el lujo de tirar la toalla por algo que te molestó o te hizo enojar. No se trata de estar feliz constantemente, sino de tener más control sobre tus emociones y cuánto dejas que los factores externos (circunstancias y personas) te afecten.

En el siguiente vínculo podrás encontrar: Tips para cambiar tu estado de ánimo

Finanzas – En mi experiencia un 70% de los clientes con los que he trabajado dicen que las finanzas no son su fuerte, no les gustan, no las entienden, etcétera. Desafortunadamente, la realidad es que si no entendemos y tomamos responsabilidad de éstas tendremos pocas posibilidades de éxito.

Claro, algunos me dicen que contratarán un contador. Aun si éste es el caso, tienes que entender lo que sucede con tu dinero. Qué es lo que entra y sale de tu compañía. Necesitas saber qué cuentas le vas a pedir al contador pues tú eres responsable de tu empresa y lo que pasa en ella.

El tema de las finanzas es un tema tabú para muchos, pues no es algo de lo que generalmente se habla con la gente a tu alrededor, muchas veces es considerado de “mal gusto” hablar sobre el tópico de cuánto se gana.

La relación que tenemos con el dinero a nivel personal va a tener un impacto en nuestro negocio muchas veces mucho mayor al que podemos anticipar. Por ejemplo, si estamos acostumbrados a gastar sin importarnos el precio, en el negocio no puedes hacer lo mismo, ya que tendrás que controlar tu presupuesto y tus costos. Si estás acostumbrado a ahorrar es posible que eso te dificulte el gastar y reinvertir el dinero en tu empresa aún cuando sea necesario para su desarrollo y crecimiento.

Necesitas revisar tu relación con el dinero y apasionarte no sólo por los productos y servicios que ofreces, sino del proceso de ser un emprendedor y todo lo que significa, incluyendo los números y las finanzas. A fin de cuentas, si no tienes ganancias entonces no tienes negocio solo es un hobby.

¿Y cuáles son tus retos? ¿Cómo te puedo ayudar? Espero tus comentarios en Twitter: @sapovalovacoach

 

Coaching empresarial: tips para mejorar tu estado de ánimo

“No es lo que pasa en la vida lo que hace la diferencia, sino cómo respondes a lo que pasa.” Brian Mayne

Muchas veces he escuchado a clientes decir cosas como éstas: “Lo que me sucedió esta mañana me arruino el día.” ¿Te lo arruinó o tú estás permitiendo que te lo arruine? “X persona me hizo sentir.” ¿Te hizo sentir o tú mismo te hiciste sentir de esa manera?

A veces le damos mucho peso y poder a otras personas, a las circunstancias: “no tengo dinero, la situación política, la situación económica del país, problemas en la familia, etcétera.”

En la vida no podemos controlar lo que pasa a nuestro alrededor (los eventos externos, otras personas). Lo que sí podemos y debemos hacer es ejercer control sobre nosotros mismos. Sólo nosotros podemos controlar nuestros sentimientos, nuestras emociones. ¿Cuánto vas a dejar que te afecten tus emociones y sentimientos? Eso SÓLO lo decides TÚ, nadie más.

La vida es una serie de retos. ¿Queremos quejarnos sobre ellos o solucionarlos?

La clave para tomar control de nuestras vidas y comenzar a solucionar los problemas o “retos” es TOMAR / ACEPTAR RESPONSABILIDAD.

Siempre es más fácil culpar a algo o a alguien de lo que nos sucede. Sin embargo eso nos deja en el mismo lugar.

Si nosotros somos responsables, entonces está en nosotros buscar la solución.

La próxima vez que tengas un problema, sigues estos dos pasos:

  1. Reconoce el sentimiento que estás experimentando. Por ejemplo: esta situación X me produce dolor, molestia, enojo, tristeza, etcétera.
  2. Pregúntate:
  • ¿Cúal es MI contribución para que la situación/relación esté en el estado en que se encuentra ahora?
  • ¿Qué puedo hacer YO para cambiar las cosas?

Tips que te pueden ayudar a cambiar de estado de ánimo:

Una vez que estamos conscientes que la situación nos afectó y reconocemos los sentimientos que tenemos, hay que tomar control de nuestras emociones y decir ahora YO decido en qué estado de ánimo quiero estar el resto del día.

Un ejercicio que hago con mis clientes es pedirles que hagan una lista de 15 cosas que disfrutan hacer (leer un libro, escuchar una canción, dar la vuelta a la manzana, hablar con mi amigo, tomarme un helado, un café, etcétera). Por ejemplo, la música es muy poderosa y una canción te puede hacer cambiar de ánimo casi instantáneamente (ojo: aquí hay que escuchar una canción que te levante el ánimo).

La idea es tener la lista presente, ponerla en un lugar donde la puedas ver constantemente y ser más proactivo. En cuanto empieces a sentir que tu estado de ánimo se está viendo afectado de manera negativa, escoge algo de tu lista y realízalo. Es increíble lo que puedes lograr si las pones en práctica. Si lo haces entonces TÚ estarás en control de tus emociones y no las emociones controlándote a ti.

¿Y ti qué te ayuda a cambiar de estado de ánimo? Escríbeme vía twitter: @sapovalovacoach o envíame un correo a: tamara@sapovalovacoaching.com

Comunicación efectiva: el arte de escuchar

“Para saber hablar es preciso saber escuchar”. Plutarco

1137472651-8912La comunicación es el corazón de cualquier organización y de cualquier tipo de relación.

Muchos de nosotros pensamos que somos muy buenos comunicándonos, pero gran parte de tener una comunicación efectiva depende de saber escuchar.

Piensa la última vez que te sentiste escuchado, realmente escuchado, cuando pudiste decir todo lo que pensabas y sentías, sin interrupciones, con la otra persona totalmente presente contigo allí, no mientras se encontraba de compras, lavando, manejando, con un ojo en la televisión o la computadora, con la atención en algo completamente distinto.

La mayoría de nosotros, cuando alguien viene a contarnos algo, no dejamos pasar la oportunidad para aconsejar, dar nuestra opinión y hablar de nuestras propias experiencias.

Stephen Covey, en Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva habla sobre la escucha empática (hábito #5): Más que una técnica en la escucha empática, tu intención tiene que ser entender“.

Los que han experimentado le sensación de sentirse escuchados, saben lo valioso que resulta tener la oportunidad de hablar sin el temor de ser juzgados, interrumpidos o aconsejados.

Generalmente cuando alguien nos viene a contar algo lo único que buscan es ser realmente escuchados.

Pero, ¿qué nos detiene a la hora de escuchar a otros?

Las razones son variadas. Algunas de las más comunes son:

  • Creer saber lo que viene después. Pensamos que sabemos exactamente lo que la otra persona va a decirnos y eso hace que comencemos a… ensayar una respuesta.
  • Escuchar lo que queremos escuchar. Es algo que los niños hacen extremadamente bien, la escucha selectiva, solo escuchan lo que quieren escuchar.
  • Mensaje amenazador de otra persona. Mensajes que nos crean ansiedad, conflicto, emociones negativas.
  • Confundir a la persona con el mensaje. No escuchamos el mensaje, pues ya tenemos una idea preconcebida de la persona.
  • Investir al que nos habla con hostilidad hacia nosotros. Si pensamos o sentimos que la persona está siendo hostil ya no vamos a escuchar su mensaje.
  • Estereotipos de acentos/voces/presencia.

Generalmente lo que sucede es algo como esto:

La persona te empieza a contar algo y tú empiezas a pensar en la respuesta que le vas a dar. En lo que vas a hacer este fin de semana. En lo que vas a comer a la hora de lunch, etcétera, y poco a poco sin darte cuenta la persona está por terminar y necesitas poner atención. Pero para cuando esto sucede ya te perdiste tres cuartos de la conversación. Esto es algo que nos sucede a todos, pero cuando es una conversación muy importante y relevante para ti no puedes darte el lujo de perderte en tus pensamientos.

La próxima vez que estés “escuchando” a alguien, pon atención en si estás consciente de lo que sientes y cómo te sientes, porque mientras más enfocado estás en TUS pensamientos y TUS emociones, menos estás escuchando.

La parte más importante del coaching es precisamente escuchar para poder ayudarte a generar el mejor plan de acción para ti.

¿Quieres experimentar lo que se siente sentirte realmente escuchado?, mándame un correo a tamara@sapovalovacoaching.com y ponte en contacto.

 

10 tips garantizados para abrir tu empresa

Actualmente trabajo con muchos clientes que están pensando en montar sus propios negocios.

 Hay muchísimos libros sobre negocios y todo lo que se debe hacer cuando estás pensando en montar tu empresa. El plan de negocio, la estrategia de marketing, los costos, impuestos, seguros, etcétera.  Pero muy pocos hablan sobre la etapa previa, de concepción de la idea de negocio y la planificación.

negociosA continuación te ofrezco 10 claves que debes tomar en cuenta a la hora de explorar la idea de montar tu propio negocio.

  1. Confianza en ti mismo. Tienes que creer que lo que estás tratando de lograr es posible. Si tú no crees en tus productos y servicios nadie más lo hará. Si continuamente te estás diciendo que es demasiado difícil, no tienes suficiente dinero, el tiempo no te alcanza, etcétera, entonces olvídate de montar tu negocio.
  2. Visión clara. Tienes que saber lo que deseas alcanzar. Mientras más clara sea tu visión de lo que quieres más fácil será para ti darte cuenta los pasos que tienes que dar hacer para lograrlo.
  3. Modela el éxito. Emula a la gente y a las empresas en tu campo que ya son exitosas. No hay necesidad de reinventar la rueda. Copia los modelos comerciales exitosos y agrega tu propia personalidad o aportación en ellas, eso les dará un toque único y personal.
  4. Conviértete un experto en tu área. Reconoce tus fortalezas pero, aún más importante, identifica las áreas donde necesitas ayuda y pide apoyo. Encuentra gente que puede ayudarte gratis o intercambiando servicios.
  5. Desarrolla credibilidad. El desafío más grande de cualquier nuevo negocio es desarrollar confianza y credibilidad con sus clientes ¿Por qué la gente debe comprar tu producto y no el que ofrecen tus competidores?
  6. ¿Quién está en tu red? Todos tenemos redes de contacto conformadas por los amigos, la familia, los excolegas etcétera, pero dale una mirada más cercana a quien forma parte de tu red ¿Cuánta gente que ya conoces podría convertirse en tu cliente potencial, proveedor, consejero de negocio, consultor, investigador de mercado?
  7. Intercambia servicios. No pierdas el tiempo en cosas que no te gustan o no sabes hacer, por ejemplo las finanzas y la contabilidad. Habla con la gente que conoces. A menudo podrás hacer intercambio de servicios con otros emprendedores, en lugar de tener que pagar por ellos.
  8. Conéctate. No importa qué tan buenos sean tus productos o servicios. Si tú no logras establecer una conexión a nivel personal con tus clientes potenciales, tienes pocas probabilidades de que se interesen en lo que tú tienes que ofrecer.
  9. Evita a la gente tóxica. La gente tóxica es la gente negativa que drena tu energía y motivación. Puede ser tu pareja, un amigo cercano o hasta alguien de tu propia familia. Se puede convertir en un desafío evitarlos. Recuerda: tú tienes la responsabilidad de aprender a manejar tus relaciones. Pasa más tiempo con la gente que te inspira y que apoya lo que tú intentas alcanzar, y evita compartir tus sueños con la gente tóxica.
  10. Toma responsabilidad. Tú eres tu negocio. Nadie construirá tu negocio por ti. Toma acción y sé proactivo. Recuerda que lo que hagas hoy tendrá un impacto en tu negocio mañana. El futuro lo construimos hoy. 
Business1

Si estás pensando en montar tu empresa, contesta las siguientes preguntas. Te ayudarán a enfocarte.

  • Mi producto o servicio, ¿es algo que la gente quiere o necesita?
  • ¿Dónde estoy ahora (en referencia a mi idea de negocio)?
  • ¿Dónde quiero estar (lo que quiero lograr)?
  • ¿Qué necesito hacer para lograrlo?
  • ¿Cómo me voy asegurar de que esto suceda?

 

 Twitter: @sapovalovacoach