Category Archives: Empresas Con Causa

Walmart lanza convocatoria para pequeños productores

Fundación Walmart de México convoca a pequeños productores en situación de vulnerabilidad, a presentar proyectos que permitan desarrollar sus capacidades comerciales e impulsar la economía de sus comunidades a través de la inclusión de sus productos en mercados formales.

Se entiende por pequeño productor en condiciones vulnerables aquellas personas que emprenden por necesidad, es decir aquel que produce/vende por obtener un ingreso y poder subsistir. Su ingreso mensual está por debajo de la línea de bienestar ($1,765.00 mensuales por productor) y experimenta al menos una de las seis carencias sociales (rezago educativo, acceso a la salud, seguridad social, calidad de espacios de la vivienda, acceso a servicios básicos en la vivienda y acceso a la alimentación) conforme a la metodología de medición de pobreza del Consejo Nacional de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Los interesados podrán participar inscribiendo sus proyectos en  http://pequenosproductores.com.

La convocatoria está abierta hasta el 31 de mayo para pequeños productores de artículos como cremas corporales, peluches, cuadernos, café, sal, dulces, alimento para mascotas, pañuelos desechables, suavizantes, velas, herramientas, alarmas, aspiradoras, escobas y cepillos, entre muchos otros,

El proceso consta de 6 etapas: la recepción y evaluación de proyectos, la elección de 50 proyectos semifinalistas, un taller de innovación y modelo de negocio, y la selección de los 30 productos ganadores que se darán a conocer en septiembre de este año.

Durante 13 meses, los ganadores recibirán capacitación en desarrollo integral del modelo de negocio, mejoras en diseño de imagen y empaque, guía para el cumplimiento de las Normas Oficiales Mexicanas (NOM’S), mejores prácticas de manufactura, desarrollo y acompañamiento de plan comercial y mentorías con ejecutivos de Walmart de México y Centroamérica. Una vez que este periodo culmine, los productos estarán a prueba en tiendas del grupo por 180 días y contarán con beneficios comerciales preferenciales durante este tiempo.

“En Fundación Walmart de México estamos comprometidos con la generación de oportunidades para mejorar la calidad de vida de pequeños productores y ofrecer gran variedad de productos mexicanos a nuestros clientes de Bodega Aurrera, Superama y Walmart, así como a los socios de Sam’s Club”, dijo Antonio Ocaranza, director de Comunicación Corporativa de Walmart de México y Centroamérica.

El programa permitirá a los productores: 

  • Desarrollar su modelo de negocio y plan comercial.
  • Mejorar su producto y empaque para que cumpla con las normas oficiales mexicanas y trabajar en buenas prácticas de manufactura.
  • Contar con mentoría la red de mentores ejecutivos Endeavor-Walmart.
  • Vivir la experiencia de venta en tiendas del Grupo Walmart, con condiciones preferenciales comerciales y logísticas como parte del programa de desarrollo.

 

Desafío Unbox, para emprendedores que buscan un impacto social

“La higiene sí importa”. Es el lema de la competencia organizada por la empresa de origen sueco SCA y Socialab. Cuatro ganadores recibirán capacitación, un programa de incubación y recursos para hacer realidad su proyecto.

PERLA OROPEZA

¿Mejorar la higiene de una comunidad puede ser negocio? Esto es lo que quiere demostrar el Desafío Unbox. que promueve SCA -la fabricante de Regio, Saba, Tena y Tork- en conjunto con Socialab.

Con el lema: “La higiene sí importa”, el objetivo es que los emprendedores propongan modelos de negocio que, además de permitirles obtener ingresos, ofrezcan un servicio de salud a las comunidades que más lo necesitan.

Eduardo González, director de Estrategia e Innovación de SCA en Latinoamérica.

Eduardo González, director de Estrategia e Innovación de SCA en Latinoamérica.

De acuerdo con Eduardo González, director de Estrategia e Innovación de SCA en Latinoamérica, se trata de demostrar precisamente que “el tema social, el apoyar a la base de la pirámide, no está peleado con hacer negocio”.

El desafío se llama Unbox porque la empresa busca reinventarse, “salir de la caja y buscar maneras diferentes de resolver los problemas”.

Los retos que se plantea a los emprendedores son cuatro:

  • 1.- Desarrollo de un modelo de acceso y distribución de productos de higiene y cuidado íntimo para la base de la pirámide
  • 2.- Desarrollo de sistemas para implementar la higiene en la base de la pirámide
  • 3.- Educación enfocada a mejorar los hábitos de salud e higiene de la familia.
  • 4.- Reutilización de desechos de procesos productivos en categorías de higiene y cuidado íntimo.

Estos cuatro retos, indica Eduardo González, están enfocados en cómo llevar productos y mejorar la higiene y salud en la base de la pirámide, de una manera que sea un negocio sustentable, un negocio que pueda permanecer en el tiempo.

“Esa es la diferencia entre altruismo y este tipo de retos, donde lo que estamos buscando es que  el emprendedor al final del día no tenga que dejar el proyecto para irse  a trabajar porque tiene que generar dinero; que pueda  poner una empresa que  le dé para vivir y que al mismo tiempo tenga un impacto social.”

Por ejemplo, indica, “un modelo de negocio que ofrezca toallas femeninas a muy bajo costo o la reutilización de desechos de algún producto o subproducto que pueda impactar de manera positiva a la comunidad”.

La convocatoria está abierta hasta el 26 de abril próximo para cualquier emprendedor de México, Chile y Costa Rica. Entre los participantes se elegirá a 20 finalistas ( diez de México, cinco de Chile y cinco de Costa Rica). Habrá cuatro ganadores -pueden ser de cualquier nacionalidad-, que en conjunto recibirán 400 mil pesos, suma que deberá incrementar cada uno con 80 mil pesos vía crowdfunding, pero además obtendrán capacitación y apoyo mediante un programa de incubación, para ayudarlos a desarrollar sus ideas.

“Realmente el premio es que puedan llevar a cabo su negocio con el apoyo tanto del coaching y de la incubadora en Socialab, como de de SCA, que va a estar cerca de los cuatro finalistas para acompañarlos dentro del proceso de lanzamiento de su empresa.

Aclara que “es obligatorio” que consigan financiamiento de por lo menos 80 mil pesos vía crowdfunding para que SCA ponga los otros cien mil. Porque “lo que queremos también es asegurar que hay un compromiso por parte del emprendedor y gente que apoye y aporte a su idea. Es para generar una relación y una corresponsabilidad.  SCA le va a entrar con todo y no sólo con dinero, sino con el tiempo de los ejecutivos para apoyar a los emprendedores.”

González comenta que el desafío es muy abierto. Puede ser una persona que ya tiene una idea y ha empezado a trabajar en ella, pero necesita el impulso para concretarla, o gente que no tiene clarlo cómo ejecutar su idea o no tiene claro su plan de negocios.

“La intención del reto es acompañarlos, couchearlos y ayudar a los finalistas a construir su plan de negocios y entregarles capital semilla. “

Quizá, comenta, “mientras más inmadura es la idea es mucho mejor. Estamos buscando esto en la etapa más temprana, porque la intención también es, de ser posible, que SCA participe dentro del modelo que se está lanzando”. Aunque aclaró: “no es obligatorio ni es un candado que a fuerza tiene que ser un proyecto de  SCA, pero obviamente queremos ver la oportunidad de participar con la oferta de valor dentro  de alguna de estas ideas”.

Eduardo González expone que “SCA en su ADN es una empresa sustentable, que siempre ha estado enfocada al consumidor en su parte de sustentabilidad, no sólo desde el lado de la naturaleza, sino de los empleados, la comunidad. Lo que queremos hacer es regresar algo, como granito de arena, a la comunidad”.

El director de Estrategia e Innovación de SCA dice que su empresa no había participado antes en un desafío similar. “Nunca hemos tenido una iniciativa como ésta. Siempre hemos buscado tener un impacto positivo en la sociedad a través de diversos programas, pero ésta es la primera vez que nos apoyamos de terceros, porque creemos que así tendremos un alcance mayor y podemos llegar a la base de la pirámide.”

Para inscribirse y obtener más información: http://mx.socialab.com/desafios/ver/unbox

La Cosita Chula, artesanía mexicana a precio justo

 Cosita chula 1

“Teníamos un blog de viajes, donde posteábamos el lugar, la comida, la artesanía, etcétera, cuando teníamos vacaciones. Nuestros seguidores nos contactaban y pasábamos el contacto del artesano u hotel, pero no había manera de concretar una visita o incluso comprarle alguna de sus artesanías para algún cumpleaños”, relata Fonseca.

“Nosotros regresábamos cada que podíamos, en una ocasión la artesana de Veracruz a la que buscábamos ya no estaba más, los pocos artesanos que quedaban nos platicaron que ya estaba trabajando en un Chedraui porque no salía para mantenerse y otro artesano prefirió unirse a una brigada de construcción de caminos y puentes para tener un mejor ingreso.

“Desde ese momento no disfrutamos el viaje y nos la pasamos pensando qué podíamos hacer, aprovechamos el contacto que teníamos con los artesanos y productores a los que hemos visitado y los invitamos a formar parte de la comunidad. Ahora se pasan la voz entre ellos y nosotros salimos a buscar mejores oportunidades de ventas y poder hacer negocio como comunidad.”

La Cosita Chula es una plataforma que cuenta actualmente con 50 productores de 12 estados del país. Son familias de artesanos, cooperativas indígenas y pequeños productores de escala media/pequeña.

“Somos -explica Fonseca- una comunidad de emprendedores que busca acercar y conectar productos artesanales, originales, ecológicos y/o innovadores, promoviendo el comercio justo e impulsando el comercio con pequeñas y medianas empresas.”

El consumo de estos productos, añade, beneficia de manera directa a las comunidades y evita que los artesanos dejen de ejercer su oficio por falta de ventas o porque el intermediario se queda con las ganancias.

“Ofrecemos cientos de productos ‘del corazón del productor a la mano del consumidor‘ a un precio justo, donde evitamos al intermediario que tanto hace daño y el regateo. Nosotros los ayudamos a captar clientes y cerrar negocios por medio de la plataforma.

Para los productores no hay límite en el número de artículos que pueden ofrecer mediante la plataforma, y el costo de utilizarla es de 8.5 a 9.5 por ciento por cada venta realizada.

“Muchos de los artesanos que apoyamos viven a más de una hora de la capital, sin acceso a internet o pocos conocimientos respecto a su uso; por eso los apoyamos y orientamos en tecnología, y temas legales, fiscales y comerciales”, expone Alfredo Fonseca.

“Somos habilitadores, de tal manera que el cliente esté tranquilo que le va a llegar y el artesano de que le van a pagar. La logística se hace de punto origen a punto final. No tenemos apoyo de ningún lado, nos organizamos entre todos para solventar los gastos que se generan y la mayoría somos voluntarios.

“La Cosita Chula no sólo busca la comercialización de productos, sino acercar al productor con el consumidor, de manera que promovamos el comercio justo e impulsemos la economía nacional, es por ello que nuestra filosofía es generar un impacto social y un desarrollo sustentable a través de la comercialización de productos fuera de serie. “

 

Universitarios queretanos, ganadores del Premio Cemex-Tec

12087055_971622559545829_9160857026255013095_o

Angélica Álvarez, Miguel Domínguez y Cecilia Peña.

Un equipo conformado por universitarios queretanos ganó el premio Centro CEMEX-Tec en la categoría Transformando Comunidades.

El premio, que se entrega anualmente desde hace cinco años, reconoce las mejores propuestas y proyectos de alto impacto en materia de desarrollo sustentable, en tres categorías:

1.- Transformando Comunidades: Está dirigida a equipos multidisciplinarios de estudiantes universitarios mexicanos que tengan propuestas para transformar las comunidades de una manera sostenible.

2.- Emprendedores Sociales: Propuestas con impacto social que se realicen en México, Centroamérica o Latinoamérica. Estas ideas tendrán la oportunidad de convertirse en proyectos sostenibles con modelos de negocio, para ser evaluados por el comité de jueces de acuerdo a la metodología de Ashoka y del Premio Cemex-TEC.

3.- Innovación en la Construcción: Emprendedores a nivel nacional con ideas de negocio vinculadas a la industria de la construcción.

Este año el premio recibió más de 300 inscripciones, entre las que destacaron 151 proyectos de 71 universidades mexicanas y 11 universidades latinoamericanas.

El proyecto ganador de la categoría “Transformando Comunidades” fue Mupume, desarrollado por un equipo conformado por estudiantes (Cecilia Peña Baltazar, Miguel Domínguez Díaz de León y Victoria Torres) y maestros (Angélica Álvarez Quiñones y Eduardo Solorio Santiago) del Instituto Tecnológico de Querétaro (ITQ)  y la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ). Propone construir un centro donde la comunidad otomí de Querétaro aprenda y practique su lengua y realice actividades deportivas, artísticas y culturales. El premio, de 400 mil pesos, permitirá desarrollar el proyecto en Tolimán.

El segundo lugar fue para Cuxtha-há (agua viva) desarrollado por alumnos y maestros del ITESM Campus Ciudad de México y la UNAM. Consiste en el diseño e implementación de un sistema de baños secos para enfrentar la problemática de agua en las comunidades.

En el tercer lugar se reconocieron dos proyectos, Vivero Tepotzotlán, un modelo de vivero sustentable con programas medioambientales y sociales, de alumnos y maestros del ITESM Campus Monterrey y Ciudad de México, y Regeneración de la Casa Hogar “Retiro Juvenil”, que consiste en la recuperación de una casa hogar con proyectos de reactivación social, económica y ambiental, desarrollado por alumnos y maestros del ITESM Campus Monterrey.

En la categoría “Innovación en la Construcción” los equipos seleccionados fueron Ecopal de Querétaro, Nuela y Equipo de sistema de tuberías y conexiones para fluidos de rápida instalación, ambos del estado de Nuevo León: la premiación correspondiente a esta categoría se definirá después de un proceso de incubación.

Finalmente, en el rubro de “Emprendedores Sociales” se reconoció a 15 finalistas que recibirán una aceleración de cinco días dirigida por Ashoka México y sesiones en línea de capacitación en las que los líderes de los proyectos compartirán experiencias, aprendizajes y retos en común:

•    Argentina Casanova Mendoza, Observatorio de violencia social y de género en Campeche. Campeche, México.
•    Luisa Fernanda Carrillo Correa, MIIMA Mapa Interactivo de Información Medioambiental. Bogotá, Colombia.
•    Edgar Mauricio García Garay, Barretec. Tamazula de Gordiano, Jalisco, México.
•    Ana Judith Martínez Ortega, La granja transfronteriza. Tijuana, México, Baja California.
•    Matías Alberto Portela, Desarrollando creatividad… Generando felicidad. Córdoba, Argentina    .
•    Laura Natali Borda, CoSchool. Bogotá, Colombia
•    Maria Luz Cielo Cano, Semillas infantiles, lo mejor para el futuro. Cartagena, Colombia.
•    Verónica Sala de Torassa, Mejoremos juntos la calidad de nuestra educación rural (ProMeCER). Buenos Aires, Argentina.
•    María Mercedes Acosta Posada, Sentiido. Bogotá, Colombia
•    Eliana Alejandra Camargo Niño, Más por TIC. Bogotá, Colombia.
•    Jesús Alejandro Moctezuma González, Wegoo.com. Monterrey, México, Nuevo León.
•    Juan Carlos Guerrero Argueta, Club de robótica de Fusalmo. El Salvador, San Salvador.
•    Nadia Balducci, Life Out Of Plastic SAC. Lima, Perú
•    Fernando Tamayo Grados, YAQUA. Lima, Perú.
•    Carlos Sarzosa Perafá, Obras con sobras. Popayán- Cauca, Colombia.

Desde su fundación en 2010, el Centro CEMEX-TEC busca transferir conocimiento, dotar de herramientas y favorecer el desarrollo de capacidades y habilidades que permitan crear comunidades sostenibles como resultado del trabajo entre empresa, academia, gobierno, organizaciones civiles e individuos.

Árbol solar iluminando la Ciudad de México

árbol solar

Árbol solar en la delegación Miguel Hidalgo

Go Green México (@GoGreenMex) es empresa creada recientemente cuyo objetivo es innovar con tecnologías de energía solar y eólica. Emprendieron con la idea del desarrollo del árbol solar que permite iluminar parques y recargar dispositivos como celulares y tabletas de una forma económica y sustentable.

Acaba de donar el primer árbol que fue instalado en el parque Lincoln, en la delegación Miguel Hidalgo de la Ciudad de México en su primer paso para llenar la ciudad de esta fuente de energía limpia, gratuita y renovable. El proyecto inicial busca instalar 20 árboles en toda la delegación.

Se trata de una instalación cuya estructura emula un árbol y cuenta con seis paneles solares, que generan alrededor de tres kilovatios hora (kWh) al día. Cuenta con dos baterías de almacenamiento de 12 voltios (V), así como con 12 terminales USB y de 125 V para realizar recargas simultáneas de dispositivos móviles. Tiene la capacidad de ofrecer más servicios como internet inalámbrico. Su precio, aunque varía debido a las condiciones de cada lugar de instalación, oscila en 93 mil pesos. El costo solo es de la infraestructura y para los ciudadanos la energía es gratuita.

Esta tecnología busca  crear conciencia de que la contaminación y el uso indiscriminado de las fuentes de energía no renovables son ya un problema y que urge aplicar soluciones.  Se demuestra que se puede hacer una fusión entre la tecnología y el medio ambiente y mejorar así la vida de las personas.

Como proyecto a futuro, Go Green México desarrolla, en el campo de la energía eólica, proyectos para casa habitación, comercio, industria, con la aplicación de molinos de viento verticales, que están constituidos con espirales eficientes que ocupan menos área y pueden ser de diferentes tamaños.

B4Cx-yECIAEOcKZ

Innovando todo el tiempo con el uso principalmente de la energía solar y eólica

 

Fuente: Conacyt

Premiarán a artesanos mayores de 60 años

concursoEl Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart), junto con el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam) y la Casa de las Artesanías de Michoacán lanzaron la convocatoria para el concurso El Arte Mexicano que Perdura 2014, mediante el cual se reconocerá a los artesanos mexicanos mayores de 60 años que elaboren piezas con técnicas y materiales tradicionales pero con nuevas propuestas de diseño.

Las categorías del concurso son: alfarería, textiles, fibras vegetales, metalistería y joyería, maque y laca, pintura popular (incluye amates, plumaria, popotillo, semillas, tablas con chaquira o estambre), talla en madera, juguetería y papel y cartonería.

En el caso de la alfarería incluye todas las técnicas pero a la vidriada se le exige que esté libre de plomo. Se aclara que durante la inscripción será requisito indispensable que la pieza apruebe la prueba respectiva con la aplicación del método del rodizonato.

El certamen está abierto desde el 1 al 31 de octubre. Más detalles en http://www.fonart.gob.mx/web/images/pdf/concursos/Convocatoria_ArteMex_2014.pdf

Los premios son: primer lugar: 17 mil pesos; segundo, 15 mil; tercero 12 mil y la mejor pieza del certamen, que destaque por el material, la técnica o el diseño, recibirá 40 mil pesos. La premiación se llevará a cabo el 21 de noviembre en Morelia, Michoacán.

El Nido, pasión por la naturaleza

Ubicado en el municipio de Ixtapaluca, Estado de México, El Nido reúne en ocho hectáreas más de 300 especies y dos mil ejemplares, que están al cuidado de un equipo inter- disciplinario dedicado a proyectos de conservación de fauna en peligro de extinción. Es el tercer aviario más importante del mundo, donde científicos mexicanos hacen realidad la reproducción del quetzal.

QUETZAL

Quetzal. Foto: Jesús Sánchez

IXTAPALUCA, Edoméx.— Ave mágica, envuelta en las historias de la cosmogonía maya y azteca, el quetzal evoca en su vuelo el movimiento de una serpiente, y sus plumas son aún hoy consideradas tesoros, como lo fueron en la época de Moctecuzoma, quien las eligió para adornar sus capas o penachos.

Clasificado como fauna en peligro de extinción, con apenas unos tres mil ejemplares en el planeta, su rescate y reproducción se convirtió en una verdadera pasión para el científico Jesús Estudillo López, quien fundó lo que es ahora El Nido, el aviario más grande de Latinoamérica y el tercero más importante del mundo –quizá junto con el de San Diego–, después de los de Alemania y Singapur.

Esta gran mancha verde rodeada por la urbe reúne en sus ocho hectáreas más de 300 especies y dos mil ejemplares, todos bajo el cuidado de un equipo interdisciplinario de alrededor de 80 personas, entre directivos, científicos y personal en general.

El aviario es fruto del esfuerzo personal del doctor Jesús Estudillo López. Pese a su importancia en el mundo, carece de apoyo gubernamental y subsiste sólo con donativos de los visitantes y de algunas instituciones y particulares. El proyecto está abierto a que más empresas verdes se acerquen y aporten recursos para mantener sus programas de investigación.

Jesús Estudillo, hijo del fundador de El Nido y ahora director general, comenta que la pasión de su padre nació de un viaje que realizó de niño por el istmo de Tehuantepec, que le permitió observar la diversidad de la naturaleza. Por eso es importante darla a conocer a la sociedad, porque “como decía Jacques Cousteau, nadie ama aquello que no conoce y nadie conserva ni cuida aquello que no ama”.

De acuerdo con el biólogo Óscar Escobedo, director científico y de área clínica, en el aviario se trabaja en proyectos reproductivos de siete especies: águila elegante, quetzal, águila real, guacamaya Jacinta, pavón, cotorrita serrana y águila harpía.

Se llevan a cabo intercambios con instituciones de México, Panamá, Bolivia y Estados Unidos, pero no se tiene la solvencia económica necesaria para mantener los proyectos constantes. “Nuestras cuotas de ingreso no nos permiten tener todos los proyectos al mismo tiempo. Nuestro presupuesto nos alcanza para hacer dos o tres proyectos al año”.

Huevos de Quetzal. Foto: Jesús Sánchez.

“El objetivo es continuar reproduciendo animales para obtener la base genética que en un futuro permita programas de liberación, y si todo marcha bien, tengamos al quetzal y el águila harpía otra vez volando en México.”

Sólo para atender la nutrición de los quetzales se requieren 12 mil pesos al mes. “Le damos crías de pequeños roedores, proteína de origen internacional, tenemos que importar alimento para conseguir una mejor posibilidad de reproducción. Además diariamente se le ofrece fruta fresca: papaya, mora silvestre plátano, aguacate, en las que se encuentran las vitaminas, minerales y aminoácidos esenciales para la sobrevivencia de estos ejemplares.

DSCN0641-300x225

Quetzal hembra. Foto: Jesús Sánchez

La clave del éxito

Salvador Figueroa Morales, subgerente operativo de El Nido, indica que parte del secreto del éxito en la reproducción de estas aves es precisamente la dieta. Y otra de las claves es la del hábitat, que luego de muchos años de investigación se logró reproducir en una superficie de 450 metros cuadrados por ocho metros de altura.

“Una de las aportaciones de Jesús Estudillo fue descubrir que los quetzales no tomaban agua de los arroyos, sino de las bromelias, plantas propias de su hábitat, que tienen una alta cantidad de taninos que les ayuda a reducir el hierro.

“Hasta antes de este descubrimiento, los quetzales en cautiverio morían. Por eso los consideraban un ave melancólica que no sobrevivía al encierro, pero la realidad es que no se sabía nada de su biología, alimentación, la temperatura y la humedad que requerían”.

Es, dice Figueroa, “un ave bonita, fantástica, que encontrábamos en los sitios donde había bosques mezófilos de montaña. Aquí en Puebla, en Cuetzalan, que significa lugar de quetzales, es donde acudía Moctecuzoma a capturar quetzales. Hoy sólo existen en libertad en la selva de los Chimalapas y en El Triunfo, Chiapas, así como en algunos lugares de Centroamérica.

“La gente puede ver el quetzal aquí de cerca, es uno de los tesoros mexicanos que a veces desconocemos que existen y lo ha logrado reproducir un mexicano con recursos propios.

Jaguar.-Foto-El-Nido-300x234

Jaguar. Foto: El Nido.

En El Nido hay un espacio para felinos, entre los que destacan los jaguares, también especie en peligro de extinción. Este mismo año una de las parejas en exhibición tendrá una nueva cría. El macho, de aproximadamente cinco años, es de tono dorado y la hembra es oscura o pantera. Ya han tenido antes descendencia. Una de sus crías fue enviada al zoológico de Zacango como intercambio.

Ubicación

El Nido está ubicado en Avenida Acozac S/N, colonia Santa Bárbara, Ixtapaluca, Estado de México. El costo de la entrada es de $95 para público en general. Niños, adultos mayores y personas con capacidades diferentes pagan $80.

***

Para mayores informes y realizar donativos, visite la página www.elnido.mx.

6 empresas sociales mexicanas con gran potencial

Perla Oropeza

New Ventures México, organización que impulsa a Pymes de impacto en el país y Latinoamérica, presentó a las que considera son las empresas sociales y ambientales mexicanas con mayor potencial para este año:

Agropapaloapan: Produce alimentos de calidad a partir de las raíces y tubérculos tropicales en armonía y respeto con el agricultor y su ambiente. Generando beneficios justos para todos los involucrados de acuerdo a su grado de responsabilidad e inversión. La empresa ya ha exporta a Estados Unidos y Canadá.

 Biodent:  Es una clínica de odontología enfocada en llevar soluciones de salud bucal con alta tecnología a personas de la base de la pirámide. La empresa ha tenido un crecimiento en la región de Oaxaca y busca su expansión a todo el Sureste mexicano. Tienen un programa de cuidado y prevención de enfermedades bucales a niños dentro de las escuelas, donde ofrece servicios de diagnóstico de manera gratuita.

enerclimaEnerclima: Ofrece diseño, asesoría y soluciones integrales para proyectos fotovoltaicos industriales y residenciales. La empresa nace de la unión de dos compañías: Sigea Carbon y Sen, la primera formada por un grupo de expertos en mercados de carbono, gestión ambiental y proyectos de energía, la segunda es una compañía alemana con más de 30 años de experiencia en energía fotovoltaica. enerclima.mx

greelandInventive powerGreenLand: Desarrolla productos de limpieza para el hogar 100% biodegradables y certificados por instituciones nacionales de alto prestigio. Cada producto es desarrollado utilizando materias primas derivadas de ingredientes naturales, los cuales al ser desechadas no generan impactos en el medio ambiente. GreenLand ya se encuentran a la venta en las mayores cadenas de supermercados del país.  vivegreenland.com/greenland.html

Inventive Power:  es una empresa líder en desarrollo de tecnologías innovadoras para el uso eficiente de la energía, orientada a maximizar la reducción de costos energéticos en el sector comercial e industrial. www.inventivepower.com.mx

 

podemosPodemos Progresar: Utiliza las ventajas operativas de una microfinanciera para llevar productos y servicios a la base de la pirámide, buscando convertirse en el centro económico y social de las clases marginadas en México. A través de sus centros busca ofrecer servicios de salud, educación, empoderamiento para mujeres y comunidad.  podemos.mx

Educación y nutrición, antídotos contra la miseria

La Asociación San Vicente de Paul de Morelos hace la diferencia en la vida diaria de las personas

 Perla Oropeza

Con 30 miembros activos y 20 auxiliares, además de un grupo de jóvenes voluntarios, la Asociación San Vicente de Paul del Estado de Morelos trabaja en una misión que se antoja imposible: “erradicar la miseria, descubriendo y remediando las situaciones que la causan”.

Pese al nombre, aclara su directora administrativa, Georgina Ocampo Pérez, no es una organización de religiosos; “somos hombres y mujeres laicos, que buscan ayudar a las familias en sus necesidades básicas, para que tengan una vida digna y motivarlos para la superación personal, logrando así un mejor municipio, un mejor estado y un mejor país”.

San Vicente de PaulLa asociación, fundada el 15 de abril de 1988, es presidida por Gladys Herrera e Isabel Gómez, y opera principalmente en los  municipios de Cuernavaca, Jiutepec, Temixco, Yautepec, Huitzilac, Jojutla, Tlaquiltenango , aunque su centro de operaciones está en la colonia Chapultepec, en la capital de Morelos.

Durante estos casi 26 años los vicentinos, como se llaman a sí mismos, han trabajado en dos grandes proyectos: educación y nutrición.

Mediante el primero, ayudan en la actualidad a cien niños y jóvenes para que asistan a la escuela, mientras que a los adultos que no han tenido oportunidad de estudios formales se les imparten cursos de diferentes oficios para que puedan autoemplearse o encontrar un trabajo. Además se cuenta con una pequeña biblioteca.

En el segundo, se entregan despensas mensuales gratuitas a cien adultos mayores y todos los sábados y un jueves al mes se abren comedores gratuitos por las mañanas, que da una alimentación completa a mil personas.

SV1

La asociación ha logrado su fortaleza gracias al apoyo de muchas personas y asociaciones. En 1997, el gobierno estatal de Morelos les donó en comodato el edificio donde construyó su Centro Vicentino.

En 2005, la fundación Wal Mart de México apoyó en el proyecto de la construcción del comedor, que se concluyó en 2008 con donativos de varios amigos y de la Asociación de San Vicente de Paul de Phoenix, Arizona.

En 2012 se construyó un bazar de ropa usada que ayuda al sostenimiento del Centro Vicentino y para este año tienen planeado construir un bazar más grande y de muebles usados para continuar con las obras de caridad y el mantenimiento del Centro Vicentino.

sv2sv3

En la actualidad, reciben apoyo de algunas escuelas, que donan alimentos para las despensas y envían jóvenes para realizar su servicio social.

El Club Inner Wheel, el DIF de Morelos y la fundación del Dr. Simi entregan despensas mensuales y otro tipo de donativos, informó Georgina Ocampo.

“El Banco de Alimentos de Cuernavaca nos apoya vendiéndonos productos para a su vez nosotros venderlos. Restaurant Los Vikingos, panaderías y varias tiendas de abarrotes  apoyan con los desayunos semanales y los amigos nos apoyan apadrinando niños para las becas escolares.”

Sin embargo, la tarea es a todas luces interminable.

sv5

Para este año tienen como objetivo otorgar a 150 niños y jóvenes apoyo para transporte y material escolar, dar cursos a 700 adultos en oficios o primaria y secundaria.

Asimismo, otorgar desayunos nutritivos diarios y no una vez a la semana, y aumentar de 100 a 150 el número de despensas mensuales a personas de la tercera edad.

Para lograrlo, requieren que más personas se integren al programa de Apadrinamiento de niños y jóvenes estudiantes. En el caso de los cursos para adultos, aunque se tiene un convenio con Icatmor plantel Cuernavaca que proporciona maestros calificados, todavía tienen un costo por persona, por lo que se buscará que quienes no puedan pagar esos cursos obtengan una beca.

En el caso de estudios de primaria y secundaria, el INEA proporciona maestros calificados, pero es necesario buscar apoyo para su transporte.

Respecto a los desayunos y despensas, buscan el apoyo de más tiendas, restaurantes, empresas y amigos.

¿Quiere ayudar? Aquí encontrará las distintas formas en que puede hacerlo: http://sanvicentedepaulmorelos.com/donativos/

Flor de jamaica, la reina de la montaña

xuajimpea cortando floresLa asociación civil Xuajin Me Phaa

demuestra el poder del minifundio indígena

Perla Oropeza

Se les conoce como tlapanecos, pero ellos se nombran Me Phaa, que significa hombre sin cuerpo, es decir, hombre espiritual, libre. Viven en la montaña de Guerrero, una de las zonas con mayor pobreza del país, pero han encontrado en el rescate del minifundio indígena y la producción orgánica una forma de recuperar no sólo a la economía local, sino a sus raíces.

Organizados en la Cooperativa Agrícola Numa Gama Sli Yu Me Phaa, que significa “gracias a dios por el poder y la fuerza de los pueblos Me Phaa”, 467 productores logran al año una cosecha de seis toneladas de jamaica, además de otros productos como miel y frijol.

Foto Margarita Muciño, coordinadora general del proyecto Xuajin Me Phaa

Margarita Muciño

Margarita Muciño, coordinadora general de la asociación civil Xuajin Me Phaa, organización que agrupa a mil 50 familias y de la que surgió la cooperativa, comenta en entrevista que cada parcela o minufundio indígena consta de hortalizas, árboles frutales, forestales y la siembra anual, y abarca una extensión promedio de una y media a dos hectáreas por socio. “No hay un límite, a veces tienen tres o sólo una. Ahora tenemos aproximadamente 800 hectáreas en proceso de recuperación orgánica.”

Su producto estrella es la jamaica, seguido de la miel orgánica, frijol, frutales, yerbas medicinales como té limón, prodigiosa y yerbabuena,  e incluso en menor proporción pinturas naturales. Con las frutas preparan mermeladas de maracuyá, jamaica, piña, papaya, melón, mamey y guanábana.

En la actualidad la cooperativa agrícola está constituida por 467 socios orgánicos certificados –que tuvieron que cubrir un proceso de tres años para lograrlo—y hay 593 que están en proceso de obtener su certificación.

Muciño relata que el programa empezó en 2002, luego de que la Misión Claretiana de la montaña de Guerrero hizo una visita a Chiapas y conoció el trabajo de producción orgánica que realizaba el Centro de Agroecología San Francisco de Asís.  “Yo trabajaba en ese entonces en Chiapas y me invitaron a implementar el mismo programa de recuperación realizado allá.”

Y es que, señala,  en la zona de la Montaña de Guerrero se observaba una “degradación terrible de la zona boscosa”, tanto por la explotación excesiva como por el efecto dañino del pastoreo y la conversión de zonas forestales en terrenos agrícolas.

Comunidad  me phaaEl trabajo de la asociación civil dio sus frutos con la constitución en 2004 de la cooperativa Numa Gama Sli Yu Me Phaa, creada para impulsar el desarrollo económico sustentable de la región de la Montaña a través de la construcción de pequeños proyectos productivos.

La cultura organizativa de los pueblos indígenas ha sido una aliada. Cada comunidad designa a sus representantes y éstos a su vez están en permanente consulta con sus representados. “La asamblea de cada puebla opina sobre los trabajos, la dirección –-para dónde vamos, qué hacemos, cómo lo hacemos-– y esto  ayuda mucho a disolver conflictos y conciliar, porque se  discute dentro de la comunidad.”

El trabajo de la asociación se centra en 11 comunidades de Acatepec y cuatro de Ayutla de los Libres.  “Se busca recuperar el minifundio, porque significa precisamente rescatar la cultura indígena y eso no nada más se hace en Guerrero, sino en Oaxaca, Chiapas y Tabasco. Diversas organizaciones tenemos la misma línea.”

Hay que contrarrestar los efectos de la introducción de agroquímicos, insecticidas y herbicidas, y “recuperar las zonas boscosas, porque si no hay bosque no hay agua y sin ésta no hay producción”.

Al principio del proyecto se contó con el apoyo de la Secretaría de Desarrollo Social, pero desde 2010 se recibe el respaldo de fundación Walmart.  La Comision Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indigenas también ha puesto su parte, pues el año pasado ayudó en la plantación de cinco viveros.

Bolsa JamaicaSin embargo, y luego de diversas reuniones, en 2010 se les abrieron las puertas en Fundación Walmart.  Desde entonces le han vendido cada año a la cadena comercial un millón 200 mil pesos de jamaica, miel y frijol 100 por ciento naturales libres de químicos.

“Esto nos ha hecho crecer inmensamente, el cambio en la vida de las comunidades ha sido radical. Los jóvenes ya no se ven obligados a emigrar. Los compañeros Me Phaa, de los cuales sólo 10 por ciento habla el español, han aprendido a utilizar computadoras y programas de software. Tenemos un centro de capacitación y formación de los pueblos en Ayutla de los Libres y ahí mismo se instaló la bodega y una empresita de transformación en la que trabajan hijos de los socios.”

Además en cada comunidad hay una pequeña bodega de diez por cinco metros cuadrados. La idea es que en las comunidades se pudiera aprovechar la fuerza de trabajo para empacar el producto, agregarle valor, pero para ello es necesario generar la infraestructura adecuada.

La producción anual es de seis toneladas de jamaica, diez toneladas de miel y seis toneladas de frijol, un producto que hasta hace muy poco sólo era para el autoconsumo.

Cada socio gana cada año cuatro mil 500 o cinco mil pesos al año por la producción de jamaica, pero la comercialización de otros productos les permite tener ingresos de forma permanente.

Hay que tomar en cuenta que un minifundio en la montaña es  muy difícil de trabajar, son pendientes de 45 grados y que para una extensión de tres hectáreas se necesita el trabajo de una familia numerosa, de hasta ocho o nueve miembros.

Para Margarita Muciño, lo que sigue es fortalecer este modelo de trabajo y agregarle valor. “Con el apoyo de Walmart vamos a contratar gente que nos ayude a generar nuevos productos, bajo los tres principios que tenemos. El primer principio es respetar a la madre tierra , el segundo respetar a la familia, al productor, que no se deteriore, que no se contamine, y el tercero, que el consumidor reciba en su mesa productos de excelente calidad.

“La Fundación Walmart nos reintegra el 100 por ciento de las utilidades y esto nos ha permitido fortalecer a las familias , a la producción y por otro lado dar a conocer nuestros productos, y eso es algo que los compañeros aprecian mucho.”

http://youtu.be/WOEcGUHjR9Q