Author: Perla Oropeza

Perla Oropeza

About Perla Oropeza

Licenciada en Periodismo y Comunicación Colectiva por la UNAM, comenzó labores en Notimex en 1980 y llegó a EL FINANCIERO en 1989. Es editora de EL FINANCIERO Bajío, en el cual intervino desde su planeación. Negocios, economía y turismo, sus temas favoritos. Twitter: @Perla_O

Cae ánimo emprendedor en México

Limitados por aspectos fiscales, una educación deficiente y falta de capital, los mexicanos no encuentran un entorno amigable para el emprendimiento ni están dispuestos a correr riesgos para abrir un negocio, concluye el Reporte Global de Emprendedores Amway (AGER por sus siglas en inglés).

Este año, el Índice del Espíritu Emprendedor Amway (AESI), que se construye por medio de encuestas en 44 países del mundo, cayó en México de 58 a 52 puntos, aunque todavía se mantiene por encima de la media global, que descendió de 50 a 47 puntos.

El AESI mide el deseo de emprender, la percepción que se tiene sobre los recursos disponibles para hacerlo y la firmeza para llevar adelante el proyecto.

En deseo, los mexicanos están muy por arriba de la media global, pues mientras en nuestro país 70 por ciento de los encuestados aspira a convertirse en emprendedor, en el conjunto de países examinados el promedio es de 49 por ciento.

En el promedio global, 43 por ciento de los entrevistados declararon sentirse preparados para convertirse en emprendedores, mientras que en México lo hizo el 45 por ciento.

Asimismo, 60 por ciento de los mexicanos asegura que no permitiría que personas de su entorno social lo disuadieran de emprender, en tanto que el promedio global fue de 50 por ciento.

Una de las mayores barreras para los emprendedores en México es el sistema tributario, que sólo 14 por ciento de los encuestados considera manejable y 12 por ciento que es beneficioso.

Otra limitante es la falta de herramientas que ofrece el sistema educativo para facilitar el emprendimiento. El 71 por ciento sostiene que no recibió la preparación necesaria para abrir una empresa.

Además, el 45 por ciento piensa que si emprende estaría comprometiendo su tiempo libre, 36 por ciento desconfía de su capacidad para generar una idea de negocio y 18 por ciento en su habilidad para recaudar el capital necesario para emprender

Uno de los aspectos en que los emprendedores del país consideran que necesitan mayor soporte es la recaudación de capital para iniciar su negocio En menor medida, apoyo a su idea de negocio, recursos humanos, marketing y administración.

El estudio concluye que para los mexicanos el negocio ideal es la venta de productos por medio de contacto personal con sus clientes y con apoyo de empleados. El 78 por ciento aspira a tener su negocio en una zona metropolitana.

Para ellos, en el país no hay un entorno amigable para el emprendimiento, pero no están dispuestos a correr riesgos, además que la mayoría piensa que la situación económica actual no es beneficiosa.

En México la encuesta se aplicó a más de mil personas y es realizada por octavo año consecutivo. Amway es una empresa estadoundiense dedicada al negocio de ventas directas de suplementos alimenticios, cosméticos y bebidas energéticas.

 

Guanajuato celebra a los vitivinicultores nacionales

Guanajuato, uno de los primeros nueve productores de vino del país, celebrará en el Centro Histórico de la capital  un encuentro nacional de vitivinicultores, donde los asistentes podrán disfrutar de catas, exposiciones, talleres y presentaciones musicales.

Catando México, en su edición 2018, reunirá del 23 al 24 de noviembre a etiquetas de ocho entidades del país: Baja California, Querétaro, Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, San Luis Potosí, Zacatecas y el estado anfitrión.

Juan Manuel Rendón López, director de Promoción Turística de la Oficina de Convenciones y Visitantes de la capital de Guanajuato, indicó que habrá cien expositores, entre bodegas y artesanos, y que se espera la asistencia de dos mil personas.

Luis Felipe Bravo Mena, representante del gobierno del estado en la Ciudad de México, informó que durante 2017 el Circuito del Vino guanajuatense dejó una derrama de 280 millones de dólares. Informó que se producen en la entidad 380 mil botellas al año, 54 por ciento de vino tinto; 26 de blanco y 20 por ciento de rosado.

Dijo que el estado tiene actividad vitivinícola en Dolores Hidalgo, Guanajuato Capital, San Miguel de Allende, San Francisco del Rincón, Comonfort, San Felipe, San Luis de la Paz y Salvatierra.

La entidad , añadió, “cuenta con un total de 50 etiquetas comercializadas y 44 varietales de uva, de las que destacan: cabernet sauvignon, malbec, merlot, cabernet franc y syrah”.

En México, de acuerdo con la Sagarpa, se produjeron en 2017 cerca de 387 mil hectolitros de vino. El país cuenta con más de 32 mil hectáreas de viñedos,  con diversas variedades de uva destinadas a la producción de vinos tintos, blancos, rosados y espumosos.

Al año se obtienen un promedio de 65 mil toneladas de uva que provienen principalmente de los estados de Baja California, Zacatecas y Sonora.

Como parte del programa de Catando México, se llevarán a cabo dos cenas maridaje:

El viernes 23, con la participación del chef Alonso Dominguez del restaurante Nextia en San Miguel de Allende, Guanajuato, se ofrecerá un menú de cuatro tiempos maridando con cuatro casas productoras : Hacienda de Guadalupe (BC), Vinos Don Leo (Coahuila), Emevé (BC) y Henri Lurton (BC).

El sábado 24, una fusión de 2 chefs: Javier Hernández del restaurante Mestizo y Domingo Martínez del restaurante Amatxi, ofreciendo un menú de seis tiempos maridando con seis casas productoras: Vinos de la Reina (BC), Ojos Negros (BC), Villa Montefiori (BC), Relieve (BC), El Cielo (BC) y Don Leo (Coahuila).

Mexicanos pierden 16% de su ingreso por sobreprecios

Los hogares mexicanos pierden, en promedio, 16 de cada 100 pesos de su ingreso por los sobreprecios que genera el poder de mercado sobre bienes y servicios de consumo generalizado y de alta demanda, como tortilla de maíz, pan, pollo y huevo, carne de res, carnes procesadas, lácteos, frutas, verduras, bebidas no alcohólicas, medicamentos, transporte foráneo de pasajeros y materiales de construcción.

De acuerdo con el Estudio sobre el impacto que tiene el poder de mercado en el bienestar de los hogares, elaborado por el doctor Andrés Aradillas López, profesor asociado del Departamento de Economía de la Universidad Estatal de Pensilvania, este daño al poder adquisitivo afecta en mayor medida a las familias más pobres, pues la pérdida en su ingreso es de 31 por cada 100 pesos, cifra 4.4 veces mayor respecto a lo que pierden las familias con más recursos.

Asimismo, al comparar la pérdida relativa del bienestar por regiones del país, es clara la brecha entre el norte con respecto al sur. Así, el suroeste (Chiapas, Guerrero y Oaxaca) ve reducido su bienestar 47 por ciento más que el noroeste (Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Sinaloa y Sonora).

Para efectos del estudio, el poder de mercado se observa cuando una empresa puede subir precios y retener a sus clientes porque tiene pocos o ningún competidor.

En los productos analizados se encontró que existe un sobreprecio promedio de 98 por ciento, resultado del poder de mercado que prevalece en estos productos.

En estas categorías de gasto analizadas, las frutas son los productos con mayor sobreprecio, de 238 por ciento; el pan, 200; los materiales de construcción, 113, y los lácteos, 95 por ciento. Los de menor son bebidas no alcohólicas con 5 por ciento; medicamentos, 4 y carnes procesadas,  2 por ciento.

El trabajo, elaborado por el doctor Aradillas para la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), actualiza el estudio Evaluación de los efectos distributivos y espaciales de las empresas con poder de mercado en México, que en 2008 publicó el doctor Carlos Urzúa, en el que identificó los efectos regresivos que genera el poder de mercado entre los hogares y regiones de distintos niveles socioeconómicos. Puede ser consultado en la siguiente liga: https://www.cofece.mx/wp-content/uploads/2018/10/Libro-CPC-PoderyBienestar-ver4.pdf

Para estimar el impacto del poder de mercado en el bienestar se utilizaron series del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH 2014) y de los Censos Económicos del INEGI.

Claves para la resiliencia empresarial

¿Tu empresa es resiliente? En el mundo corporativo, la capacidad para hacer frente a una situación adversa es la diferencia entre permanecer o morir.

Lograr la resiliencia organizacional requiere de cuatro “ingredientes”: una sólida gestión de riesgo, trabajo en equipo, optimización de procesos y la adopción de nuevas ideas y tecnologías, dice Eduardo Muñoz, presidente para México y América Latina de BSI Group.

Ninguno de esos elementos, añade, se da de manera aislada. Su aplicación requiere disciplina y permite a empresas de todos los tamaños anticipar, prepararse, responder y adaptarse a los crecientes cambios e interrupciones súbitas, con el fin no sólo de sobrevivir, sino de prosperar.

Para que cada empresario se autoevalúe, BSI cuenta con el Índice de Resiliencia Organizacional en su página web. Se trata de una guía, explicó Muñoz, que reúne los hallazgos realizados en un estudio encargado por la empresa a la Escuela de Negocios de Cranfield, en el cual se evaluó el pensamiento administrativo de 1970 a la fecha.

Eduardo Muñoz, presidente para México y América Latina de BSI Group.

Este índice incluye 16 elementos clave, que se agrupan a su vez en cuatro categorías: liderazgo, gente, procesos y productos.

De acuerdo con Muñoz, dentro de la categoría de producto está lo que denomina “escaneo del horizonte” que es adelantarse al futuro para establecer estrategias.

Los tres elementos fundamentales que debe tener una empresa resiliente son:

  1.  Excelencia en productos y servicios. Valorar los mercados constantemente y examinar hasta qué punto sus productos alcanzan los requerimientos de los consumidores.
  2.  Calidad de procesos. Enfoque documentado y sistemático de cómo se maneja el negocio.
  3.  Cultura de la gente. Cómo se sienten los integrantes de la organización con su empleador.

La resiliencia organizacional, expone el presidente de BSI para México y América Latina, no tiene línea de llegada, es un proceso continuo. Es, añade, un estándar holístico para el cual no se extiende ningún certificado, pero que es la diferencia entre la permanencia y la desaparición de una empresa.

BSI es una organización británica fundada en 1901 y creadora de la norma ISO. De acuerdo con Muñoz, de cada diez normas, su empresa tiene que ver con ocho. Sus estándares alcanzan diversos sectores, desde tecnología, industria farmacéutica, hasta aeroespacial.

Con 812 mil clientes anuales, produce cada año cien mil certificaciones.

 

Amealco, un Pueblo Mágico con alma indígena

Nada más justo que el nombre de Amealco. En náhuatl significa “lugar donde brota el agua de las rocas”. Y así es, pues conforme el viajero se interna en este municipio queretano, encuentra a los costados de la carretera innumerables espejos de agua, que la mano del hombre ha agrandado hasta convertirlos en pequeñas lagunas.

Se dice que esta población es una de las más antiguas del estado, pues fue fundada en 1538. En la época porfirista destacó por su gran producción y exportación de maderas preciosas, que le hicieron ganar reconocimientos en el extranjero y le dejaron amplias zonas deforestadas.

Localizado al sur del estado, se ubica en un importante cruce de caminos, que llevan a San Juan del Río, Estado de México y Michoacán.

Para el turista resulta atractivo caminar por su jardín principal, construido en desniveles, y admirar el templo de la Purísima Concepción, de estilo neoclásico, construido a finales del siglo XIX. Ahí artesanos otomís ofrecen sus mercancías, plenas de color y belleza. Destacan las muñecas, que surgen de la tradición de las mujeres de este poblado, de regalar a sus hijas juguetes de tela con remiendos y pedazos sobrantes.

A unos pasos está la Casa de la Cultura, en la que se exhiben los colmillos de un mamut encontrados en 2005 en la comunidad de la Piedad. Por eso a esta zona le han llamado “tierra de gigantes.

Los martes Amealco de Bonfil es muy visitado porque en algunas comunidades las casas se convierten en restaurantes campiranos, donde ofrecen mole de guajolote y de pollo, con tortillas hechas a mano y frijoles en ollas de barro.

A finales de abril y principios de mayo es la fiesta del pueblo, durante la cual hay exposiciones gastronómicas, ganaderas, artesanales y artísticas.

Este año se celebró el 480 aniversario de la fundación y las primeras 30 ferias del municipio.

LA PORFIRIANA

Sobre la calle de Matamoros, en el centro de Amealco, destaca la tienda La Porfiriana, propiedad de Jesús Zepeda Morales, donde las principales mercancías son artículos de charrería y arreos para caballos.

Este local fue antes tienda de abarrotes con panadería y más adelante cantina.

“Nací en esta casa, toda mi vida he estado en Amealco. Soy maestro de profesión y hace 25 años, cuando me pensioné, puse esta tienda porque me considero ranchero y sé de caballos.”

Con proveedores de León e Irapuato, así como de Veracruz, Ocotlán -Jalisco- y Rincón de Romo, Aguascalientes, la tienda luce abarrotada de mercancía.

La mejor época de venta es de octubre a diciembre. “Vendo implementos de tracción animal, collares para los caballos de tiro, palotes, balancines, boleas, herramientas para la preparación de la tierra, los barbechos, siembras y demás detalles, dice Jesús Zepeda.

La tienda es regional. “Se sostiene gracias a la afluencia de compradores de los municipios vecinos. Amealco se encuentra situado al sur del estado de Querétaro, colinda con el Estado de México, con Michoacán, con Guanajuato y es como un punto estratégico para esos lugares.

SAN ILDEFONSO

Amealco de Bonfil es uno de los municipios queretanos con mayor presencia indígena, principalmente en sus comunidades de San Ildefonso Tultepec y Santiago Mexquititlán, donde aún conservan su lengua y vestimenta tradicional.

En San Ildefonso se puede visitar los talleres de alfareros, en los que fabrican todo tipo de piezas decorativas con gran destreza artística.

Al pie de la carretera ofrecen sus mercancías y también invitan a los turistas a conocer el proceso de elaboración.

HOTEL LA MURALLA

La cadena Misión opera en el municipio el hotel temático La Muralla, ambientado en la época revolucionaria.

El inmueble que lo alberga fue propiedad de hacendados franceses en tiempos de Porfirio Díaz. Con la revolución, se convirtió en cuartel y más tarde en hospital, escuela y zona de viviendas precarias, hasta que el entonces gobernador Rafael Camacho Guzmán decidió transformarlo en hotel.

Sin embargo, terminó por ser utilizado sólo para las fiestas privadas de los gobernantes en turno y representar un muy mal negocio para la administración estatal, por lo que decidieron venderlo a la iniciativa privada.

La cadena Misión lo adquirió y en 1998 creó la Muralla, que hoy en día es un importante generador de empleo para la gente de las comunidades cercanas.

NOMBRAMIENTO

Este 11 de octubre, Amealco recibió el nombramiento de Pueblo Mágico por parte de la Secretaría de Turismo federal, con lo que se suma a los otros cinco que ya tiene el estado de Querétaro: Bernal, Cadereyta, San Joaquín, Jalpan y Tequisquiapan.

El municipio es cuna y casa de Donxu y Lele, los dos estilos de la muñeca artesanal de Amealco confeccionada por manos indígenas, que actualmente es oficialmente Patrimonio Cultural del Estado de Querétaro. Son casi cinco mil personas, principalmente mujeres, las encargadas de su elaboración en más de 300 talleres. El Museo de la Muñeca Artesanal es primero en su tipo en el país.

Amealco recibe más de 45 mil turistas al año con una derrama económica estimada de 199 millones de pesos. Hay una ruta de viejas haciendas como La Torre, Galindillo, Hacienda Blanca y El Batán. Y hasta el momento cuenta con 11 hoteles que representan un total de 282 habitaciones.

México tiene 10 nuevos Pueblos Mágicos

Aquismón, nuevo Pueblo Mágico de San Luis Potosí.

Aquismón, nuevo Pueblo Mágico de San Luis Potosí. Foto: Ayuntamiento de Aquismón.

La Secretaría de Turismo (Sectur)  otorgó el  nombramiento de ‘Pueblo Mágico’ a diez localidades de diferentes regiones de México, que se suman a las 111 que ya ostentan este distintivo.

Durante la inauguración de la quinta Feria Nacional de Pueblos Mágicos, en Morelia, Michoacán, el secretario de Turismo, Miguel de la Madrid hizo entrega de los nombramientos y dijo que desde 2001, en que fue creado el programa, éste se ha convertido en un pilar fundamental de la oferta turística y ha sido motor de crecimiento económico, de desarrollo local y regional.

Los diez nuevos Pueblos Mágicos son:

  • Tlaquepaque, Jalisco
  • Comonfort, Guanajuato
  • Melchor Múzquiz, Coahuila
  • Guadalupe, Zacatecas
  • Compostela, Nayarit
  • Zimapán, Hidalgo
  • Nombre de Dios, Durango
  • Amealco de Bonfil, Querétaro
  • Aquismón, San Luis Potosí
  • Bustamante, Nuevo León.

El titular de turismo dijo que en la actualidad los Pueblos Mágicos son sinónimo de innovación turística y también de plena colaboración. En esta administración, dijo, se realizaron dos convocatorias que evaluaron 159 localidades en ambos procesos, y se invirtieron más de tres mil 400 millones de pesos en conjunto con estados y municipios para proyectos como cableado subterráneo, mejoramiento de imagen urbana, mercados y señalización turística.

También se creó la Feria Nacional de Pueblos Mágicos y se realizó la declaratoria de los Pueblos Mágicos como marca famosa por parte del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI). 

¿Quieres emprender? No es tan fácil, pero ya que insistes…

Mucho se dice que el emprendimiento es increíble. Y lo es, pero poco se habla de cómo se vive en la realidad.

Vieri Figallo, CEO de No Format Agency, empresa creada por él mismo hace diez años, nos comparte 5 aspectos del emprendedurismo que él ha experimentado y que todo emprendedor debe saber. Sin embargo, aclara, “debes estar preparado para todo porque de la noche a la mañana todo cambia. Impulsar un negocio y mantenerlo es complicado, mas no imposible”.

La primera limitante es el dinero. Es ahí cuando tu cerebro no puede limitarse, tienes que hacer más con menos. Al formar un equipo, el último que come eres tú. Si bien, he leído libros de finanzas que dicen que el dueño debe ser el primero en cobrar, en la práctica no es así.

Entre más creces tu rentabilidad baja. Si hablamos de rentabilidad, para mí el quinto año fue maravilloso. Un costo operativo bajo y con buenas rachas de cuentas ganadas. Sin embargo, cuando una empresa crece, debes invertir en más infraestructura, en subir sueldos, en más gente, en más equipo y en más recursos en general.

Buscar oportunidades de negocio todos los días. El -rush- del día a día es agotador. No terminas de pagar una quincena cuando ya estás entrando a otra. Además, las cuentas por pagar son interminables y las entradas de dinero no son tan rápidas, así que debes buscar oportunidades de negocio a diario y a la vez encargarte de todo, desde si una computadora dejó de prender hasta lidiar con un cliente que no te quiere pagar.

Batallar con el ego. El error de muchos emprendedores es el ego o el miedo a trabajar con gente más experimentada, pero el camino al éxito es ser humilde y estar abierto a muchos cambios; crecer duele y duele un montón. Siempre hay que escuchar, no imponer. Hoy en la agencia hay gente muy talentosa, gente de la que aprendo todos los días, y les pido su opinión para tomar una decisión, sobre todo en temas que no domino.

 Lidiar con los clientes. En este camino te toparás con clientes que te dejan hacer tu trabajo y con los que harás buena mancuerna, pero también con clientes complicados. El resultado de tu empresa es cómo reaccionas a esto. En cómo manejar a un cliente enojado, la forma en cómo le das seguimiento a tu cobranza, o incluso a un conflicto interno con tu equipo de trabajo. Al emprender no sólo diriges un negocio o administras dinero sino estados de ánimo.

Vieri Figallo, luego de ser despedido como trainee en una agencia de publicidad, inició su propio emprendimiento hace 10 años. Empezó diseñando e imprimiendo tarjetas de presentación, y hoy su empresa, Figallo / No Format Agency,   está conformada por 25 personas. Entre sus clientes destacan Doritos, Funeral Pet, Avon, Playboy Condoms, Danesa 33, Atún Dolores, BIVA, Hublot, Remington, entre otros.

Buscar “ser el mejor”, clave del éxito en Tresguerras: Leopoldo Almanza

Huérfano desde niño, a los 14 años empezó a trabajar en la empresa de autotransporte celayense de la que se volvió líder

CELAYA, Gto.- Con 92 años, y más de 70 dedicados al sector autotransporte, Leopoldo Almanza dice que su éxito al frente de la empresa Tresguerras se debe a que siempre mantuvo una idea fija: “ser el mejor”.

Huérfano desde niño, a los 14 inició de aprendiz con su tío en un camión de carga. Con sólo la primaria y una carrera de taquimecanografía, “se me metió en la cabeza que había que superar todas las vicisitudes de la vida”, expresa.

De su tío, comenta, no aprendió nada. “Lo que hice fue no hacerle caso. Mi tío me decía que no servía yo para nada y me entró el orgullo. Después fui presidente en la cooperativa y más tarde, con la aprobación de los socios, la transformé en sociedad anónima de capital variable. Hasta eso, me tocó a mí liquidar a mi tío, porque él ya no quiso seguir.”

Jorge Almanza Mosqueda, su hijo y actual director de Tresguerras, comenta:

“Mi padre trabajaba de chofer y luego se hizo socio de la cooperativa. Como vieron que era muy listo, muy arrojado, el resto de los socios le pidió que se hiciera cargo de la cooperativa, fue presidente, secretario, tesorero presidente del consejo de vigilancia y luego se regresó a su camión, pero después de algunos años volvió a ser presidente de la cooperativa.”

Leopoldo Almanza.

Leopoldo Almanza.

Leopoldo Almanza Vera, ‘Don Polo’ como lo conocen en el negocio, se dio cuenta que Tresguerras, como cooperativa, no tenía mucho futuro porque bajo esa figura no podían acceder a crédito, además de que era obligatorio hacer socios a todos los trabajadores. Y así fue como en 1968 la convirtió en una sociedad anónima.

Fue un cambio trascendental para la empresa celayense, que hoy en día, a sus 83 años, se ostenta como la más grande en su tipo en México.

La época en que ‘Don Polo’ lideró la empresa era la de un México muy distinto. Tresguerras nació como una pequeñísima compañía regional que daba servicio de Celaya a Salvatierra y Acámbaro. Más adelante, como sociedad anónima cubría la ruta México-Ciudad Juárez. A partir de 1989, con la liberación del autotransporte, pudo ir a todo el país.

“Otras empresas lo intentaron, pero no lo hicieron bien”, comenta su hijo, Jorge Almanza director general de la empresa desde 1992. “Nosotros consideramos que para poder ir a todo el país teníamos que asegurar primero que el mismo servicio que le estábamos dando a nuestros clientes en la ruta México-Ciudad Juárez se tenía que garantizar a Mérida, a Tijuana o a donde fuera. Primero preparamos eso, garantizar el servicio y después nos lanzamos a abrir más sucursales, ahora tenemos 120 bodegas en todo el país, somos la empresa de paquetería más grande de México.”

Para ‘Don Polo’, que se movió en sus años de chofer en un Fargo modelo 47-48, la clave para ser competitivo es “tener mucha seriedad; trabajar para ganar clientes, porque han surgido muchas empresas, pero hay que ser el mejor”.

-¿Cómo imagina a futuro sus empresas?

-Nada más me imagino que hay que seguir trabajando.

Casado a los 23 años, Leopoldo Almanza y su esposa tienen nueve hijos, que en distinta forma están involucrados tanto en Tresguerras como en Almu, una empresa familiar dedicada al transporte de petroquímicos.

Jorge Almanza aprendió de su padre grandes lecciones. Pero no con palabras sino con hechos. “¿Sabe qué me decía cuando yo llegué a trabajar con él? Nada. Me puso en una silla junto a su escritorio y yo lo único que hacía era verlo; verlo cómo trataba a las personas, cómo tomaba las decisiones, cómo trabajaba, y esos fueron los principios que yo aprendi de él viéndolo trabajar.”

Como gente dedicada al autotransporte, sabe que si se emprende un viaje largo, no hay manera de abreviarlo. Hay que ser perseverante, paciente y no esperar resultados tan rápido.

Lo dice de esta forma Leopoldo Almanza: “El transporte es como la agricultura, tiene ciclos muy buenos y otros que no se dan, el chiste es aguantar.”

Todo lo que debes saber de la nueva verificación vehicular

El próximo 2 de julio se reanuda la verificación vehicular en la Ciudad de México, donde los verificentros dispondrán de modernos equipos para la medición de emisiones contaminantes y partículas ultrafinas, dinamómetros e instrumentos para realizar las pruebas, e incluso revisarán llantas y frenos.

Durante el primer semestre de 2018 se suspendió la verificación de automotores en la Ciudad de México a fin de modernizar su proceso de revisión. Pero ¿y ahora?  Nuestros amigos de la app Auto Chilango, que ayuda a conductores a gestiones relacionadas con sus vehículos, nos comparten información valiosa.Lo que debes saber

  • ¿Cuándo se reactiva la verificación en la CDMX?

El próximo 2 de julio se reactiva tras 6 meses de suspensión para la modernización de equipos e instrumentos.

  • ¿A quiénes les corresponde verificar?

Todos los vehículos automotores matriculados de la Ciudad de México, con excepción de motocicletas, vehículos eléctricos e híbridos, vehículos con matrícula de auto antiguo y/o clásico, automotores con matrícula de demostración y/o traslado, mismos que podrán circular todos los días. Asimismo, los autos con placas de discapacitados podrán exentar este trámite, siempre y cuando tramiten el permiso correspondiente.

  • ¿Aumentó el costo?

Se mantiene sin cambios  en 497 pesos.

  • ¿En qué cambia el proceso?

Además de la medición de  contaminantes criterio: Hidrocarburos (HC), Monóxido de Carbono (CO), Dióxido de Carbono (CO2), Óxidos de Nitrógeno (NOx), se medirá la emisión de partículas finas y las condiciones físico-mecánicas de los automóviles como parte del proceso de verificación.

  • ¿Será motivo de rechazo las condiciones mecánicas del vehículo?

Si bien estos factores serán tomados en cuenta durante la verificación, no serán usados para rechazar automóviles, sino para aprovecharse en estadísticas que permitan conocer más a detalle la calidad del grueso de los vehículos que circulan por las calles de la ciudad.

  • ¿Se modificó el calendario de verificación?

No, permanece sin modificaciones.

  • ¿Será más tardado el proceso?

No, ya que los verificentros ahora contarán con cámaras de video vigilancia, casetas para la recepción de los vehículos y algunos ofrecerán hasta siete líneas de atención. Con esta nueva infraestructura, cada automovilista tardará un promedio de 22 minutos a partir de que entregue sus documentos para revisión.

  • ¿Qué trámites y documentos se requieren?

Tarjeta de circulación vigente y comprobante de verificación del periodo anterior. Asimismo, es necesario estar al corriente en multas y tenencias.

¿Eres un ‘Godínez’ y te sientes atrapado y sin salida?

Debajo del tono humorístico que se da a la existencia ‘Godínez’, hay una generación que no está 100 por ciento satisfecha con el desarrollo profesional que ha logrado

PERLA OROPEZA / EL FINANCIERO

¿Eres un ‘Godínez’ y te sientes atrapado y sin salida? No eres el único.

El trabajo de oficina, que hace 30 años era considerado gratificante y daba cierto estatus social, es hoy en día poco satisfactorio para las generaciones en ascenso profesional que están entre los 20 y 45 años.

Cumplir con un horario, tener un jefe, estar dentro de una estructura laboral, recibir un pago quincenal o semanal, entre otros aspectos, se contrapone con los ideales económicos de una generación que hoy opta por el emprendimiento, por ser su propio jefe o colaborar como freelancer.

Liliana Gerardo Rodríguez, coach de vida, ejecutivo, multidimensional y sistémico, habla en entrevista de la llamada subcultura ‘Godínez’, en la que chocan dos visiones respecto al desarrollo profesional.

“La subcultura ‘Godínez’ no tiene que ver con un rol o con un puesto en una organización, sino con el hábito profesional laboral y el tipo de relaciones humanas que se dan dentro de una oficina.”

El horario de trabajo y de comida, el lunch, los ‘topers’, el día de pago, el medio de transporte, son algunos de los temas cotidianos y que forman parte de la cultura popular. Sin embargo, debajo del tono humorístico que se da a la existencia ‘Godínez’, “hay una generación que no está 100 por ciento satisfecha con el desarrollo profesional que ha logrado”.

Hace tres décadas estar en una oficina, tener un trabajo y un salario seguros, no era motivo de burla y hoy se hacen miles de chistes sobre el tema. Sin embargo, aclara, no es que sea un trabajo mediocre. La insatisfacción personal de los ‘Godínez’ ocurre porque en esta época ha cambiado el concepto de éxito.

Antes el éxito podía ser concebido como: vas a la escuela, tienes una carrera técnica, te contratan en una empresa y tienes un trabajo seguro. Ahora no. Las generaciones nuevas ponderan cosas como la creatividad, la realización, el propósito de vida, muy en el ámbito de la innovación, del emprendimiento. Más que mediocre se considera insuficiente para la satisfacción profesional o el potencial humano.

“Tiene que ver con una transición generacional acerca de la concepción laboral, económica y del éxito” comenta.

Los millennials están atrapados entre ese deber ser que les enseñaron sus padres y la generación que los precede, que no tiene los mismos parámetros de realización personal y ya ni siquiera considera importante ir a la universidad o tener un posgrado, cuando para sus antecesores eso significaba ascenso social y económico.

Liliana Gerardo considera que los ‘Godínez’ de la generación millennial deben encontrar espacios de autorrealización tanto personal como profesional para cerrar la brecha de la insatisfacción. “Porque además están en una etapa productiva cumbre y les quedan muchos años por delante. Las estructuras laborales deberían sensibilizarse respecto a la crisis generacional que está viviendo la gente más productiva en este momento.” Para empezar, dice, deberían medir el desempeño no sólo por tiempo, sino por resultados.

Aclara que en la industria es diferente, porque aunque tienen horarios y comparten comida y espacio laboral, no hay esta subcultura ‘Godínez’

“Justamente por la actividad que tiene la gente, porque gran parte de esta caracterización tiene que ver con la poca actividad o el poco movimiento, con el trabajo de cubículo, por ejemplo; te lleva además a una vida sedentaria, a la automatización de las labores. En las industrias, donde la gente está mucho más activa, se observa mucho menos.”

Incluso, añade, hay más satisfacción aunque sea menor el salario de las oficinas. “Y ahí es donde vemos que el éxito y el nivel de satisfacción no necesariamente tiene que ver con el salario, sino con la autorrealización de las personas. En un rango operativamente bajo, la actividad y la convivencia les brinda una satisfacción que no les brindaría un trabajo de cubículo frente a una computadora o un teléfono.”