Las franquicias no son cajeros automáticos

“Las franquicias no son cajeros automáticos, son espacios de negocios con riesgos, donde para crecer y seguir adelante todos tenemos que trabajar y todos somos un gran grupo que trabaja, no hay actores estrella, todos tenemos que sumarnos en el esfuerzo”, dice José Luis Navarro, director de Finca Santa Veracruz

“El negocio se ha transformado”, comenta en entrevista, y recuerda que en 1997, cuando fundó con Tradex la primera Expo Café en México, apenas había unas cuantas marcas de cafeteras en venta y no había llegado el gigante Starbucks, por lo que era una labor ardua abrir el mercado. En los últimos 15 años el consumo de café en México se ha triplicado, al pasar de 500 gramos per cápita a 1.6 kilogramos.

A principios de 2000 se dio un verdadero boom de cafeterías en el país, aunque no todas las empresas que se montaron en esa ola tuvieron buenos resultados, mientras que Finca Santa Veracruz aprendió de sus logros y errores, y ahora se mantiene como una de las más importantes cadenas de México.

“Tenemos más de diez años en las franquicias, un modelo que para nosotros fue una oportunidad de expansión, crecer a través de puntos de venta para vender el producto que teníamos sembrado en el campo, y el resultado ha sido a todas luces muy exitoso.”

Durante los últimos seis meses, Finca Santa Veracruz abrió 17 puntos de venta para sumar 143 en todo el país y van por más: “la intención es llegar al menos a 155 en marzo próximo y crecer por lo menos en 50 a 60 puntos en los próximos 36 meses”.
El proyecto, dice José Luis Navarro, “es crecer con calidad, no necesariamente estamos buscando una expansión acelerada, creo que ya aprendimos que más vale crecer despacio pero crecer bien. Seguimos preocupándonos por nuestros procesos de calidad, creo que esa es la clave, un extraordinario café e ir cuidando también el desarrollo de las franquicias”.

A la par que crece en el número de cafeterías, Finca Santa Veracruz aparece cada vez más en los anaqueles de las tiendas de autoservicio. “Estamos contentos, el consumidor reconoció más de diez años en el tema del esfuerzo de la calidad y eso nos llena de orgullo, sobre todo a un grupo joven de talento mexicano que hemos hecho esta empresa a base de trabajo.”

En la actualidad la empresa tiene cerca de 90 hectáreas propias en producción pero también compra el producto a pequeños productores de la Sierra Norte de Veracruz y Puebla. “Entre franquicias, el campo y otros negocios alrededor de la marca, generamos más de mil empleos”, comenta el directivo.

Para José Luis Navarro, “lo que mejor hacemos es el proceso de selección y transformación, tostamos muy bien nuestro café. En la parte de torrefacción hemos invertido mucho y estamos trabajando en programas de capacitación en línea, tarjetas de cliente frecuente, que esperamos presentar en seis meses, todo realizado con tecnología mexicana”.

La oferta de franquicias incluye una amplia gama de opciones, que requieren una inversión de 300 mil a un millón 200 mil pesos. “Somos muy cuidadosos en la selección de nuestros franquiciatarios, pues se convierten en nuestros socios y vamos a vivir muchos años juntos”.

No cobra regalías, pero exige la exclusividad del producto. El retorno de inversión, “siendo realistas, es promedio de 17 a 27 meses, esa es nuestra experiencia de más de una década de trabajar”.

Gracias al apoyo del Programa Nacional de Franquicias (PNF), Finca Santa Veracruz ha podido abrir más de 15 puntos de venta y por eso Navarro considera indispensable que se mantenga durante el próximo sexenio.

“Eso nos aceleraría mucho la expansión. Creo que es un programa muy importante y que además claramente genera empleos y riqueza a un costo bajo si lo comparamos con otros programas en términos de desarrollo de la Secretaría de Economía.

“El PNF ha invertido mil 800 millones de pesos desde 2007, y vamos por un presupuesto más alto; hay muchos temas en la agenda pendientes y yo creo que cuando hablamos de que la prioridad del país es precisamente generar empleo, las franquicias ponemos en la mesa una carta compromiso de que las franquicias generan puestos dwe trabajo y no nada más eso: profesionalizamos gente, capacitamos.

“El Programa Nacional de Franquicias está estimulando la  profesionalización de más de cien mil mexicanos al año, en todos los ámbitos y todos los rubros, principalmente en el de alimentos y bebidas, que es el que más crece”, indica Navarro, también vicepresidente de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF)

Finca Santa Veracruz nació en 1996 como una empresa especializada en café, que a partir de 1997 inició la adquisición de fincas para el cultivo del grano y maquinaria para su transformación. En 1998 comenzó el desarrollo de franquicias, y en 1999 inauguró los diez primeros puntos de venta en escuelas  edificios corporativos.

Su expansión se ha dado sobre todo en la regiones centro y Bajío de la República Mexicana, en entidades como el Distrito Federal, Veracruz y Querétaro.

A partir de 2001 se establece como distribuidor exclusivo de las empresas italianas Grimac y de ABS Cofee Machines en México, dedicadas a la fabricación de cafeteras profesionales y máquinas expendedoras.

En 2005 comenzó con la venta de café en autoservicios –Comercial Mexicana y City Market—y con la implementacion de pedidos mediante la tienda virtual.

 

Las franquicias no son cajeros automáticos was last modified: Septiembre 27th, 2012 by Perla Oropeza