Resistencia al cambio, obstáculo para el éxito

LEÓN, Gto.– En este mundo en que muy pronto lo nuevo se vuelve viejo, y mientras levantamos la cortina la competencia está tocando a la puerta de nuestros clientes, es necesario innovar para crear ese momento especial que marcará la diferencia entre el éxito y el fracaso.

El problema, dice el empresario y consultor Andy Cohen, es que todos decimos que estamos a favor de la innovación, pero nos resistimos cuando se trata de cambiar nosotros mismos.

Parte de esa resistencia ni siquiera es consciente, sino que surge de lo que Cohen denomina Assumpt!, es decir, supuestos que nos impiden salir de la zona de confort.

Durante su participación en el World Innovation Forum, puso como ejemplo a Kodak. Esta empresa, dijo, no quebró por el cambio hacia la era digital. De hecho, estaba consciente de que se estaba dando y tomó medidas al respecto.

El problema de este gigante de la fotografía se encuentra en su legado. Nunca pensó en modificar su enfoque en el negocio y continuó en la línea de ofrecer a los clientes la preservación de los recuerdos.

Sin embargo, como lo demostraría Instagram –una empresa sin ingresos y menos de 15 empleados que Facebook compró en mil millones de dólares—el mundo ahora no busca sólo preservar recuerdos, sino conservar los momentos. Kodak, pues, pagó el precio de su supuesto.

Las emociones, la experiencia y la educación son factores que generan supuestos y éstos a su vez se interponen para que veamos y aprovechemos las oportunidades. En la medida en que aprendamos a detectar cuándo estamos en la zona de los supuestos, y salir de ella, tendremos más fácil el camino hacia el éxito.

Andy Cohen es además un mago profesional que conjuga esta particularidad con sus charlas sobre innovación y desafíos para el liderazgo. Para ver uno de sus speeches, siga este link: http://www.wobi.com/es/wbftv/andy-cohen-lecciones-de-liderazgo-escapando-del-chaleco-de-fuerza

 

Resistencia al cambio, obstáculo para el éxito was last modified: mayo 27th, 2012 by Perla Oropeza