Monthly Archives: abril 2017

Jaime Ibiza arranca plan de expansión en el país

Busca abrir franquicias en ciudades mayores  de 500 mil habitantes. Abre su primera boutique en Fashion Drive, en San Pedro Nuevo León, con una inversión de 1.7 millones de pesos.

Perla Oropeza / EL FINANCIERO

El diseñador tapatío Jaime Ibiza busca llevar sus bolsas y accesorios a todo el país con la apertura de tiendas boutique bajo el modelo de franquicia.

Para empezar, tiene previsto instalar tres sucursales, la primera de las cuales se inaugurará en junio próximo en el complejo comercial Fashion Drive en San Pedro, Nuevo León.

En entrevista, expone que su objetivo es llegar a ciudades de más de 500 mil habitantes. “Sabemos que es un proceso largo y lento”, comenta, pero confía en su ventaja competitiva como tercera generación de artesanos marroquineros para darle continuidad a su legado.

En su planta ubicada en Zapopan, Jalisco, Grupo Ibiza fabrica 20 mil piezas al mes, entre bolsas, maletas, carteras, cosmetiqueras, cinturones y otros artículos, que son comercializados en más de cien tiendas Liverpool y alrededor de 500 distribuidores multimarca en todo el país, así como en corners de tiendas departamentales instaladas en Puerto Vallarta, Tijuana, Mexicali y Tuxla Gutiérrez.

La oferta de franquicia, añade el diseñador, está totalmente preparada y enfocada en empresarios que tengan “expertise en el tema del retail“.

“El plan de inversión es de entre un millón y un millón 500 mil pesos, dependiendo de la ubicación del local. Estamos pretendiendo recuperar nuestras corridas en un año y medio a dos años, que es un tiempo muy razonable dentro del mercado. No hay pago de regalías, es un socio que se dedica a comercializar en exclusiva los productos de la firma y a gozar de todos los beneficios de poder explotar la marca”, expone.

Jaime Ibiza comenta que hace tres años, cuando empezó a vender sus productos en Liverpool, era la marca número 38 de 65 por su desempeño, y ahora ocupa el sexto sitio.

Para la apertura de una franquicia es necesario un inventario de 350 mil pesos. El local debe tener de 60 a cien metros cuadrados. Los ingresos previstos para una boutique son de 400 mil a 800 mil pesos mensuales, una vez superada la curva de aprendizaje. El ticket promedio en una de estas tiendas sería de alrededor de dos mil 300 pesos.

Los productos son fabricados con pieles sintéticas adquiridas en países asiáticos y en Italia y están enfocados en la mujer “dinámica”; el bolso es visto como un organizador, con asa adicional para usarla como crossbody y tener manos  libres. “Estos temas de comodidad, de organización, son los que consideramos al diseñar.”

En la boutique de Fashion Drive, que significa una inversión de 1.7 millones de pesos y se ubica en 60 metros cuadrados, no sólo ofrecerá todas sus colecciones de bolsas y accesorios, sino que arrancará con la venta de joyería bajo la marca Stitch.

“Esa palabra quiere decir costura o pespunte; es el símbolo de la firma. Si lo observas, son dos ochos engarzados, el ocho es el número de la prosperidad y abundancia en la cultura asiática; al lado hay dos infinitos y un signo de más para sumar en nuestras vidas. Esta filosofía con la que venimos trabajando es la esencia de nuestra colección de joyas y de todo”.

Impulsan apoyos para el vino 100% mexicano

La Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) presentó en el Senado de la República la iniciativa de Ley General de Fomento a la Industria Vitivinícola, con la cual se busca apoyar el crecimiento de las empresas mexicanas del sector.

La propuesta, dijo el gobernador de Baja California, Francisco Vega, “no  es una ocurrencia, sino producto de la gran necesidad que tenemos en México de fortalecer a los vinos nacionales”.  El objetivo es fomentar al vino mexicano, entendido como el producido 100 por ciento en territorio nacional, con uvas plantadas,  cultivadas y cosechadas en el país, y cuyo proceso de fermentado y envasado también son realizados dentro de las fronteras mexicanas.

El proyecto, que fue presentado ante la Comisión de Comercio y Fomento Industrial, es resultado del trabajo realizado a través de las mesas de análisis que se efectuaron desde mayo del 2016 en los estados de Baja California, Guanajuato, Nuevo León y Coahuila, entidades que representan alrededor de 92% de la producción vitivinícola nacional.

La iniciativa propone incentivos directos a los productores y la creación de una Comisión Nacional de Fomento a la Industria Vitivinícola que dependerá de la Sagarpa y de la Secretaría de Economía, con la finalidad de tener un órgano de consulta por parte de los gobiernos en el diseño de políticas públicas y que será un promotor de las certificaciones que se otorguen por las instancias correspondientes para asegurar la calidad del vino mexicano y la clasificación en las varietales que integran cada botella.

En la actualidad el consumo percápita de vino es de 750 mililitros y el mercado mexicano ha mantenido en la última década un crecimiento anual de entre 8 y 12 por ciento,  que se busca sea aprovechado por productores nacionales y no extranjeros. Hoy en día el 70 por ciento de los vinos comercializados en México son de importación.

La industria vitivinícola genera en el país alrededor de siete mil empleos directos e indirectos y se prevé que con una ley como la propuesta las empresas mexicanas podrían incrementar de manera importante ese número.

En total 11 estados son productores de uva: Guanajuato, Baja California, Coahuila, Querétaro, Chihuahua, Aguascalientes, Zacatecas, San Luis Potosí, Puebla, Sonora y Nuevo León, que en su conjunto integran 5 mil hectáreas al cultivo de uva.